Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 80. Núm. 1.
Páginas 61-62 (Enero 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 80. Núm. 1.
Páginas 61-62 (Enero 2014)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2013.03.003
Acceso a texto completo
Tratamiento con hormona de crecimiento y parálisis de Bell: ¿coincidencia o consecuencia?
Growth hormone treatment and Bell's palsy: Coincidence or consequence?
Visitas
2472
B. Toledo del Castilloa,??
Autor para correspondencia
btoledo@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, G. Kyriakosb, M.B. Roldán Martína
a Servicio de Pediatría, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
b Sección de Endocrinología y Nutrición, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España
Este artículo ha recibido
2472
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

El tratamiento con hormona de crecimiento humana recombinante (rh-GH) durante la infancia suele producir escasos efectos adversos1,2.

Presentamos el caso de una niña de 4 años y 3 meses de edad, pequeña para la edad gestacional (PEG), que realizaba seguimiento en consultas de Endocrinología Pediátrica desde los 14 meses por ausencia de catch-up. Había nacido de un embarazo controlado y mediante cesárea en la semana 36. Presentó un peso al nacimiento de 1.800g (–1,8 DE) y una longitud de 41cm (–2,4 DE). Antecedentes familiares de tallas medias, con una talla diana de 158,5cm. A la exploración física destacaba una talla de 86,0cm (–4,3 DE), peso 9,7 kg (–2,8 DE), velocidad de crecimiento 5,9cm/año (–1,5 DE) y proporciones corporales armónicas. El estudio realizado mostró una analítica general normal, resultados negativos para anticuerpos de enfermedad celíaca y valores de hormonas T4 libre 0,8 ng/dl (0,6-1,4), TSH 2,07 mU/l (0,50-4,50), IGF-1 74 μg/l (49-289), IGFBP3 3,17mg/l (1,10-5,20) e insulina < 2 mU/l (2-16), HbA1 5,6%(4-6), cariotipo 46,XX y edad ósea comprendida entre 2 años y 2 años y 6 meses (Greulich y Pyle). Con la indicación de PEG, inició tratamiento con rh-GH a dosis de 0,04mg/kg sc diario.

A los 2 meses del inicio del tratamiento, presentó una desviación de la comisura bucal hacia la izquierda con imposibilidad del cierre palpebral derecho, con resto de la exploración neurológica normal. No existían antecedentes de traumatismo ni clínica infecciosa de interés. Se realizó estudio de hemograma, coagulación, bioquímica y lipidograma con valores normales, serologías frente a virus de Epstein-Barr IgM, virus del herpes simple IgA, citomegalovirus IgM con resultados negativos y a virus del herpes humano-6 IgG y virus de la varicela zóster IgG positivos y exudado faríngeo negativo. Los electromiogramas mostraron signos de lesión axonal difusa en el territorio del nervio facial derecho de intensidad moderada. No se realizó tomografía computerizada craneal. La paciente fue valorada por los servicios de Neuropediatría, Otorrinolaringología y Enfermedades Infecciosas, y recibió tratamiento con aciclovir por vía oral. No acudió a consultas de Endocrinología hasta 2 meses después, momento en que se interrumpió el tratamiento con rh-GH por persistir la parálisis facial descrita sin cambios. Un mes después de la suspensión del tratamiento, se evidenció una importante mejoría clínica. El electromiograma de control realizado a los 6 meses del inicio del cuadro mostró signos de afectación en el territorio del nervio facial derecho pero con potenciales polifásicos de reinervación. Se reintrodujo el tratamiento con rh-GH, al principio a mitad de dosis con aumento progresivo hasta alcanzar la dosis recomendada para la indicación PEG y la paciente evolucionó favorablemente.

El tratamiento con rh-GH está aprobado en España para pacientes PEG, con un peso o talla menor de –2 DE al nacimiento, que a los 4 años no hayan tenido un crecimiento recuperador y con talla inferior a –2б5 DE y menor de –1 DE ajustada a la talla diana3. La dosis de rh-GH utilizada para esta indicación (0,035-0,067mg/kg/día) es mayor que la usada para el déficit de GH4. No hay datos, de momento, que indiquen un aumento del riesgo de ocurrencia de efectos secundarios específicos en relación con el tratamiento con rh-GH en esta población.

La parálisis facial idiopática o parálisis de Bell se caracteriza por una parálisis del vii par craneal de tipo periférico de comienzo agudo y unilateral. Para su diagnóstico se deben excluir otras condiciones, tales como infecciones, inflamaciones, lesiones, neoplasias, enfermedades metabólicas y anomalías congénitas mediante un examen detallado5. Es menos común en los niños menores de 10 años que en adolescentes y adultos.

La GH actúa sobre el crecimiento, el metabolismo y la estructura ósea, y sus efectos pueden ser directos o indirectos, estando mediados por el factor de crecimiento similar a la insulina tipo 1 (IGF-1) que estimula los osteoblastos. Además, la GH afecta al crecimiento cartilaginoso6,7. La inflamación y el atrapamiento mecánico del nervio facial, que se introduce en el hueso petroso a través del canal de Falopio en estrecha proximidad a la pared medial del oído interno y la cavidad mastoidea, podrían ser factores contribuyentes a la patogénesis de la parálisis de Bell8.

La parálisis de Bell se ha descrito como una complicación del tratamiento con IGF-1 en niños con deficiencia del receptor de GH, así como en casos aislados de niños tratados con rh-GH o en pacientes tratados con rh-GH incluidos en bases de datos8,9. Aunque la asociación del tratamiento con rh-GH y la parálisis de Bell podría ser debida al azar, tampoco se puede descartar que exista una relación causal entre ambas dada la mejoría que la paciente experimentó al interrumpir el tratamiento.

Bibliografía
[1]
D.M. Cook, S.R. Rose.
A review of guidelines for use of growth hormone in pediatric and transition patients.
Pituitary, 15 (2012), pp. 301-310
[2]
J. Bell, K.L. Parker, R.D. Swinford, A.R. Hoffman, T. Maneatis, B. Lippe.
Long-term safety of recombinant human growth hormone in children.
J Clin Endocrinol Metab, 95 (2010), pp. 167-177
[3]
I. Díez López, A. de Arriba Muñoz, J. Bosch Muñoz, P. Cabanas Rodríguez, E. Gallego Gómez, M.J. Martínez-Aedo Ollero, et al.
Pautas para el seguimiento clínico del niño pequeño para la edad gestacional.
An Pediatr (Barc), 76 (2012), pp. 104e1-104e7
[4]
F.M. Souza, P.F. Collett-Solberg.
Adverse effects of growth hormone replacement therapy in children.
Arq Bras Endocrinol Metabol, 55 (2011), pp. 559-565
[5]
E. Pavlou, A. Gkampeta, M. Arampatzi.
Facial nerve palsy in childhood.
Brain Dev, 33 (2011), pp. 644-650
[6]
R. Barnard, K.W. Ng, T.J. Martin, M.J. Waters.
Growth hormone (GH) receptors in clonal osteoblast-like cells mediate a mitogenic response to GH.
Endocrinology, 128 (1991), pp. 1459-1464
[7]
H. Stracke, A. Schulz, D. Moeller, S. Rossol, H. Schatz.
Effect of growth hormone on osteoblasts and demonstration of somatomedin-C/IGF I in bone organ culture.
Acta Endocrinol (Copenh), 107 (1984), pp. 16-24
[8]
Ö. Pirgon, M.E. Atabek, A. Sert.
Bell's Palsy as an unfavorable effect of growth hormone therapy in a pediatric patient with Turner syndrome.
Turk Jem, 11 (2007), pp. 105-107
[9]
H.A. Wollmann, M.B. Ranke.
Bell's palsy after onset of insulin-like growth factor I therapy in a patient with growth hormone receptor deficiency.
Acta Paediatr Suppl, 399 (1994), pp. 148-149
Copyright © 2012. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.