Información de la revista
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 220-221 (Febrero 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 220-221 (Febrero 2007)
Pósters
Acceso a texto completo
Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada. Una entidad poco frecuente, a propósito de un caso en un adolescente
Visitas
...
E. Cañadell Yetano1, M.S. Uriz Urzainqui1, J. Quilis Esquerra1, E. Barrera Segura1, J.J. Escobar Barranco2, D. Soriano Belmonte1
1 Servicios de Pediatría. Hospital de Terrassa. Barcelona. España
2 Servicios de Oftalmología. Hospital de Terrassa. Barcelona. España
Información del artículo
Introducción

El síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada o síndrome uveomeningítico, es una enfermedad granulomatosa multisistémica de causa desconocida, que afecta a ojos, oídos, piel, pelo y sistema nervioso.

Caso clínico

Adolescente, niño, de 14 años que consulta por pérdida progresiva de visión del ojo derecho de 4 días de evolución, refiriendo como una tela que le impide ver el campo nasal derecho. A la exploración se constata una pérdida de visión en el hemicampo izquierdo del ojo derecho, con una anisocoria franca. El fondo de ojo muestra alteraciones en el epitelio pigmentario retiniano con puntos exudativos y pliegues maculares. Sin acomodación del ojo derecho a la convergencia. Pérdida de visión de un 0,3. Papilas normales. Resto de exploración física normal. Las exploraciones complementarias (incluida la punción lumbar) orientan el diagnóstico hacia síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada incompleto, por lo que se inicia tratamiento con corticoides en dosis altas con buena respuesta y recuperación de la visión y del fondo de ojo.

Conclusiones

El síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada es una entidad de afectación multisistémica, poco frecuente y de etiología desconocida. Afectándose individuos genéticamente susceptibles. El mecanismo fisiopatológico es autoinmunitario, contra antígenos melanocíticos. Las manifestaciones clínicas y oculares dependen de la etapa en que se encuentre la enfermedad. Para diagnosticarlo se requiere afectación ocular, con afectación auditiva o del sistema nervioso central, excluyendo otras enfermedades, cirugía o traumatismos oculares previos. El tratamiento consiste en corticoides en dosis altas y prolongadas, o bien con inmunosupresores o gammaglobulinas intravenosas en los casos refractarios. Su pronóstico es reservado ya que pueden haber recaídas, difíciles de predecir y por tanto de prevenir.

El Texto completo está disponible en PDF
Copyright © 2007. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?