Publique en esta revista
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
CARTA CIENTÍFICA
DOI: 10.1016/j.anpedi.2019.06.015
Open Access
Disponible online el 18 de Septiembre de 2019
Cribado neonatal de hipotiroidismo congénito: estudio observacional de 13 años
Newborn screening for congenital hypothyroidism: A 13-year observational study
Visitas
0
Yanni Zhanga, Yuqi Yangb, Hongmei Mua, Jun Chena, Jiang Jianb,
Autor para correspondencia
ybcz0519@163.com

Autor para correspondencia.
a Hospital Materno-Infantil de Ankang, Ankang, Shaanxi, China
b Hospital Materno-Infantil de Changzhou, Universidad Médica de Nanjing, Changzhou, Jiangsu, China
Este artículo ha recibido
0
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Asociación entre los indicadores del cribado y la estación de nacimiento
Texto completo
Sr. Editor:

El cribado neonatal es un método importante para la detección y el tratamiento tempranos de malformaciones congénitas, y desempeña un papel fundamental en la mejora de la salud infantil1. Muchos países consideran los programas de cribado neonatal parte importante de la asistencia sanitaria pública nacional y el cribado de ciertas enfermedades está muy extendido. El cribado neonatal del hipotiroidismo congénito (HC) se realiza en todo el mundo desde los años 70 y ha demostrado su utilidad en la detección de esta enfermedad. Se realizó un estudio retrospectivo mediante el análisis de datos clínicos correspondientes al cribado de HC en los últimos 13 años, con énfasis en la distribución de los resultados, los puntos de corte óptimos para la definición de resultado positivo, posibles factores asociados, etc.

Se obtuvo consentimiento informado firmado para cada recién nacido. Las muestras de sangre en papel se recogieron en papel de filtro 903 a las 72 h del nacimiento. El nivel de tirotropina (TSH por sus siglas en inglés) en las muestras se determinó por medio de inmunofluorescencia. Si el resultado era positivo, los niveles séricos de TSH y tiroxina libre (T4l) se midieron mediante inmunoanálisis electroquímico.

El estudio incluyó un total de 437.342 recién nacidos para los que se obtuvo consentimiento para realizar el cribado. Los resultados de la muestra total se presentan en la figura 1. Un total de 192 neonatos recibieron un diagnóstico final de HC, de los que 105 eran niños y 87 niñas. La incidencia de HC fue de un caso por 2.278 recién nacidos, lo que fue consistente con el promedio calculado para China2. Al mismo tiempo, esta cifra divergió ligeramente de las incidencias publicadas en otros países.

Figura 1.

Resultados generales del estudio.

Entre enero del 2006 y diciembre del 2009 se empleó un punto de corte de 8,5 mU/l. En este período, se diagnosticaron 5 casos de HC y 9 de hipertiroxinemia con pruebas adicionales. El nivel de TSH en el cribado neonatal en estos casos había estado entre 8,5 y 9,0 mU/l.

HC: hipotiroidismo congénito; TSH: tirotropina; TSHn: tirotropina en cribado neonatal; T4l: tiroxina libre.

(0,21MB).

En el grupo de neonatos con HC, la mediana de TSH fue de 46,10 mU/l (rango intercuartílico [RIC], 17,90-120,00), comparado con 2,39 mU/l en neonatos con resultados normales del cribado. En las pruebas serológicas que se realizaron a continuación, la mediana sérica de TSH fue de 75,0 mU/l (RIC, 75,00-75,00) y la mediana de T4l fue de 5,14pmol/l (RIC, 2,83-8,39). El punto de corte empleado para la detección de HC entre enero del 2006 y diciembre del 2009 fue 8,5 mU/l. Durante el período de estudio se diagnosticaron 5 casos adicionales de HC en neonatos cuyos niveles de TSH eran 8,58, 8,82, 8,86, 8,87 y 8,95 mU/l. El cribado de HC está muy extendido desde hace muchos años y su efectividad está comprobada. No obstante, un número creciente de expertos están intentando determinar el límite óptimo de TSH que debería aplicarse para discriminar entre neonatos con y sin HC, y minimizar la frecuencia de falsos positivos. Para optimizar el punto de corte de TSH, se generaron curvas de las características operativas del receptor, calculándose el área bajo la curva (AUC) con los datos de nuestros cuatrocientos 30.000 pacientes. La AUC para la detección de HC fue de 0,996 aplicando un punto de corte de 9,0 mU/l, con una sensibilidad del 96,89%, una especificidad del 99,13%, una precisión del 99,13%, un valor predictivo positivo del 4,70% y un valor predictivo negativo del 99,99%. En nuestro estudio, el punto de corte óptimo fue de 8,58 mU/l, ya que con él se obtenía la mejor combinación de sensibilidad (99,48%) y especificidad (97,70%). Estudios similares realizados en otros países han corroborado que la optimización del punto de corte de TSH puede mejorar la efectividad del cribado de HC3,4. Nuestro grupo considera que también es necesario ajustar este punto de corte a poblaciones locales mediante el análisis retrospectivo de datos.

Datos de diversos estudios sugieren que el HC se asocia a múltiples factores. La estación de nacimiento es uno de los factores que ha atraído la atención de los investigadores. La tabla 1 presenta los datos concernientes a la relación entre los indicadores del cribado y la estación de nacimiento. Encontramos que el programa neonatal de cribado de HC obtuvo los mejores resultados en el cuarto trimestre del año, con un valor de la AUC mayor de 0,99 y una precisión de más del 95%. Esto fue similar a los resultados publicados por Khanjani et al.5. Varios autores han identificado distintos factores que podrían estar implicados en la asociación entre la prevalencia del HC y la estación de nacimiento, como las infecciones virales o las diferencias climáticas, de condiciones de vida o de niveles de yodo que existen entre distintas zonas geográficas5.

Tabla 1.

Asociación entre los indicadores del cribado y la estación de nacimiento

Meses  Número  HC  Prevalencia(/10.000)  TSHMediana (RIC)  Tasa de falsos positivos  AUC  IC del 95% 
Enero-marzo  104.461  41  3,92  2,78 (1,68-4,34)  1,34%  0,9958  0,9936-0,9981 
Abril-junio  94.226  37  3,93  2,29 (1,35-3,59)  0,70%  0,9902  0,9763-0,999 
Julio-septiembre  107.419  46  4,28  2,19 (1,29-3,41)  0,52%  0,9985  0,9977-0,9994 
Octubre-diciembre  130.998  69  5,27  2,60 (1,57-4,03)  0,89%  0,9983  0,9974-0,9993 
Total  437.103a  193b  4,42  2,47 (1,47-3,86)  0,87%  0,9961  0,9930-0,9992 

AUC: área bajo la curva; HC: hipotiroidismo congénito; IC: intervalo de confianza; RIC: rango intercuartílico; TSH: tirotropina.

a

El análisis no incluyó los datos de 239 bebés perdidos en el seguimiento.

b

El cribado no detectó un caso de HC.

En conclusión, nuestro análisis de una muestra clínica grande confirmó la fidelidad de la incidencia estimada de HC y la efectividad del programa de cribado neonatal. Aun así, se puede mejorar el rendimiento del cribado ajustando los puntos de corte de TSH aplicados en los programas de cribado locales y realizando ajustes para posibles factores de confusión, como por ejemplo la estación.

Financiación

Este estudio fue apoyado por becas del Proyecto de Investigación Clave y Plan de Desarrollo de la Provincia de Jiangsu (BE2017650), el Proyecto de Apoyo a la Ciencia y la Tecnología de Changzhou (Desarrollo Social CE20175021) y el Proyecto de Investigación en Salud Infantil y Materna de Jiangsu (F201671).

Bibliografía
[1]
B. Keskinkılıç.
Neonatal screening programs.
[2]
K. Zhong, W. Wang, F. He, Z. Wang.
The status of neonatal screening in China, 2013.
J Med Screen, 23 (2016), pp. 59-61
[3]
S.M. Silvestrin, C. Leone, Cr. Leone.
Detecting congenital hypothyroidism with newborn screening: The relevance of thyroid-stimulating hormone cutoff values.
J Pediatr (Rio J), 93 (2017), pp. 274-280
[4]
N.L. Heather, P.L. Hofman, M. de Hora, J. Carll, J.G. Derraik, D. Webster.
Evaluation of the revised New Zealand national newborn screening protocol for congenital hypothyroidism.
Clin Endocrinol (Oxf), 86 (2017), pp. 431-437
[5]
N. Khanjani, A. Ahmadzadeh, B. Bakhtiari, F. Madadizadeh.
The role of season and climate in the incidence of congenital hypothyroidism in Kerman province, Southeastern Iran.
J Pediatr Endocrinol Metab, 30 (2017), pp. 149-157
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.