Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 88. Núm. 5.Mayo 2018
Páginas 237-298
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 88. Núm. 5.Mayo 2018
Páginas 237-298
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2018.02.015
Conflictos de intereses de los editores
Conflicts of interests of the editors
Visitas
399
Corsino Rey
Autor para correspondencia
crey@uniovi.es
corsinoeditor@gmail.com

Autor para correspondencia.
, en representacion del equipo editorial de la revista Anales de Pediatria
Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo, Asturias, España
Contenido relaccionado
An Pediatr (Barc) 2018;88:295-610.1016/j.anpedi.2018.02.001
Rafael Dal-Ré
Este artículo ha recibido
399
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Situaciones en las que los editores de Anales de Pediatría delegan en el proceso editorial de un manuscrito
Texto Completo

Rafael Dal-Re1 concluye en la carta publicada en este número que todos los equipos editoriales de las revistas deberían declarar sus conflictos de intereses (CI). El equipo editorial de Anales de Pediatría agradece la sugerencia, y obra en consecuencia declarando sus CI. Es evidente que los editores deben actuar libres de presiones que influencien sus decisiones, pero la realidad es que resulta muy difícil asegurar esta libertad. En los últimos años se han publicado diversos artículos2–4 con opiniones no siempre coincidentes sobre la mejor forma de controlar la independencia del proceso editorial. La mayoría de artículos tal como se manifiesta en la carta de Dal-Re1 hacen exclusiva mención a los CI financieros relacionados con la industria médica. Sin embargo, el Equipo Editorial de Anales de Pediatría alerta que existen otros tipos de CI, no despreciables, como los académicos, profesionales o incluso personales, que resultan más difíciles de valorar. Todos ellos pueden contribuir a que un autor, un revisor o un editor ofrezcan una visión sesgada de un tema a los lectores de las revistas médicas. Por otro lado, los CI son juzgados, la mayor parte de las veces, de una manera arbitraria. Su declaración no es necesariamente sinónimo de transparencia, así como una larga lista de relaciones con agentes externos, como las compañías farmacéuticas, no significa necesariamente que exista un juicio sesgado. Lo que parece evidente es que, si los editores de las revistas exigen a los autores la declaración de CI, ellos mismos deben dar ejemplo realizando dicha declaración. Además, puede resultar aconsejable que los editores hagan públicos los criterios que siguen para decidir apartarse de la toma de decisiones respecto a un manuscrito específico4. De esta forma, queda explícito de alguna forma el campo de los CI académicos, profesionales o personales (tabla 1).

Tabla 1.

Situaciones en las que los editores de Anales de Pediatría delegan en el proceso editorial de un manuscrito

Es autor de un manuscrito enviado a la revista 
Colabora en un proyecto de investigación relacionado con el artículo 
Ejerce su actividad profesional en la misma institución que alguno de los autores 
El editor considera que sus decisiones pueden no ser objetivas por motivos financieros, intelectuales o personales 
En situaciones dudosas, o cuando varios editores pueden tener conflictos de intereses, el equipo editorial analiza el manuscrito y decide qué editor es el más adecuado para el proceso editorial 

Los editores de Anales de Pediatría no perciben remuneración económica ni de la editorial Elsevier, ni de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Aunque esta postura podría ser objeto de discusión nuestro planteamiento, siguiendo al del equipo editorial anterior, ha sido el de tratar de lograr la máxima independencia en la toma de decisiones. Los editores y la propia AEP consideran irrenunciable que la revista siga siendo gratuita para los socios, lo que implica la búsqueda obligada de financiación para la misma por parte de la propia AEP; pero asegurando la independencia editorial sin conflicto de intereses con ninguna empresa.

En resumen, somos conscientes de que los lectores y los autores de los manuscritos nos exigen la toma de decisiones sin otro criterio que no sea el científico y el de la búsqueda de impacto positivo sobre los pacientes pediátricos. No resulta fácil asegurar la ausencia absoluta de sesgos. El artículo de Dal-Re1 nos ha permitido reflexionar públicamente y hacer explícitos nuestros criterios de comportamiento en este tema de tanta actualidad.

Anexo
Autores del artículo

Editor jefe: Corsino Rey

Editores asociados: Laia Alsina, Montserrat Antón, Alfredo Cano y Gonzalo Solís

Bibliografía
[1]
R. Dal-Re
Las revistas de alto impacto de pediatría entre bambalinas
An Pediatr (Barc), 88 (2018), pp. 295-296
[2]
R. Steinbrook,J.P. Kassirer,M. Angell
Justifying conflicts of interest in medical journals: A very bad idea
BMJ, 350 (2015), pp. h2942
[3]
L. Rosenbaum
Conflicts of interest: Part 1: Reconnecting the dots-reinterpreting industry-physician relations
N Engl J Med, 372 (2015), pp. 1860-1864 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMms1502493
[4]
J.D. Gottlieb,N.M. Bressler
How should journals handle the conflict of interest of their editors? Who Watches the “Watchers”?
JAMA, 317 (2017), pp. 1757-1758 http://dx.doi.org/10.1001/jama.2017.2207

En el anexo se relacionan los nombres de todos los autores del artículo.

Copyright © 2018. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?