Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 83. Núm. 4.
Páginas 272-276 (Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
No disponible
Vol. 83. Núm. 4.
Páginas 272-276 (Octubre 2015)
Original
DOI: 10.1016/j.anpedi.2015.02.010
Acceso a texto completo
Confort y nivel de ruido en ventilación no invasiva con interfase helmet en lactantes
Comfort and noise level in infants with helmet interface
Visitas
NOTICE Undefined index: totales (includes_ws_v2/modulos/cuerpo/info-item.php[202])
A. Medina
Autor para correspondencia
amedinavillanueva@gmail.com

Autor para correspondencia.
, P. Alvarez Fernández, C. Rey Galán, P. Álvarez Mendiola, S. Álvarez Blanco, A. Vivanco Allende
Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, Área de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Universitario Central de Asturias, Universidad de Oviedo, Oviedo, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Resumen
Objetivos

Evaluar el grado de bienestar y el nivel de ruido en lactantes que reciben asistencia respiratoria con interfase tipo helmet.

Pacientes y método

Estudio analítico, observacional y descriptivo en el que se incluye a todos los lactantes (entre 1 y 12 meses de edad) con helmet ingresados en una UCIP entre el 1 de noviembre del 2013 y el 31 de marzo del 2014. Para la valoración del bienestar se utilizó la Escala de Confort Pediátrica (ECP). Los niveles de ruido fueron medidos con el sonógrafo HIBOK 412. Se realizaron mediciones 3 veces al día.

Resultados

Se incluyó a 27 pacientes con bronquiolitis (edad mediana 54 días; rango: 10 - 256). La puntuación mediana de ECP en el primer día fue de 21 puntos (rango: 14-28). Se observó una mejoría en el bienestar objetivado por una disminución progresiva de las puntuaciones, con una reducción máxima del 22% desde las primeras horas (puntuación de 23) al quinto día (puntuación de 18). La cifra mínima de ruido interno fue de 42dB, la máxima fue de 78dB. Las cifras de ruido externo se correlacionan con las de ruido interno tomadas en el mismo momento. No se observaron diferencias en el grado de bienestar del paciente, ni en el ruido en función del tipo de dispositivo de ventilación empleado.

Conclusiones

El helmet es una interfase bien tolerada. La puntuación COMFORT obtenida permite mantener a los niños con un grado entre cómodo y muy cómodo. Los niveles de ruido medidos se encuentran dentro del rango máximo de ruido permitido por la Organización Mundial de la Salud.

Palabras clave:
Helmet
Lactantes
Ventilación no invasiva
Bronquiolitis
Ruido
Bienestar
Abstract
Objectives

To evaluate comfort and noise intensity using the COMFORT scale in infants who receive respiratory support with a helmet interface.

Patients and methods

An observational descriptive study was conducted on all infants (1 to 12 months of age) admitted to a PICU from November 1st 2013 to March 31th 2014 and who received non-invasive ventilation with a helmet interface. Tolerance to the interface was assessed by use of the COMFORT scale. The intensity of the noise to which the infants were exposed was measured with a TES1350A HIBOK 412 sound-level meter. Three measurements were made every day.

Results

Twenty seven patients with bronchiolitis (median age: 54 days; range: 10 to 256) were included. Median COMFORT score in the first day was 21 points (14 - 28). An increase in patient comfort was found with a gradual decrease in the scores, with a maximum reduction of 22% from the first hours (score of 22) to the fifth day (score of 18). The minimum sound intensity registered was 42dB, and the maximum was 78dB. Background noise intensity was associated with noise intensity in the helmet. No differences were observed in COMFORT score and noise intensity between ventilator devices.

Conclusions

Helmet interface was well tolerated by infants. COMFORT score results are an indicator that infants were comfortable or very comfortable. The measured noise intensity was in the safe range permitted by World Health Organization.

Keywords:
Helmet
Infant
Non-invasive ventilation
Bronchiolitis
Noise
Comfort
Texto completo
Introducción

Durante los últimos años se ha difundido y aumentado el uso de la ventilación no invasiva (VNI) en el paciente pediátrico agudo, dentro del ámbito de las unidades de cuidados intensivos pediátricas (UCIP) y neonatales1-3. La VNI reduce la estancia hospitalaria, los costes generados durante el ingreso y mejora el bienestar del paciente3,4.

Una de las interfases que se está extendiendo en los últimos años en lactantes es el helmet. Se trata de una interfase basada en una estructura plástica inflable en forma de escafandra que rodea por completo el cuello y la cabeza del niño sin entrar en contacto con su cara. Presenta diversas ventajas, como disminuir las fugas por incorrecta fijación de la interfase o por apertura de la boca, prevenir las lesiones en la mucosa nasal, permitir una correcta adaptación a la cara de los niños más pequeños, un alto grado de humidificación y un contacto visual continuo con el paciente5.

El uso de este sistema tiene algunos inconvenientes, como la dificultad para el mantenimiento y la fijación de vías centrales o epicraneales. Tampoco garantiza que el uso de nebulizaciones sea efectivo. Además, es necesario evitar temperaturas excesivamente elevadas en el interior del helmet. También podría producir sensación de claustrofobia. Otra limitación es el libre acceso a la cara del niño, sin perder la presurización; además, dado su elevado espacio muerto, es necesario un flujo alto (> 30 lpm) para disminuir la reinhalación de CO2 y, por lo tanto, dicho flujo de gas podría ser molesto para el niño5. Algunos de estos inconvenientes podrían ser causa de molestias para el niño.

Existen pocos estudios sobre dicha interfase y en los pocos realizados existe controversia en aspectos relacionados con ruido y bienestar. Algunos estudios han indicado que el ruido en el interior de la interfase tipo helmet es mayor en comparación con otras interfases, lo que podría producir incomodidad en el niño6,7.

Los objetivos de este trabajo fueron evaluar el grado de bienestar en lactantes con interfase helmet en la UCIP y evaluar el nivel de ruido que hay tanto en el interior, como en el exterior de la interfase helmet.

Material y método

Se planteó un estudio analítico, observacional, prospectivo, sobre el grado de bienestar y nivel de ruido con la interfase helmet en los lactantes ingresados en una UCIP durante un periodo de 5 meses (noviembre del 2013 a marzo del 2014).

Se obtuvo autorización para llevar a cabo el estudio por parte del Comité Ético de Investigación Clínica Regional. Previamente a la participación del lactante en el estudio, sus padres cumplimentaron el consentimiento informado.

Se incluyó en el estudio a los pacientes diagnosticados de bronquiolitis ingresados en UCIP de forma consecutiva que precisaron VNI en modo CPAP según las recomendaciones del Grupo de Respiratorio de la SECIP8. En nuestra UCIP se utiliza exclusivamente helmet para la administración de CPAP en lactantes. Previamente a la iniciación, se explicó al personal de enfermería el propósito del mismo y se proporcionaron las pautas para realizar la recogida de datos.

Se recogieron variables demográficas, el bienestar del paciente y los niveles de ruido dentro y fuera del helmet y el tipo de sistemas generadores de flujo utilizados (Vision®, Dräger CF800® u otros).

La escala que se utilizó para medir el grado de bienestar del paciente fue la COMFORT-B9,10, que está derivada de la original COMFORT, desarrollada por Ambuel et al.11 como método no intrusivo en pacientes de UCIP tratados con ventilación mecánica. La escala COMFORT-B puede ser utilizada en pacientes no intubados y valora 6 parámetros conductuales (alerta, agitación, llanto, movimientos físicos, tono muscular y tensión facial) y 2 medidas fisiológicas (presión arterial y frecuencia cardíaca). La puntuación de la escala varía de 8 a 40 puntos; una puntuación de 8 a 16 indicaría que el paciente está muy cómodo, de 17 a 26 cómodo y de 27 a 40 poco o nada cómodo. Por tanto, se puede considerar una escala de «incomodidad», ya que a mayor valor el paciente está menos cómodo. Al no existir escalas pediátricas específicas para VNI se decidió utilizar la escala COMFORT-B, ya que es la más utilizada internacionalmente en pediatría y está derivada de la única validada para el niño sometido a ventilación mecánica.

El nivel de ruido que hay tanto en el interior como en el exterior de la interfase helmet se midió con el sonógrafo HIBOK 412 (HIBOK Co, China) previamente calibrado, en turno de mañana y noche.

El procedimiento de recogida de datos se llevó a cabo de la siguiente manera: se observó durante 2 min al lactante con interfase helmet respecto a la escala de COMFORT.

Las variables continuas se expresaron mediante medias ± desviaciones típicas, mínimos y máximos; las categóricas mediante frecuencias absolutas y relativas. La comparación de las medias de las variables por grupos (sexo/tipo de dispositivo) se realizó mediante el test de Student-Welch para 2 muestras. La comparación entre los valores de los individuos en pares de momentos (mañana-tarde, mañana-noche, tarde-noche o bien ruido interno-externo) se realizó mediante la prueba de la t de Student para datos pareados. La independencia entre variables categóricas se contrastó mediante el test exacto de la chi al cuadrado; los p-valores inferiores a 0,05 fueron considerados estadísticamente significativos.

Resultados

La muestra de estudio estuvo formada por 27 niños (62,9% varones). La edad mediana fue de 54 días (rango: 10-256 días). El diagnóstico fue de bronquiolitis en todos los casos. El 30% de ellos eran menores de 30 días.

Todos los pacientes que cumplieron los criterios para iniciar VNI con CPAP durante el periodo del estudio fueron incluidos.

El tiempo mediano de estancia en la UCIP fue de 6 días (rango: 2-33 días). El tiempo mediano de días con helmet fue de 2 (rango: 1-5 días).

En cuanto al generador de flujo utilizado, en 13 (48,1%) casos fue utilizado el dispositivo tipo Vision®, en 11 (40,7%) el dispositivo Dräger CF800® y en los 3 (11,1%) niños restantes otro tipo de dispositivos. No hubo diferencias significativas en el tiempo de uso del helmet en función del dispositivo.

Como se muestra en la figura 1, no hubo diferencias en cuanto al bienestar en función de en qué momento del día entraron los niños en el estudio. El bienestar medio durante ese primer día también fue independiente del momento en el que se les puso el dispositivo.

Figura 1.

Evolución global de la puntuación en la escala COMFORT durante los días en que los lactantes estuvieron con el dispositivo helmet.

(0,1MB).

En el primer momento de uso del helmet la puntuación mediana de bienestar medido por la escala COMFORT fue de 23 puntos (rango: 12-31). Durante el primer día la mediana del grado de bienestar fue de 21 puntos (rango: 14-28). La evolución del grado de bienestar medio se puede apreciar en la figura 1. Los niños estuvieron cómodos con el dispositivo tipo helmet independientemente de la edad, el sexo, el tipo de dispositivo y el momento del día en el cual se midió la escala de bienestar. Durante el segundo día, la mediana de puntuación en la escala de bienestar fue de 18 puntos (rango: 16-27).

La mediana de ruido interno fue de 60,5 dB (42-78) y la mediana del ruido externo de 60,0 dB (52-78). La diferencia entre el ruido exterior y el interior no fue significativa. La correlación entre ambas medidas fue buena (r2=0,557; p<0,000) (fig. 2).

Figura 2.

Correlación global entre el nivel de ruido externo e interno durante los días que los niños estuvieron en tratamiento con el dispositivo helmet. (r2=0,557; p<0,000).

(0,08MB).

No existieron diferencias estadísticamente significativas tanto en el ruido interno como en el externo en función del momento del día, ni en función del tipo de dispositivo utilizado.

Discusión

La eficacia del sistema helmet, su aplicación rápida, fácil, mayor flexibilidad y su posible capacidad para proporcionar bienestar al paciente, lo convierten en una opción cada vez más utilizada en la UCIP3. Nuestros resultados confirman que la interfase helmet mantiene al lactante de muy corta edad con un grado de bienestar adecuado. Los niveles de ruido medidos se encuentran dentro del rango recomendado por la OMS, con diferencias mínimas al compararlos con el nivel de ruido externo.

Son pocos los estudios sobre el grado de bienestar del helmet, aunque sí hay estudios que comparan el dispositivo helmet con otro tipo de dispositivos de VNI, como puede ser la mascarilla buconasal, la mascarilla nasal o la mascarilla facial completa.

La escala COMFORT9 es un método no intrusivo para evaluar la angustia en pacientes de UCIP tratados con asistencia respiratoria mecánica. El uso de una herramienta para evaluar la presencia de dolor y la adecuación del bienestar en niños es un intento de evitar la subjetividad. Los datos de la escala COMFORT se utilizan para guiar la atención clínica, específicamente el dolor y las medidas de comodidad, y por lo tanto, son directamente dependientes de las habilidades de la persona que utiliza el instrumento, por ello debemos entrenar a todo el personal por igual para que haya fiabilidad y consistencia para producir los mismos resultados, independientemente de la persona que lo usa10. La escala COMFORT es la más utilizada internacionalmente en pediatría y es la única validada para el niño sometido a ventilación mecánica11. No existen escalas validadas específicamente con VNI, por lo que los resultados obtenidos en nuestro estudio muestran que los niños están cómodos independientemente del sexo, la edad o el momento de la colocación del helmet y el inicio del estudio (fig. 1). En la primera medición es cuando el paciente está menos cómodo, probablemente más en relación con la situación clínica previa que con la propia interfase, existiendo una mejoría en el bienestar posteriormente, que podría estar relacionada con la mejoría clínica por la utilización de CPAP.

En cuanto al nivel de ruido, pocos son también los estudios que se han realizado en relación a VNI y menos aún sobre la interfase tipo helmet. Algunos estudios encuentran que el ruido dentro del helmet es más elevado que en otro tipo de interfases6,12. El nivel de ruido medio obtenido en nuestro estudio es inferior al de otros estudios similares, que varía entre 69,9 dB y 94 dB6,12-15.

Según las recomendaciones de la OMS, un ruido inferior a 70 dB no produce daño para el organismo humano; sin embargo, un ruido superior a 85 dB ya sería perjudicial para nuestra salud6. En nuestro estudio el nivel de ruido osciló en torno a 51 dB de mínima y 75 dB de máxima, por lo que podemos descartar la existencia de daños derivados de un ruido excesivo cuando aplicamos la interfase helmet.

También hemos comprobado que el nivel de ruido en el interior del helmet coincide con el nivel de ruido exterior. Parece lógico suponer que con un menor ruido externo disminuiría también el ruido interno de la interfase.

La limitación fundamental del estudio es el tamaño muestral, ya que el periodo de recogida de datos hubo de limitarse a 5 meses. Otra limitación deriva de la recogida de datos por diferentes personas, ya que el estudio se realizaba durante las 24 h del día y eran las enfermeras que se encontraban en ese momento en la Unidad quienes hacían la recogida. A pesar de que fueron convenientemente instruidas, podría haber variaciones interpersonales. En conclusión, el helmet es una interfase bien tolerada. La puntuación COMFORT obtenida permite mantener a los niños con un grado entre cómodo y muy cómodo, sin observarse niños que estuvieran poco o nada cómodos. El nivel de ruido registrado tanto dentro como fuera del helmet ha sido como máximo de 78 dB y, por lo tanto, se encuentra dentro del rango máximo de ruido permitido por la OMS.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
A. Vivanco Allende, A. Medina Villanueva, J. Mayordomo Colunga.
Ventilación no invasiva en Pediatría.
Bol Pediatr, 52 (2012), pp. 4-13
[2]
S.S. Ganu, A. Gautam, B. Wilkins, J. Egan.
Increase in use of non-invasive ventilation for infants with severe bronchiolitis is associated with decline in intubation rates over a decade.
Intensive Care Med, 38 (2012), pp. 1177-1183
[3]
Non-invasive ventilation in pediatrics., 3.a ed.,
[4]
J. Mayordomo-Colunga, A. Medina, C. Rey, J.J. Díaz, A. Concha, M. Los Arcos, et al.
Predictive factors of non invasive ventilation failure in critically ill children: A prospective epi- demiological study.
Intensive Care Med., 35 (2009), pp. 527-536
[5]
S. Pérez González, J. Mayordomo Colunga, C. Rey Galán, M. Martín Abada, A. Medina Villanueva, M.L. Vázquez Álvarez.
Montaje y manejo del sistema helmet-CPAP en lactantes y niños con insuficiencia respiratoria aguda.
Enferm Intensiva., 22 (2011), pp. 60-64
[6]
F. Cavaliere, G. Conti, R. Costa, G. Spinazzola, R. Proietti, A. Sciuto, et al.
Exposure to noise during continuous positive airway pressure: Influence of interfaces and delivery systems.
Acta Anaesthesiol Scand., 52 (2008), pp. 52-56
[7]
G. Chidini, E. Calderini, B.M. Cesana, C. Gandini, E. Prandi, P. Pelosi.
Noninvasive continuous positive airway pressure in acute respiratory failure: Helmet versus facial mask.
Pediatrics., 126 (2010), pp. 330-336
[8]
Non-invasive ventilation in pediatrics, 2.a ed.,
[9]
M. Van Dijk, J.W. Peters, P. van Deventer, D. Tibboel.
The COMFORT Behavior Scale: A tool for assessing pain and sedation in infants.
Am J Nurs., 105 (2005), pp. 33-36
[10]
L.A. Bear, P. Ward-Smith.
Interrater reliability of the COMFORT scale.
Pediatr Nurs., 32 (2006), pp. 427-434
[11]
B. Ambuel, K.W. Hamlett, C.M. Marx, J.L. Blumer.
Assessing distress in pediatric intensive care environments: The COMFORT scale.
J Pediatr Psychol., 17 (1992), pp. 95-109
[12]
F. Cavaliere, G. Conti, R. Costa, R. Proietti, A. Sciuto, S. Masieri.
Noise exposure during noninvasive ventilation with a helmet, a nasal mask, and a facial mask.
Intensive Care Med, 30 (2004), pp. 1755-1760
[13]
S.S. Surenthiran, K. Wilbraham, J. May, T. Chant, A.J. Emmerson, V.E. Newton.
Noise levels within the ear and post-nasal space in neonates in intensive care.
Arch Dis Child Fetal Neonatal, 88 (2003), pp. 315-318
[14]
D. Trevisanuto, L. Camiletti, N. Doglioni, F. Cavallin, A. Udilano, V. Zanardo.
Noise exposure is increased with neonatal helmet CPAP in comparison with conventional nasal CPAP.
Acta Anaesthesiol Scand., 55 (2011), pp. 35-38
[15]
C. Milési, F. Ferragu, S. Jaber, A. Rideau, C. Combes, S. Matecki, et al.
Continuous positive airway pressure ventilation with helmet in infants under 1 year.
Intensive Care Med., 36 (2010), pp. 1592-1596
Copyright © 2014. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.