Información de la revista
Vol. 81. Núm. 5.
Páginas 332-333 (Noviembre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 81. Núm. 5.
Páginas 332-333 (Noviembre 2014)
Imágenes en pediatría
DOI: 10.1016/j.anpedi.2013.12.007
Acceso a texto completo
Imagen en «reloj de arena» por hernia hiatal posquirúrgica
«Hourglass» image due to a post-surgical hiatal hernia
Visitas
...
J.A. Porras-Cantareroa, A. García-Salidob,
Autor para correspondencia
citopensis@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, A. Rodríguez-Minguezc, R. Martino-Albad
a Unidad de Pediatría, Hospital Infantil del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla, España
b Unidad de Cuidados Intensivos y Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
c Unidad de Radiología Pediátrica, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
d Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Paciente de 14 años con parálisis cerebral y tetraparesia espástica. Portador de gastrostomía y funduplicatura de Nissen. Un año después, tras la intervención, presenta vómitos incoercibles, dolor e irritabilidad. Estos episodios solo ceden con el ayuno, viéndose incrementados progresivamente en severidad y frecuencia.

Se ingresa y se solicita un tránsito esofagogástrico con bario (fig. 1A-D) objetivándose hernia de hiato mixta (fig. 1B y C) y gran reflujo gastroesofágico (fig. 1D). Se realiza corrección quirúrgica comprobándose la pérdida de la funduplicatura y un gran hiato diafragmático.

Figura 1.

A) Contraste en el esófago torácico con una cavidad aérea mediastínica adyacente (flecha), no se puede precisar la situación de la unión esofagogástrica. B) La cavidad mediastínica vista en la imagen A se rellena de contraste, corresponde a una hernia paraesofágica del cuerpo gástrico (flecha). C) Se identifica la hernia paraesofágica como la imagen en «reloj de arena» central (corchetes); a su izquierda en el paciente, el fundus, que queda por debajo del contorno diafragmático (F); y atravesando por detrás del cuello de la hernia, el esófago distal y la unión esofagogástrica como una banda que debería estar fruncida por los cambios morfológicos de la funduplicatura de Nissen. D) Se demuestra la presencia de reflujo por el retorno de contraste al esófago que además se distiende en todo el sector incluido, también en la zona de Nissen (asterisco).

(0,13MB).

Se describen 4 tipos de hernias hiatales siendo el tipo I, hernia de hiato por deslizamiento, la más frecuente (95%)1. Esta, generalmente asintomática, se produce por ensanchamiento del hiato esofágico y laxitud de la membrana frenoesofágica. Las hernias tipo II, III y IV son típicamente precedidas de cirugía existiendo también raros casos primarios2–4. El tipo II o paraesofágica supone el desplazamiento del fundus gástrico. La tipo III o mixta combina herniación del cardias y fundus. El tipo IV o paraesofágica gigante implica además otros órganos abdominales3.

En pacientes asintomáticos el diagnóstico puede ser accidental. En el resto los antecedentes quirúrgicos o la presencia de signos o síntomas de reflujo gastroesofágico permiten la sospecha3. En casos como el descrito, con severa afectación neurológica, estos signos y síntomas deben ser valorados con precaución.

La hernia tipo I raramente requiere resolución quirúrgica. En los demás tipos, el tratamiento farmacológico puede ser insuficiente siendo generalmente necesaria la cirugía1.

Agradecimientos

A Jorge, por enseñarnos.

Bibliografía
[1]
C. Dean, D. Etienne, B. Carpentier, J. Gielecki, R.S. Tubbs, M. Loukas.
Hiatal hernias.
Surg Radiol Anat, 34 (2012), pp. 291-299
[2]
B.C. White, L.O. Jeansonne, C.B. Morgenthal, S. Zagorski, S.S. Davis, C.D. Smith, et al.
Do recurrences after paraesophageal hernia repair matter?: Ten-year follow-up after laparoscopic repair.
Surg Endosc, 22 (2008), pp. 1107-1111
[3]
P.J. Kahrilas, H.C. Kim, J.E. Pandolfino.
Approaches to the diagnosis and grading of hiatal hernia.
Best Pract Res Clin Gastroenterol, 22 (2008), pp. 601-616
[4]
J.S. Karpelowsky, N. Wieselthaler, H. Rode.
Primary paraesophageal hernia in children.
J Pediatr Surg, 41 (2006), pp. 1588-1593
Copyright © 2013. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?