Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 73. Núm. 5.
Páginas 284 (Noviembre 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 73. Núm. 5.
Páginas 284 (Noviembre 2010)
IMÁGENES EN PEDIATRÍA
DOI: 10.1016/j.anpedi.2010.06.008
Acceso a texto completo
Signo de las hemorragias puntiformes en la almohada
Signs of punctiform haemorrhagic on the pillow
Visitas
4923
A. Agusti-Mejiasa,??
Autor para correspondencia
ladyblue_128@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, F. Messeguer-Badiab, R. García-Ruiza, P. Hernández-Bela, V. Alegre-de Miquela
a Servicio de Dermatología, Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, Valencia, España
b Servicio de Dermatología, Instituto Valenciano de Oncología, Valencia, España
Este artículo ha recibido
4923
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Niño varón de siete años con prurito del cuero cabelludo de reciente aparición tras volver de un campamento de verano. La madre traía la almohada del niño, manchada con múltiples hemorragias puntiformes (fig. 1). Estos hallazgos y la clínica relatada orientaron el diagnóstico de Pediculosis capitis. La exploración minuciosa del cabello de este paciente y el estudio del cabello mediante peinado con el pelo mojado demostró tanto la presencia de liendres eclosionadas como liendres con parásitos vivos en su interior; el diagnóstico de infestación activa se estableció al observar los parásitos adulto, como se ve en esta imagen de microscopia óptica (fig. 2).

(0,07MB).
(0,08MB).

La Pediculosis capitis (piojos) es la infestación más frecuente en la edad pediátrica. En países industrializados, presenta una prevalencia del 1–3% en niños de 6 a 12 años. El diagnóstico definitivo de pediculosis activa se establece al observar parásitos adultos en el cuero cabelludo, con la exploración clínica directa o bien mediante el peinado con el pelo mojado y posterior estudio microscópico de los parásitos. Apoyan el diagnóstico de Pediculosis capitis la existencia de algunos signos indirectos, como las liendres adheridas al pelo a menos de 2cm de la raíz, con larvas vivas en su interior, o la presencia de pequeñas heridas en el cuero cabelludo, con frecuencia impetiginizadas, y que pueden manchar la ropa o la almohada en forma de hemorragias puntiformes, como en el caso que presentamos.

Copyright © 2010. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.