Información de la revista
Vol. 69. Núm. 4.
Páginas 384 (Octubre 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 69. Núm. 4.
Páginas 384 (Octubre 2008)
Cartas al Editor
DOI: 10.1157/13126566
Acceso a texto completo
Réplica
Visitas
...
J. Dalmau Serraa, A. Martorell Aragonésb, Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría b, L. Suárez Cortinaa,
Autor para correspondencia
lsuarez.hrc@salud.madrid.org

Dra. L. Suárez Cortina. Servicio de Pediatría. Hospital Ramón y Cajal. Ctra. de Colmenar, km 9,1. 28034 Madrid. España.
a Unidad de Nutrición y Metabolopatías. Hospital Infantil La Fe. Valencia. España
b Comité de Alergia Alimentaria de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica. Consorcio Hospital General Universitario de Valencia. Valencia. España
Contenido relaccionado
An Pediatr (Barc). 2008;69:383-410.1157/13126565
L. Moral Gil, T. Toral Pérez, J.M. Garde Garde
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Sr. Editor:

En la bibliografía médica reciente existe una gran cantidad de información sobre la alergia a las proteínas de la leche de vaca (APLV), tanto en los aspectos epidemiológicos como en los clínicos o los de investigación sobre su patogenia. Aunque no existe un acuerdo total sobre su tratamiento, sí hay un consenso bastante unánime sobre el tipo de fórmulas alimentarias que deben utilizarse en niños con APLV documentada. Sin embargo, a pesar del amplio número de artículos publicados sobre cómo prevenir la APLV, las conclusiones son poco claras, en parte debido a que sus mecanismos patogénicos no son del todo conocidos. Además, el amplio uso en los países desarrollados de fórmulas especiales y dietas supuestamente preventivas, muchas veces no justificadas con argumentos científicos, puede ocasionar problemas nutricionales.

Por ello, el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría1 consideró oportuno llevar a cabo una actualización de estos dos temas con los datos de los que se dispone, aun sabiendo que este tipo de actualizaciones necesitan revisiones periódicas con los nuevos datos que aportan los estudios más recientes. Y, en cualquier caso, al valorar los datos actuales disponibles surgen cuestiones como las realizadas por los autores de la carta que antecede a estos comentarios, y cuya respuesta no tenemos, pero que son útiles para poder valorar la complejidad del problema de la prevención con fórmulas especiales (no sólo con fórmulas hidrolizadas). El Comité de Nutrición ha mantenido una actitud muy cauta sobre las recomendaciones preventivas con fórmulas, que están en total consonancia con las aparecidas posteriormente a su publicación. De hecho, no se hace ningún tipo de recomendación para la población general, y para los lactantes de riesgo de alergia se afirma lo siguiente: “si el niño recibe lactancia artificial no se precisa ningún tipo de fórmula especial (hidrolizada, elemental o soja)”, lo cual, evidentemente, no ha sido interpretado de forma correcta por los autores de la anterior carta cuando escriben, como principal motivo de su argumento: “pero acaba haciéndose eco de las medidas de prevención pasiva, que incluyen la alimentación con hidrolizados en lactantes de riesgo que no tomen lactancia materna”. Para este grupo de niños el Comité de Nutrición no recomienda ninguna medida de prevención pasiva. Agradecemos su carta para evitar confusión y aclarar conceptos.

Es evidente que existen muchas lagunas en el conocimiento de la APLV, por lo que las recomendaciones expuestas deberán ser revisadas a medida que se disponga de nuevas evidencias científicas. En cualquier caso, es bueno que un artículo pueda ser criticado porque permite clarificar aspectos que puedan no estar claramente expuestos o profundizar en su contenido.

BIBLIOGRAFÍA
[1.]
J. Dalmau Serra, A. Martorell Aragonés, el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría.
Alergia a proteínas de leche de vaca: prevención primaria. Aspectos nutricionales.
An Pediatr (Barc), 68 (2008), pp. 295-300
Copyright © 2008. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?