Información de la revista
Vol. 72. Núm. 3.
Páginas 225-227 (Marzo 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 72. Núm. 3.
Páginas 225-227 (Marzo 2010)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2009.11.022
Acceso a texto completo
Raquitismo carencial en un lactante de 5 meses. Patología poco común en nuestro medio
Nutritional rickets in a 5 month-old child. A rare disease in Spain
Visitas
...
L. Ojeda??
Autor para correspondencia
lysbet_ojeda@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, M.A. Ros, C. Tomás, J.J. Alcón, J. Ardit
Servicio de Pediatría, Consorcio Hospital General Universitario Valencia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Datos analíticos del paciente
Texto completo
Sr. Editor

El raquitismo por deficiencia de vitamina D continúa siendo un problema de salud entre los niños de muchas comunidades, especialmente entre los lactantes que son exclusivamente amamantados, lactantes de piel oscura que viven en zonas templadas, los bebés y sus madres en el oriente medio y los niños de países en desarrollo1,2. La producción de vitamina D con la exposición al sol es la forma primordial para evitar la deficiencia de vitamina D en los lactantes y niños de corta edad3. Menos del 10% deriva de orígenes dietéticos4. Las variaciones estacionales en el suero de 25 hidroxivitamina D de niños y adultos están bien documentadas, con niveles máximos en el medio del verano y el punto más bajo al final del invierno en los hemisferios norte y sur5,6. La lactancia materna es indiscutiblemente el alimento ideal para los lactantes, sin embargo, contiene menos de 25UI de vitamina D por litro que es insuficiente para la prevención del raquitismo7. Por lo tanto si el bebe está recibiendo lactancia materna exclusiva, de una madre deficiente de vitamina D y ambos son de raza oscura, el niño es susceptible al défici de vitamina D y por consiguiente puede desarrollar raquitismo8.

Se trata de una lactante, mujer de 5 meses de vida, ingresada en el mes de enero por bronquiolitis virus sincitial respiratorio positivo que de forma casual se detecta cifras de calcio en 6,4mg/dl (8,8–10,8mg/dl). Antecedentes de embarazo, parto y neonatal sin incidencias. Recibía lactancia materna exclusiva desde su nacimiento. Referían escasas salidas al aire libre y siempre cubierta de ropa. Su madre, de raza negra, no había recibido suplementos nutricionales durante el embarazo o lactancia y no tenía adecuada ingesta de lácteos. En la exploración física destaca craneotabes, rosario costal y ensanchamiento de muñecas. Se realiza analítica cuyos resultados se muestran a continuación. (tabla 1). La radiografía de tórax mostró ensanchamiento condrocostal y de los extremos costales. Y la radiografía de muñeca, ensanchamiento de la metáfisis del carpo, deflecamiento, imagen en copa y osteopenia (fig. 1). Todos ellos hallazgos compatibles con raquitismo figura 1.

Tabla 1.

Datos analíticos del paciente

Parámetros  Calcio  Fósforo  Magnesio  Paratohormona  25-hidroxivitamina D 
Valor paciente  6,4mg/dl  ↓1,8mg/dl  2mg/dl  287pg/ml  ↓16,16nmol/ml 
Valor referencia  8,8–10,8mg/dl  4–7mg/dl  1,9–2,5mg/dl  15–65pg/ml  >30nmol/ml 
Figura 1.

Radiografía de muñeca: metáfisis ensanchada, separada, acopada y desflecada.

(0,05MB).

Se pautó tratamiento con exposición solar, vitamina D3 (colecalciferol) y suplementos de calcio. A los 2 meses del tratamiento alcanzó una calcemia de 10,7mg/dl y se normalizaron el resto de los parámetros analíticos.

La reaparición del raquitismo por deficiencia de vitamina D en Europa y Norteamérica se asocia principalmente a los niños de piel oscura con dietas vegetarianas estrictas, lactantes de piel oscura con lactancia materna exclusiva durante más de 3–6 meses de edad, neonatos prematuros e hijos de madres con deficiencia de vitamina D9. No solo el hecho de tener la piel pigmentada puede ocasionar el déficit de vitamina D, sino también largos periodos de tiempo en el hospital, menor tiempo en exteriores, la cultura del vestir, fuerte protección solar, la zona residencial, etc. Los niños son más susceptibles a los bajos valores de vitamina D durante el invierno comparado con los meses de verano por consiguiente el raquitismo florido se presenta a finales de invierno o principios de la primavera como nuestro caso. El raquitismo debe incluirse en el diagnóstico diferencial de los niños que presentan falta de crecimiento, retrasos del desarrollo y anomalías ortopédicas. El diagnóstico precoz es esencial ya que la morbilidad puede ser minimizada si los niños son tratados antes de los 8 meses de vida. Aunque las recomendaciones actuales de la academia americana de pediatría es de 400UI de vitamina D para la prevención del raquitismo, debe considerarse suplementos de hasta 800UI para los lactantes de piel oscura que viven a gran latitud10. Es importante señalar que junto a la palpación habitual de la fontanela se debe buscar el craneotabes por ser un signo precoz y muy frecuente en el raquitismo además del rosario costal y el ensanchamiento de muñecas.

Bibliografía
[1]
J.M. Pettifor.
Nutritional rickets: deficiency of vitamin D, calcium, or both?.
Am J Clin Nutr, 80 (2004), pp. 1725S-1729S
[2]
M.S. Al-Atawi, I.A. Al-Alwan, A.N. Al-Mutair, H.M. Tamim, N.A. Al-Jurayyan.
Epidemiology of nutricional rickets in children.
Saudi J Kidney Dis Transpl, 20 (2009), pp. 260-265
[3]
M.F. Holick.
High prevalence of vitamin D inadequacy and implications for health.
Mayo Clin Proc, 81 (2006), pp. 353-373
[4]
J.M. Norris.
Can the sunshine vitamin shed light on type 1 diabetes?.
Lancet, 358 (2001), pp. 1476-1478
[5]
Holick MF, Vitamin D. In Modern nutrition in health and disease. 10th edition. Shils M, et al, editores. Baltimore, Maryland, USA: Lippincott Williams & Wilkins; 329–345
[6]
A.R. Webb, L. Kline, M.F. Holick.
Influence of season and latitude on the cutaneous synthesis of vitamin D3 : exposure to winter sunlight in Boston and Edmonton will not promote vitamin D3 synthesis in human skin.
J Clin Endocrinol, 67 (1988), pp. 373-378
[7]
B.W. Hollis, C.L. Wagner.
Vitamin D requirements during lactation: high-dose maternal supplementation as therapy to prevent hypovitaminosis D for both the mother and the nursing infant.
Am J Clin Nutr, 80 (2004), pp. 1752S-1758S
[8]
J.M. Lee, J.R. Smith, B.L. Philipp, T.C. Chen, J. Mathieu, M.F. Holick, et al.
Vitamin D deficiency in a healthy group of mothers and newborn infants.
Clin Pediatr, 46 (2007), pp. 42-44
[9]
A. Dawodu, C.L. Wagner.
Mother-child vitamin D deficiency: an international perspective.
Arch Dis Child, 92 (2007), pp. 750-753
[10]
M Misra, D Pacaud, A Petryk, PF Collett-Solberg, M Kappy.
Deficiencia de vitamina D en los niños y su tratamiento: revisión del conocimiento y las recomendaciones actuales.
Pediatrics, 66 (2008), pp. 86-106
Copyright © 2009. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.