Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 69. Núm. 5.
Páginas 442-445 (Noviembre 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
6329
Vol. 69. Núm. 5.
Páginas 442-445 (Noviembre 2008)
ORIGINALES BREVES
DOI: 10.1157/13128000
Acceso a texto completo
Evolución en imagen de la trombosis venosa renal en el recién nacido
Evolution of imaging in renal vein thrombosis in the newborn
Visitas
6329
F. Basterrechea Iriartea, I. Sota Busselob, A. Nogués Péreza
Autor para correspondencia
anoguesmd@gmail.com

Dr. A. Nogués Pérez. Sección de Radiología Infantil. Hospital Donostia. Avda. Dr. Beguiristain, s/n. 20014 San Sebastián. España.
Servicios de a Radiodiagnóstico y bPediatría. Hospital Donostia. San Sebastián. Guipúzcoa. España
Este artículo ha recibido
6329
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos

Presentamos el caso de un recién nacido con trombosis venosa renal, con buena evolución clínica y radiológica. Se describen los hallazgos patológicos obtenidos por diferentes técnicas de imagen. La ecografía Doppler es el método de exploración de elección y, aunque con la resonancia magnética se consiguen buenas imágenes diagnósticas, debe quedar reservada para aquellos casos en los que los hallazgos de la ecografía Doppler no fueran concluyentes.

Palabras clave:
Recién nacido
Trombosis venosa renal
Ecografía Doppler
Resonancia magnética

We present a newborn patient with renal vein thrombosis with a good clinical and radiological evolution, describing the pathological features obtained by several imaging tools. Doppler ultrasound is the imaging method of choice, even although magnetic resonance gives excellent diagnostic findings it should be reserved for those cases where the Doppler findings are inconclusive.

Key words:
Newborn
Renal vein thrombosis
Doppler ultrasound
Magnetic resonance
Texto completo
INTRODUCCIÓN

La trombosis venosa renal (TVR) es, en la actualidad, una enfermedad infrecuente, que afecta preferentemente a recién nacidos y que posee conocidos factores predisponentes1. Suele presentarse como una masa abdominal palpable, con hematuria y alteración de la función renal. El tratamiento es conservador; algunos autores defienden un mejor pronóstico con la utilización de tratamiento anticoagulante en las primeras fases.

El diagnóstico se realiza por ecografía Doppler2, ya que se trata de la mejor y la más rápida manera de llevar a cabo el estudio dinámico de cualquier flujo.

El motivo de nuestra presentación es describir los hallazgos ecográficos tanto en ecografía bidimensional como en ecografía Doppler, así como el análisis de otros métodos de diagnóstico alternativos, como la resonancia magnética (RM).

CASO CLÍNICO

Se trata de un recién nacido varón ingresado en nuestro hospital procedente de la maternidad, en las primeras 24h de vida, tras habérsele palpado una masa en el flanco izquierdo. La madre presentaba diabetes como único antecedente de interés. El embarazo transcurrió sin complicaciones y el parto se produjo por vía vaginal en la semana 39 + 2 de gestación.

En la exploración física se observaba un recién nacido de aspecto macrosómico; Apgar 8/10; peso: 3 820g; talla: 52cm; presión arterial 83/61mmHg, con ictericia y masa renal izquierda palpable; el resto de la exploración física fue normal. En la analítica realizada al ingreso destaca una hiperbilirrubinemia de 13,6mg/dl de predominio indirecto, trombopenia 38.000/μl, labstix: hematuria +++, proteinuria 500mg/dl, creatinina 0,88mg/dl. El estudio de coagulación fue normal (international normalized ratio [INR]: 1,33; tiempo de protrombina [IPT]: 68%; ratio del tiempo parcial de tromboplastina activada [RTTPA]: 1,15”; tiempo de tromboplastina parcial activada [TTPA]: 34”; antitrombina III: 68,8%; proteína S: 67%).

En la ecografía abdominal realizada al ingreso se observó un riñón izquierdo aumentado de tamaño, en el que llamaban la atención pequeñas áreas ecogénicas en la unión corticomedular, así como una mala definición de las pirámides renales. En el área suprarrenal izquierda se apreciaba una colección líquida de 42 × 25mm de tamaño, que afectaba a la porción medular de la glándula, compatible con hemorragia suprarrenal (fig. 1). En la ecografía Doppler pulsada y en color se evidenció la ausencia total de flujo en la vena renal izquierda (fig. 2). No se pudo valorar la vena cava en esta confluencia anatómica por la existencia de artefactos.

Figura 1.

Ecografía abdominal longitudinal. Riñón izquierdo aumentado de tamaño y con la presencia de bandas lineales hiperecogénicas en la unión corticomedular (flechas blancas). Masa quística en suprarrenal izquierda (HS).

(0,11MB).
Figura 2.

Ecografía Doppler en color. Se evidencia un vaso único en el hilio renal que corresponde a la arteria renal izquierda (ARI).

(0,13MB).

Se completó el estudio con la realización de hemocultivo, urocultivo y marcadores tumorales, todos ellos normales.

En la RM realizada 2 días después del ingreso, con el fin de valorar el territorio de la vena cava se observaba una masa suprarrenal izquierda de señal intermedia en T1 y levemente hiperintensa en T2, bien delimitada, que presentaba un halo periférico lineal hiperintenso en T1 y de baja señal en T2, y que no captaba contraste. Estos hallazgos concordaban con la existencia de una hemorragia suprarrenal izquierda en fase subaguda precoz. El riñón izquierdo estaba aumentado de tamaño, edematoso y con retraso tanto en la fase de captación como en la excretora. El riñón derecho era normal. Se observaba la ausencia de señal en la vena renal izquierda, que continuaba por la luz de la vena cava inferior sin afectarla por completo, lo que concordaba con una trombosis total de la vena renal izquierda y parcial de la vena cava inferior (fig. 3).

Figura 3.

Angio-RM coronal en T2. Se observa ausencia de señal en la vena renal izquierda (que se extiende hasta la vena cava inferior, VCI) (flechas blancas). Hemorragia en suprarrenal izquierda (HS).

(0,07MB).

En la gammagrafía funcional renal realizada a los 5 días se objetivaron una hipocaptación moderada y una disminución de tamaño del riñón izquierdo, con un riñón derecho normal.

Una vez establecido el diagnóstico de trombosis de vena renal izquierda, de vena cava inferior y hemorragia suprarrenal izquierda, se decidió llevar a cabo un tratamiento conservador (sueroterapia, antibioterapia e inicio de alimentación oral) dada la buena situación clínica del paciente, que presentaba cifras de presión arterial y función renal dentro de los límites de la normalidad. La evolución posterior fue favorable.

Se realizaron controles ecográficos Doppler pulsado y color (a los 8 y a los 14 días) observándose una disminución de la colección suprarrenal izquierda, un riñón izquierdo de tamaño normal y unas venas cavas inferior y renal izquierda repermeabilizadas (fig. 4).

Figura 4.

Ecografía Doppler en color realizada a los 14 días del ingreso en la que se observa la vena renal izquierda (VRI) repermeabilizada al lado de la arteria renal izquierda (ARI).

(0,09MB).
DISCUSIÓN

La TVR es la afectación vascular renal más frecuente en el recién nacido. Hoy día es una enfermedad rara, con una incidencia de 2,2/100.000 recién nacidos vivos1. Suele ser unilateral. Existen diferentes factores predisponentes: cateterismo venoso central, deshidratación, asfixia en el parto, policitemia, fenómenos protrombóticos y diabetes materna (como ocurrió en nuestro caso)2–5. Se han descrito casos de TVR de diagnóstico prenatal6. También se ha encontrado una asociación de TVR y hemorragia suprarrenal, al igual que sucedió en nuestro paciente; predomina la afectación en el lado izquierdo, lo que se ve favorecido por causas anatómicas, dado que el trombo suele extenderse desde la vena renal izquierda hacia la vena suprarrenal izquierda, tributaria de la anterior3.

La ecografía y la ecografía Doppler son las técnicas de imagen de elección en el diagnóstico de la TVR2,6. La morfología y los cambios en la ecogenicidad son evidenciables mediante la ecografía convencional y el mejor método para evaluar un sistema de flujo es la ecografía Doppler, mediante el análisis de la morfología de la curva espectral, la medición de velocidades y el índice de resistencia, así como por la presencia y características del color en los vasos.

En la ecografía convencional la trombosis de las venas interlobulares se traduce principalmente en la aparición de imágenes lineales hiperecogénicas que comienzan en la periferia del riñón y se extienden hacia la médula renal. Es importante reconocer estas imágenes lineales, ya que suponen una fase inicial de TVR.

En el transcurso de la primera semana el riñón aumenta de tamaño; en la ecografía se visualizan unas pirámides hipoecogénicas como consecuencia del edema. Después de la primera semana el riñón aumenta aún más de tamaño, con una ecoestructura heterogénea y con pérdida de la diferenciación corticomedular1,6–8.

En los estadios iniciales, con la ecografía Doppler se objetiva una ausencia de flujo en la vena renal principal, así como una onda diastólica arterial disminuida e incluso invertida, con un aumento en el índice de resistencia2. Ante la sospecha de una TVR con una ecografía Doppler no concluyente habría que realizar una RM como método alternativo de valoración de la vena renal y del territorio de la vena cava.

En los estudios de RM pueden apreciarse áreas de baja señal en las pirámides renales tanto en secuencias T1 como T2, que representarían zonas de hemorragia. Tras la administración de contraste intravenoso se evidencia un realce cortical persistente sin realce de la medular, así como una ausencia de señal de la vena renal afectada en relación con la trombosis de ésta2.

El tratamiento es habitualmente de soporte, pero puede incluir terapia anticoagulante, fibrinolíticos o ambos. La eficacia de los diferentes regímenes terapéuticos en la TVR neonatal es objeto de controversia; algunos autores sugieren que el tratamiento con anticoagulantes sistémicos empleados en fases precoces pueden dar como resultado un mejor pronóstico a largo plazo5.

En la mayoría de los casos, la TVR evoluciona hacia la formación de cicatrices renales o hacia la atrofia renal. Entre las secuelas funcionales a largo plazo se incluyen insuficiencia renal, disfunción renal tubular e hipertensión arterial9,10.

Hemos tenido la oportunidad de poder estudiar evolutivamente una TVR en su fase aguda mediante el uso de varios métodos de imagen, y es importante señalar que existen muy pocos casos de TVR valorados mediante RM2 porque se trata de una exploración cara y prolongada, que por lo común precisa sedación y cuyas imágenes en recién nacidos no suelen ser de buena calidad. Su utilización debe ser una alternativa a la ecografía Doppler cuando los hallazgos ecográficos son insuficientes, como sucedió en nuestro paciente, en quien el territorio de la vena cava adyacente a la vena renal izquierda no pudo ser suficientemente explorado.

BIBLIOGRAFÍA
[1]
J. Hibbert, D.C. Howlett, K.L. Greenwood, L.M. Macdonald, A.JS. Saunders.
The ultrasound appearences of neonatal renal vein thrombosis.
Br J Radiol, 70 (1997), pp. 1191-1194
[2]
M.I. Argyropoulou, V.I. Giapros, F. Papadopoulou, A.A. Drougia, P. Nikolopoulos, G.A. Vartholomatos, et al.
Renal venous thrombosis in an infant with predisposing thrombotic factors: Color Doppler ultrasound and MR evaluation.
Eur Radiol, 13 (2003), pp. 2027-2030
[3]
A. Kosch, E. Kuwertz-Bröking, C. Heller, K. Kurnik, R. Schobess, U. Nowak-Göttl.
Renal venous thrombosis in neonates: Prothrombotic risk factors and long-term follow-up.
Blood, 104 (2004), pp. 1356-1360
[4]
S.D. Marks, M.P. Massicotte, B.T. Steele, D.G. Matsell, G. Filler, P.S. Shah, et al.
Neonatal renal venous thrombosis: Clinical outcomes and prevalences of prothrombotic disorders.
J Pediatr, 146 (2005), pp. 811-816
[5]
G.M. Fraga Rodríguez, R. Parody Porras, G. Ginovart Galliana, E. Montserrat Esplugas, I. Badell Serra, J. Fontcuberta Boj, et al.
Trombosis venosa renal en recién nacida portadora de la mutación G20210A del gen de la protrombina.
An Pediatr, 62 (2005), pp. 479-482
[6]
N.B. Wright, G. Blanch, S. Walkinshaw, D.W. Pilling.
Antenatal and neonatal renal vein thrombosis: New ultrasonic features with high frequency transducers.
Pediatr Radiol, 26 (1996), pp. 686-689
[7]
M.L. Errington, G.M.A. Hendry.
The rare association of right adrenal haemorrhage and renal vein thrombosis diagnosed with duplex ultrasound.
Pediatr Radiol, 25 (1995), pp. 157-158
[8]
C.M. Rumack, S.R. Wilson, J.W. Charboneau.
Trombosis de la vena renal. Diagnóstico por ecografía.
2.ª ed, pp. 9-382
[9]
A. Bökenkamp, R. Von Kries, U. Nowak-Göttl, U. Göbel, P.F. Hoyer.
Neonatal renal venous thombosis in Germany between 1992 and 1994: Epidemiology, treatment and outcome.
Eur J Pediatr, 159 (2000), pp. 44-48
[10]
D.S. Wheeler, W.B. Poss, A.L. Stocks.
Radiological case of the month. Inferior vena cava and renal vein thrombosis in a neonate.
Arch Pediatr Adolesc Med, 155 (2001), pp. 415-416
Copyright © 2008. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.