Información de la revista
Vol. 74. Núm. 5.
Páginas 327-331 (Mayo 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 74. Núm. 5.
Páginas 327-331 (Mayo 2011)
DOI: 10.1016/j.anpedi.2011.01.025
Acceso a texto completo
Adolescente con síndrome de deleción 22q11.2 y endocrinopatía múltiple
An adolescent with 22q11.2 deletion syndrome and multiple endocrinopathies
Visitas
...
J.. Guerrero Fernándeza,
Autor para correspondencia
jguerrerof@yahoo.es

Autor para correspondencia. jguerrerof@yahoo.es
, C.. Labrandero de Lerab, I.. González Casadoa, R.. Gracia Boutheliera
a Servicio de Endocrinología Pediátrica, Hospital Infantil La Paz, Madrid, España
b Servicio de Cardiología Pediátrica, Hospital Infantil La Paz, Madrid, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos

Las anomalías endocrinológicas son frecuentes en los pacientes con deleción 22q11.2 e incluyen, por orden de frecuencia, hipocalcemia por hipoparatiroidismo primario, talla baja y disfunción tiroidea. Presentamos un caso de deleción 22q11.2 de diagnóstico tardío con afectación endocrina múltiple y diabetes mellitus tipo 1, y se revisan los conocimientos actuales de las manifestaciones endocrinológicas descritas en los pacientes con esta anomalía genética.

Palabras clave:
Deleción 22q11
2
Síndrome de DiGeorge
Diabetes mellitus tipo 1
Facies asimétrica con el llanto
Manifestaciones endocrinológicas

The endocrine abnormalities are common in patients with 22q11.2 deletion, and include hypocalcaemia due to primary hypoparathyroidism, short stature and thyroid dysfunction. We present a patient with delayed diagnosis of del22q11.2 who had multiple endocrine involvement and type 1 diabetes mellitus. A review is also made on the current knowledge of the endocrine manifestations described in patients with 22q11.2 deletion.

Keywords:
22q11
2 deletion
DiGeorge Syndrome
Type 1 diabetes mellitus
Facial asymmetry with crying
Endocrine manifestations
Texto completo
Introducción

La deleción en diverso grado de la región 22q11.2 implica un espectro fenotípico tan amplio que determinadas entidades, actualmente englobadas dentro de esta anomalía (del22q11.2), habían sido descritas antaño como síndromes independientes, a saber, el de DiGeorge, el velocardiofacial, el conotruncal y el cardiofacial de Cayler.

El epónimo bajo el que se agruparon todas estas entidades, CATCH22, ha sido sustituido, con mejor suerte, por el de síndrome de deleción 22q11.21, si bien, parece mejor la denominación «espectro del22q11.2» teniendo en cuenta la amplia e impredecible variabilidad fenotípica que acabamos de referir.

Los problemas clínicos dependientes de esta pérdida de material génico en la región 22q11.2 tienen una prevalencia de un caso por cada 6000 nacidos vivos2. La cardiopatía constituye la anomalía más relevante y una de las más frecuentes (70-90%), habiendo coincidencia entre la mayor parte de las casuísticas en lo que respecta al tipo de defecto2, 3. Le siguen en frecuencia las anomalías velopalatinas (15-50%)2, 3, la hipocalcemia (21-72%), la agenesia tímica (hasta un 30%), los trastornos inmunológicos (10-55%) que pueden traducirse en un mayor riesgo para padecer infecciones y enfermedades autoinmunitarias2, 3, 4, y un fenotipo facial característico que se va acentuando con la edad y que puede incluir la típica facies asimétrica con el llanto por hipoplasia del músculo depresor del labio inferior3. Las anomalías neurológicas incluyen el retraso psicomotor y los problemas de aprendizaje (hasta un 80%), anomalías estructurales cerebrales (5-25%), diversos grados de espina bífida en menos del 10%2, 3, 5, crisis convulsivas2, 3 y trastornos psiquiátricos de diversa índole6. Otras anomalías menores son alteraciones nefrourológicas, esqueléticas, digestivas y oculares2, 3.

Las alteraciones endocrinológicas descritas, tema que nos ocupa, incluyen la hipocalcemia por hipoparatiroidismo primario, la talla baja y la disfunción tiroidea.

Pacientes y métodos

Adolescente de 16 años de edad, con diabetes mellitus tipo 1, a la que durante una revisión rutinaria de hemoglobina glicosilada se le detecta una facies asimétrica con la sonrisa (Figura 1). Antecedentes personales: embarazo controlado. Parto por cesárea a la 38 semana con peso, longitud y perímetro en p10-25; se detectan mielomeningocele lumbosacro y ureterohidronefrosis izquierda de grado II con riñón izquierdo hipoplásico sin disfunción. Posteriormente se diagnostican: dificultades iniciales para la succión, debut de diabetes mellitus tipo 1 a los 4 años de edad (anticuerpos anti GAD65 e ICA positivos) y buen control metabólico posterior; dificultades de aprendizaje, estrabismo e hipotiroidismo subclínico no autoinmunitario (TSH 6-12μU/ml; VN: 0,4-5,5). Menarquia a los 12 años de edad. Talla < p3 (–2,3 DE) desde los 2 años de edad hasta 148,5cm (–2,6 DE) en la actualidad y considerada de adulto por una edad ósea de 18 años (Greulich & Pyle). Antecedentes familiares sin interés.

Figura 1. Facies en reposo y con la sonrisa.

Una exploración física más detallada permitió descubrir hallazgos fenotípicos peculiares como hendiduras palpebrales estrechas, raíz nasal prominente y cuadrada con punta bulbosa y narinas pequeñas (Figura 1). Este fenotipo facial y, más concretamente, la asimetría facial con el llanto o la sonrisa, asociados a las diversas malformaciones presentes desde el nacimiento permitieron la sospecha diagnóstica que se confirmó mediante MLPA (multiplex ligation-probe amplification), detectándose una pérdida de dosis en las sondas HIRA, CLDN5, KIAA1652, FLJ14360, PCQAP, SNAP29 y LZTR1, correspondientes a un tamaño de aproximadamente 3 Mb en la región 22q11. El cariotipo resultó normal así como el estudio genético realizado a los padres.

A partir de este momento, se procedió a la búsqueda de hallazgos clínico-analíticos y de imagen propios del espectro del22q11.2, encontrándose alteraciones cardiacas menores (arteria subclavia derecha anómala con pequeño divertículo de Kommerell; Figura 2) solo detectables mediante resonancia magnética cardiaca, insuficiencia velopalatina (problemas sutiles para la deglución con atragantamientos frecuentes) e hipoparatiroidismo primario. El diagnóstico de este último se basó en el hallazgo seriado de niveles bajos límites de PTH (10-16 pg/ml; VN: 12-65) y calcio (8,7-9,6mg/dl; VN: 8,8-10,6) junto con niveles de fósforo en el límite alto de la normalidad (4,4-4,6mg/dl; VN: 2,5-4,5).

Figura 2. RM cardiaca 3D. Arteria subclavia derecha anómala (a) y divertículo de Kommerell (b).

El estudio de la inmunidad celular y humoral (subpoblaciones linfocitarias y respuesta proliferativa a mitógenos) resultó normal. Tampoco se encontró agenesia de timo.

Discusión

Han sido numerosas las casuísticas publicadas que intentan describir detalladamente el espectro fenotípico que suponen las pérdidas de material génico de la región 22q11.2, llegándose a concluir en todas ellas la amplia variabilidad clínica existente y la consiguiente dificultad diagnóstica de los casos donde no está presente, o es mínima, la afección cardiológica2, 3, 7.

El caso presentado tiene esta particularidad al haberse retrasado el diagnóstico hasta los 16 años de edad y reunir varias de las manifestaciones endocrinológicas mencionadas en la literatura, algunas muy comunes y otras de reseña excepcional como la diabetes mellitus tipo 1.

El fenotipo facial y, más concretamente, la asimetría facial con la risa, resultaron ser los hallazgos que evocaron la sospecha diagnóstica, confirmada luego mediante MLPA. El estudio molecular negativo en los padres indica el origen de novo de la deleción, descrito así en el 95% de los casos presentados en casuísticas recientes3.

En lo que respecta a las endocrinopatías, se han descrito 4 cuya incidencia supera claramente a la de la población general, lo que justifica considerarlas consecuencia de la del22q11.2 (Figura 3). El presente caso merece especial atención por cuanto representa una rareza que combina los tres ejes hormonales típicamente descritos en esta deleción, a saber, el tiroideo, el paratiroideo y el crecimiento, añadiéndose la diabetes mellitus tipo 1 como entidad cuyo origen fisiopatológico dependiente de la anomalía génica se discutirá a continuación.

Figura 3. Anomalías endocrinológicas descritas en la deleción 22q11.2.

Hipocalcemia e hipoparatiroidismo primario

La disfunción paratiroidea fue la primera endocrinopatía descrita en estos pacientes, siendo considerada como una de las manifestaciones cardinales del síndrome de DiGeorge.

Su prevalencia varía ampliamente según el criterio de selección utilizado (p. ej., el fenotipo)8; la Tabla 1 resume estas discrepancias (21%-72%).

Tabla 1. Prevalencias de las endocrinopatías asociadas a la deleción 22q11.2.

Hipocalcemia/hipoparatiroidismo primario (21-72%)
Sin criterios de selección (del22q11 global)Fenotipo como criterio de selección
Botto at al 221%Fenotipo DiGeorge35-72% 8
Ballesta et al 326%: (21% transitoria, 5% permanente)  
Choi et al 1332%: (24% transitoria, 8% permanente)Fenotipo velocardiofacial13-22% 8,13
McDonald-McGinn et al 1149%Fenotipo conotruncal10% 8
Ryan et al 1860%: (42% transitoria, 18% permanente)  
 
Hipocrecimiento (16-41%)
Sin criterios de selección (del22q11 global)Fenotipo como criterio de selección
McDonald-McGinn et al 1141%: (36,9% talla baja «sindrómica», 4,1% déficit de GH)Fenotipo velocardiofacial30% 12
   (20% RCC, 10% talla baja adulta)
Ryan et al 1836%  
Choi et al 1316,4%  
 (13,1% CIR, 3,3% talla baja no CIR, 0% déficit de GH)  
 
Disfunción tiroidea (0,7-7%)
Sin criterios de selección (del22q11 global)Fenotipo como criterio de selección
Ryan et al 180,7% (solo hipotiroidismo)Fenotipo DiGeorge5% 1 (solo hipotiroidismo)
Choi et al 133,3%Fenotipo velocardiofacial0,8-7% 12,19 (solo hipotiroidismo)
 (1,6% hipotiroidismo, 1,6% enfermedad de Graves)  

Este riesgo de hipocalcemia se debe, como se ha documentado en cirugías abiertas o autopsias de pacientes DiGeorge, a aplasia o hipoplasia paratiroidea9 y, de presentarse, su severidad clínica varía desde episodios de hipocalcemia neonatal grave y permanente, hasta formas transitorias, algunas de las cuales permanecen latentes y solo son evidenciables mediante pruebas de estímulo8.

Desde el punto de vista diagnóstico, se propone la búsqueda sistemática de hipoparatiroidismo primario en todos los casos8, 10. Por otra parte, Barisic et al7 en un estudio sobre grupos de riesgo de presentar del22q11.2 establecieron que un 33,3% de los pacientes pediátricos que habían sido investigados por hipocalcemia presentaban dicha anomalía genética, concluyendo la recomendación de hacer diagnóstico molecular a los pacientes que hayan presentado repetidamente hipocalcemia con PTH normal o baja sin un diagnóstico claro.

Talla baja

El hipocrecimiento descrito en estos pacientes recoge tres posibles orígenes: talla baja «sindrómica» (TBS) con o sin retraso de crecimiento intrauterino (CIR), déficit de GH (DGH) o retraso constitucional (RCC).

La prevalencia obtenida entre diferentes casuísticas apenas difiere (16%-41%), aunque no queda bien definida la correspondiente a cada subtipo (Tabla 1). Por ejemplo, son escasas las casuísticas que recogen casos debidos a DGH (10% de tallas bajas según McDonald-McGinn), y donde un 50% presentaba anomalías en la imagen de resonancia magnética del área selar-supraselar (hipoplasia adenohipofisaria y ectopia neurohipofisaria)11. Las formas catalogadas de RCC, por recuperación de la talla final, representan un 10% de las tallas bajas de este síndrome12. Respecto a los CIR, solo Choi et al13 los recogen (26,2%), observando ausencia de catch-up en la mitad de éstos.

El caso presentado no requiere demasiado análisis pudiéndose catalogarse, según los datos aportados, de una TBS sin antecedente de CIR.

Disfunción tiroidea

Es esperable que las anomalías tiroideas congénitas formen también parte de la del22q11.2 si se tiene en cuenta que el tiroides procede, en parte, de estructuras cuya embriogénesis depende de la integridad de la región 22q11.214. No obstante, se trata de la endocrinopatía asociada menos prevalente, con una tasa global que se sitúa en el 3,3%13, si bien, con diferencias sutiles entre casuísticas y según el criterio utilizado (Tabla 1). Lo mismo sucede con el tipo de disfunción, siendo más frecuente el hipotiroidismo (con o sin hipoplasia) que la enfermedad de Graves, aunque hay quienes los encuentran en igual proporción13. Y aunque casi todos los casos de hipotiroidismo primario, como el nuestro, son subclínicos o moderados y, por ende, descubiertos tardíamente, existen casos de presentación neonatal15. Por último, tampoco debe olvidarse que el riesgo inherente de autoinmunidad explica, al igual que la enfermedad de Graves, algunos casos de tiroiditis de Hashimoto13, 16.

Diabetes mellitus tipo 1

Elder et al17 describieron en el año 2001 el primer caso de diabetes mellitus tipo 1 en un paciente con del22q11.2 atribuyéndose, sin poder demostrarse, a un defecto de la inmunidad celular que le conferiría mayor riesgo de autoinmunidad. Nuestra paciente representa el segundo caso publicado en la literatura, si bien no se han detectado alteraciones de la inmunidad que puedan explicar la conexión existente entre ésta y la del22q11.2. Dado que, como ya se ha expuesto, no se conoce bien la prevalencia de esta anomalía genética en la población general y teniendo en cuenta las grandes diferencias que existen para la de diabetes mellitus 1 pediátrica entre poblaciones, no se puede concluir si ésta representa una endocrinopatía más del espectro o se trata de mera coincidencia.

En resumen, el presente caso constituye una aportación poco habitual de endocrinopatía en los tres niveles descritos para la del22q11.2 junto con una diabetes mellitus tipo 1, hallazgos que sugieren con fuerza la necesidad de una evaluación endocrinológica completa en todos estos pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Recibido 24 Diciembre 2010

Aceptado 25 Enero 2011

Autor para correspondencia. jguerrerof@yahoo.es

Bibliografía
[1]
Wilson DI, Burn J, Scambler P, Goodship J..
DiGeorge syndrome: part of CATCH 22..
J Med Genet. , 30 (1993), pp. 852-856
[2]
Botto LD, May K, Fernhoff PM, Correa A, Coleman K, Rasmussen SA, et-al., et al.
A population-based study of the 22q11.2 deletion: phenotype, incidence, and contribution to major birth defects in the population..
Pediatrics. , 112 (2003), pp. 101-107
[3]
Ballesta Martinez MJ, Guillen Navarro E, Lopez Exposito I, Bafalliu Vidal JA, Domingo Jimenez R, Guia Torrent JM, et-al., et al.
[Review of 22 patients with 22q11.2 deletion syndrome: phenotype spectrum]..
An Pediatr (Barc). , 69 (2008), pp. 304-310
[4]
McLean-Tooke A, Spickett GP, Gennery AR..
Immunodeficiency and autoimmunity in 22q11.2 deletion syndrome..
Scand J Immunol. , 66 (2007), pp. 1-7
[5]
Nickel RE, Magenis RE..
Neural tube defects and deletions of 22q11..
[6]
Arnold PD, Siegel-Bartelt J, Cytrynbaum C, Teshima I, Schachar R..
Velo-cardio-facial syndrome: Implications of microdeletion 22q11 for schizophrenia and mood disorders..
Am J Med Genet. , 105 (2001), pp. 354-362
[7]
Barisic I, Morozin Pohovski L, Petkovic I, Cvetko Z, Stipancic G, Bagatin M..
Screening of patients at risk for 22q11 deletion..
Coll Antropol. , 32 (2008), pp. 165-169
[8]
Weinzimer SA..
Endocrine aspects of the 22q11.2 deletion syndrome..
[9]
Conley ME, Beckwith JB, Mancer JF, Tenckhoff L..
The spectrum of the DiGeorge syndrome..
J Pediatr. , 94 (1979), pp. 883-890
[10]
Gidding SS, Minciotti AL, Langman CB..
Unmasking of hypoparathyroidism in familial partial DiGeorge syndrome by challenge with disodium edetate..
N Engl J Med. , 319 (1988), pp. 1589-1591
[11]
McDonald-McGinn DM, Kirschner R, Goldmuntz E, Sullivan K, Eicher P, Gerdes M, et-al., et al.
The Philadelphia story: the 22q11.2 deletion: report on 250 patients..
Genet Couns. , 10 (1999), pp. 11-24
[12]
Goldberg R, Motzkin B, Marion R, Scambler PJ, Shprintzen RJ..
Velo-cardio-facial syndrome: a review of 120 patients..
Am J Med Genet. , 45 (1993), pp. 313-319
[13]
Choi JH, Shin YL, Kim GH, Seo EJ, Kim Y, Park IS, et-al., et al.
Endocrine manifestations of chromosome 22q11.2 microdeletion syndrome..
Horm Res. , 63 (2005), pp. 294-299
[14]
Burke BA, Johnson D, Gilbert EF, Drut RM, Ludwig J, Wick MR..
Thyrocalcitonin-containing cells in the Di George anomaly..
Hum Pathol. , 18 (1987), pp. 355-360
[15]
Scuccimarri R, Rodd C..
Thyroid abnormalities as a feature of DiGeorge syndrome: a patient report and review of the literature..
J Pediatr Endocrinol Metab. , 11 (1998), pp. 273-276
[16]
Brown JJ, Datta V, Browning MJ, Swift PG..
Graves’ disease in DiGeorge syndrome: patient report with a review of endocrine autoimmunity associated with 22q11.2 deletion..
J Pediatr Endocrinol Metab. , 17 (2004), pp. 1575-1579
[17]
Elder DA, Kaiser-Rogers K, Aylsworth AS, Calikoglu AS..
Type I diabetes mellitus in a patient with chromosome 22q11.2 deletion syndrome..
Am J Med Genet. , 101 (2001), pp. 17-19
[18]
Ryan AK, Goodship JA, Wilson DI, Philip N, Levy A, Seidel H, et-al., et al.
Spectrum of clinical features associated with interstitial chromosome 22q11 deletions: a European collaborative study..
J Med Genet. , 34 (1997), pp. 798-804
[19]
Driscoll DA, Spinner NB, Budarf ML, McDonald-McGinn DM, Zackai EH, Goldberg RB, et-al., et al.
Deletions and microdeletions of 22q11.2 in velo-cardio-facial syndrome..
Am J Med Genet. , 44 (1992), pp. 261-268
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.