Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 89. Núm. 4.Octubre 2018
Páginas 195-262
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 89. Núm. 4.Octubre 2018
Páginas 195-262
Carta científica
DOI: 10.1016/j.anpedi.2017.12.002
Open Access
Patología neurológica aguda por enterovirus: revisión de casos clínicos en un hospital andaluz de tercer nivel tras brote epidémico de Cataluña
Acute neurological disease due to enterovirus: A review of clinical cases in a tertiary hospital in Andalusia after an outbreak in Catalonia
Visitas
709
Ana Isabel Valdivielso Martíneza,
Autor para correspondencia
avaldivielsom@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Begoña Carazo Gallegob, Zaira Cubiles Ariloa, David Moreno-Pérezb,c, Antonio Urda Cardonaa
a Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Materno-Infantil, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España
b Infectología Pediátrica e Inmunodeficiencias, Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Materno-Infantil, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España
c Grupo de Investigación IBIMA, Departamento de Pediatría y Farmacología, Facultad de Medicina, Universidad de Málaga, Red de Investigación Translacional en Infectología Pediátrica (RITIP), Málaga, España
Este artículo ha recibido
709
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Principales características de los casos de enfermedad neurológica aguda por enterovirus
Sr. Editor:
Texto Completo

Las infecciones por enterovirus (EV) son comunes en la infancia, produciendo cuadros benignos como herpangina o enfermedad boca-mano-pie, y son la causa más frecuente de meningitis linfocitaria. Ocasionalmente, con naturaleza epidémica, se presentan casos con afectación neurológica en forma de parálisis flácida aguda espinal y/o afectación romboencefálica, como en el brote epidémico de 2016 en Cataluña.

Nuestro objetivo es describir los 4 pacientes ingresados en nuestro centro desde junio a diciembre 2016, con afectación neurológica secundaria a infección por EV.

En la tabla 1 se muestran las principales características de nuestros pacientes. Todos presentaron fiebre de varios días de evolución al ingreso y una constelación de síntomas neurológicos que oscilaron entre decaimiento y somnolencia hasta inestabilidad, ataxia y temblor no intencional. A todos se les realizó punción lumbar, mostrando pleocitosis linfomononuclear en la citoquímica en 3 casos (1, 2 y 3). El análisis por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) del líquido cefalorraquídeo (LCR), exudado respiratorio o heces detectó la presencia de EV en al menos, una de las muestras en los 4 casos. Solo en uno de ellos se detectó el virus en LCR, y en todos en la muestra fecal. En 3 de los 4 casos, la RM craneal mostró lesiones hiperintensas en romboencéfalo (fig. 1). Respecto al tratamiento, 2 pacientes recibieron corticoides, 2 de ellos inmunoglobulinas por vía intravenosa y uno solo recibió tratamiento sintomático. La evolución fue favorable en todos, estando asintomáticos al alta o con franca mejoría respecto al ingreso.

Tabla 1.

Principales características de los casos de enfermedad neurológica aguda por enterovirus

Caso  Mes  Edad  Síntomas  Muestras en la que se aisló EV mediante PCR  Resonancia magnética  Tratamiento  Evolución (al mes) 
Junio  10 meses  Fiebre 6 días
Somnolencia
Ataxia
Temblor 
Heces
Respiratoria 
Normal  Sintomático  Mejoría progresiva
Resolución total de la clínica 
Junio  9 años  Fiebre 4 días
Somnolencia
Ataxia
Nistagmo
Pérdida de fuerza
Vómitos 
Heces
Respiratoria
LCR 
Aumento de señal en T2 en mesencéfalo que se extiende a protuberancia, afectando a SG
 
IgIV 1g/kg/día, 2 días
Metilprednisolona a 30mg/kg/día, 3 días 
Mejoría
No resolución 
Septiembre  22 meses  Fiebre 2 días
Ataxia
Vómitos
Diarrea 
Heces
Respiratoria 
Alteración de señal mostrada en T2 con hiperintensidad de SG bilateral de mesencéfalo
 
Metilprednisolona 2mg/kg/día, 5 días  Mejoría progresiva
Resolución total de la clínica 
Diciembre  21 meses  Fiebre 5 días
Somnolencia
Ataxia
Conjuntivitis
 
Heces  Hiperintensidad en T2 en bulbo y unión bulbo medular
 
IgIV 1g/kg/día, 2 días
 
Mejoría progresiva
Resolución total de la clínica 

EV: enterovirus; IgIV: inmunoglobulinas inespecíficas de administración endovenosa; LCR: líquido cefalorraquídeo; PCR: reacción en cadena de la polimerasa; SG: sustancia gris.

Figura 1.
(0,08MB).

Paciente del caso 2: aumento de señal en T2 en mesencéfalo.

En Europa, al contrario que en China, la infección por EV serotipo 71 era hasta ahora infrecuente y se asociaba a síndrome febril o a enfermedad boca-mano-pie. El virus es trasmitido vía fecal-oral o por saliva. Determinados serotipos de EV, como el A71, tienen especial neurotropismo, sugiriéndose la neuroinvasión por transporte axonal retrógrado1. Desde finales de marzo de 2016 se produjeron en Cataluña 100 casos que cumplieron los criterios de «cuadro clínico de afectación romboencefálica o mielitis y detección de EV»2. Sin embargo, el aislamiento del EV no siempre se asocia a enfermedad neurológica, de hecho, se ha comunicado en un estudio que de un total de 2.788 muestras respiratorias en niños afectos de infección respiratoria, 148 (5%) fueron por EV y de ellas solo 8 casos lo fueron por EV-A71; de estos solo hubo un caso con afectación neurológica en forma de meningitis linfocitaria, de evolución favorable3.

En el niño, la presencia de fiebre y afectación neurológica con compromiso del área romboencefálica (mioclonías, temblor y/o ataxia) y/o bulbar (afectación de pares craneales, trastorno de la deglución y del lenguaje, episodios de apnea y edema de pulmón neurogénico4 obliga al análisis del LCR, que suele mostrar pleocitosis linfocitaria y a la obtención de imágenes por RM en la fase aguda de la enfermedad, cuyos hallazgos típicos son la aparición de lesiones hiperintensas en T2, sobre todo en la protuberancia, la médula cervical, el mesencéfalo, los núcleos dentados y el hipotálamo5.

La técnica más sensible, rápida, y actualmente estándar para establecer el diagnóstico etiológico, es la PCR. Pese a la gravedad del cuadro, la detección del EV en LCR es excepcional. De hecho, en nuestra serie, solo uno de 4 pacientes fue positivo, tratándose de la paciente número 2 con afectación neurológica más severa. Por ello, la sospecha de esta entidad debe llevar siempre a obtener muestras respiratorias y de heces, y su detección no exime de descartar otras enfermedades causantes de clínica neurológica aguda.

Lamentablemente, no fue posible serotipar los enterovirus de nuestra muestra por lo que, aunque los datos clínicos y epidemiológicos sugieren que se tratan en su mayoría del EV-A71, no lo podemos asegurar.

No existe un tratamiento específico eficaz para la infección por EV. Siguiendo los protocolos de actuación recomendados por las sociedades científicas españolas, los pacientes con clínica grave recibieron inmunoglobulina polivalente intravenosa, ya que se ha aducido un efecto inmunomodulador sobre la producción de citocinas en la afectación neurológica grave por EV, aunque su evidencia es escasa ya que no hay resultados con ensayos clínicos aleatorizados. Los corticoides en megadosis (30mg/kg/día, 3-5 días) se han utilizado en pacientes con afectación grave neurológica, aunque su uso no está apoyado por ensayos clínicos controlados6 y se ha extrapolado de su uso anterior en casos de mielitis aguda.

El EV-A71 se ha ido extendiendo desde su origen en Alemania, hasta Francia y Cataluña2, produciendo un brote que no se ha reproducido en nuestra provincia, lo que sugiere que están implicados factores ambientales y microbiológicos, desconocidos por el momento, que pudieran tener relación con su tasa de ataque y virulencia.

Bibliografía
[1]
K.C. Ong,K.T. Wong
Understanding Enterovirus 71 Neuropathogenesis and Its Impact on Other Neurotropic Enteroviruses
Brain Pathol, 25 (2015), pp. 614-624 http://dx.doi.org/10.1111/bpa.12279
[2]
D. Casas-Alba,M.F. de Sevilla,A. Valero-Rello,C. Fortuny,J.J. García-García,C. Ortez
Outbreak of brainstem encephalitis associated with enterovirus-A71 in Catalonia Spain (2016): A clinical observational study in a children's reference centre in Catalonia
Clin Microbiol Infect, 23 (2017), pp. 874-881 http://dx.doi.org/10.1016/j.cmi.2017.03.016
[3]
J. Reina,M. Cabrerizo,F. Ferrés
Analysis of the clinical features of infections caused by enterovirus A71 (EV-A71) in Balearic Islands
An Pediatr (Barc), 87 (2017), pp. 289-290
[Article in Spanish]
[4]
S.D. Yang,P.Q. Li,Y.M. Li,W. Li,W.Y. Lai,C.P. Zhu
Clinical manifestations of severe enterovirus 71 infection and early assessment in a Southern China population
BMC Infect Dis, 17 (2017), pp. 153 http://dx.doi.org/10.1186/s12879-017-2228-9
[5]
H. Zeng,F. Wen,Y. Gan,W. Huang
MRI and associated clinical characteristics of EV71-induced brainstem encephalitis in children with hand-foot-mouth disease
Neuroradiology, 54 (2012), pp. 623-630 http://dx.doi.org/10.1007/s00234-011-0979-3
[6]
G. Zhang,J. Wang,G. Yao,B. Shi
Efficacy of high-dose methylprednisolone pulse therapy in the treatment of enterovirus 71 encephalitis
Pak J Pharm Sci, 29 (2016), pp. S1421-S1427
Copyright © 2017. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?