Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 84. Núm. 6.
Páginas 343-346 (Junio 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 84. Núm. 6.
Páginas 343-346 (Junio 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.anpedi.2015.08.016
Acceso a texto completo
Enfermedad de Gaucher: tratamiento enzimático sustitutivo iniciado en la edad pediátrica. Experiencia de 20 años
Gaucher disease: enzyme replacement treatment initiated at pediatric age; 20-year experience
Visitas
...
Isidro Vitoria Miñana
Autor para correspondencia
vitoria_isi@gva.es

Autor para correspondencia.
, Jaime Dalmau Serra
Nutrition and Metabolopathies Unit, Hospital Infantil La Fe, Valencia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Características basales y evolución de pacientes con EG tipo 1
Tabla 2. Características basales de pacientes con EG tipo 2
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sra. Editora:

La enfermedad de Gaucher (EG) se origina por el déficit de la enzima beta glucosidasa ácida (GBA)1. La clasificación aceptada actualmente es: tipo 1 (no neuronopática, EG-1), tipo 2 (neuronopática aguda, EG-2) y tipo 3 (neuronopática crónica). Desde 1994, el tratamiento enzimático sustitutivo (TES) está disponible en España. Debido a la limitada experiencia con la que se cuenta con relación a su eficacia y seguridad a largo plazo, pensamos de interés describir la experiencia en un hospital infantil terciario en el que se empezó a utilizar esta terapia en cuanto estuvo disponible.

Se describe retrospectivamente la evolución de siete pacientes con EG (5 EG-1 y 2 EG-2) tratados en los últimos 20 años en el Hospital Infantil La Fe de Valencia. El diagnóstico fue confirmado mediante medición de la actividad de GBA en leucocitos (AGL) y estudio de mutaciones en el gen GBA. Al diagnóstico, y posteriormente cada año, se evaluaron peso, talla, IMC, grado de hepatomegalia-esplenomegalia, hemograma, hemostasia, quitotriosidasa, quimiocina ligando 18 (CCL18) y densitometría ósea de la columna. Se realizó resonancia magnética (RM) abdominal para evaluar el volumen hepático y el esplénico, calculando el múltiplo del valor normal2. En pacientes con afectación ósea se llevó a cabo RM de los huesos largos. El TSE se administró por infusión intravenosa de 2h cada 2 semanas en dosis de 60UI/kg en pacientes con EG-1.

La tabla 1 muestra la evolución de los 5 pacientes con EG-1. La edad al diagnóstico osciló entre los 22 meses y los 11 años. En todos los casos se encontraron células de Gaucher en el aspirado de médula ósea. El análisis genético detectó la mutación N370S en heterocigosis en 3 de los pacientes y la mutación L444P en 2. Todos los pacientes presentaron hepatoesplenomegalia y anemia. La hepatomegalia inicial era de 1,9 a 3,5 veces el volumen normal, y la esplenomegalia de 9 a 65 veces el volumen normal. Un paciente presentó lesiones por infarto óseo y 2 tenían fémures con forma de matraz de Erlenmeyer. La AGL osciló entre 0,26 y 2,87nM/mg Prot.h (por debajo del 8% del valor control en todos los casos). Los pacientes 1 y 2 fueron tratados con alglucerasa entre 1995 y 1998 y, a partir de entonces, con imiglucerasa. Todos los pacientes mejoraron en peso y talla, y en los niveles de hemoglobina y plaquetas. El TSE redujo el volumen hepático hasta 3 veces, y el esplénico entre 4 y 5. Estas mejoras ocurrieron principalmente durante los primeros 12-24 meses de tratamiento. Los pacientes no requirieron transfusiones de sangre. En el año 2009, debido a una escasez en el suministro de imiglucerasa que duró 6 meses4, 2 pacientes empezaron a ser tratados con miglustat. Ambos mostraron un incremento en la quitotriosidasa y la CCL18; y los niveles de estos 2 biomarcadores se normalizaron al reintroducir el TSE a las dosis previas. Estos pacientes no presentaron afectación hematológica u ósea ni mostraron cambios en la hepatoesplenomegalia. En 4 pacientes con EG-1, el TSE se inició antes de los 10 años de edad (en 2 de ellos a los 2 años). Dos pacientes han recibido TSE durante 20 años y uno durante 13 años. En ningún caso hubo eventos adversos relacionados con el TSE, y en todos se alcanzaron y mantuvieron los objetivos terapéuticos5. La mutación N370S protege contra la afectación neurológica, mientras que la mutación L444P, presente en el 77% de los alelos de la EG neuronopática, aumenta el riesgo de esta forma de la enfermedad. No obstante, la coexistencia de determinados polimorfismos puede modificar este riesgo6. El paciente 4, que no presentó síntomas neurológicos, mostró lesiones hiperintensas en la sustancia blanca periventricular en RM que se han mantenido estables. De modo similar, en el paciente 5, homocigoto para la mutación L444P, la RM craneal y el examen neurológico fueron normales y respondió bien a la TSE.

Tabla 1.

Características basales y evolución de pacientes con EG tipo 1

  Paciente 1Paciente 2Paciente 3Paciente 4Paciente 5
Sexo  NiñoNiñaNiñoNiñaNiña
Edad al inicio de síntomas  2 años5 años2 años10 años16 meses
Edad al diagnóstico  4 años5 años2,4 años11,9 años22 meses
Edad (año) al inicio de TSE  10 años (1995)8 años (1995)2 años (2002)12 años (2005)2 años (2013)
Síntomas/signos  HEMHEMHEMHEMHEM
Células de Gaucher en AMO  ++++++++++++++++++++
Genotipo  N370/G113EN370S/Del 55N370S/P182LL444P/A456PL444P/L444P
Actividad de la GBA en leucocitos (nM/mg Pr.h)  0,260,700,522,870,7
Última densitometría de columna (z score)  –0,7–1,0–0,20,4ND
Evolución: Año  1995  2014  1995  2014  2002  2014  2005  2013  2013  2014 
Peso (z scorea–1,25  –0,27  –0,86  0,67  –1,10  –1,05  –0,60  0,02  0,49  0,29 
Talla (z scorea–0,87  1,23  –1,0  –0,38  –1,54  –1,41  –1,57  –1,95  –0,69  –0,92 
Hb (g/dl)  10,4  14,1  9,6  12,5  7,8  14,7  10,9  11,7  12,2 
Plaquetas/mm3  88.000  214.000  89.000  207.000  69 000  171.000  41.000  176.000  82.000  185.000 
Serie ósea  Infarto óseo  Lesiones residuales  Matraz de Erlenmeyer  Lesiones residuales  Trastornos hueso trabecular  Lesiones residuales  Osteoporosis  Normal  Normal  Normal 
Volumen hepático (cc) (% pc) M.V.N.  2.813 (10,6%) 3  1.835 (2,7%) 1,1  1.075 (5,2%) 2,1  1.146 (1,8%) 1  975 (7,7%) 3,1  1.191 (2,2%) 1  3.312 (8,1%) 3,5  1.497 (2,5%) 1  623 (4,7%) 1,9  681 (4,7%) 1,9 
Volumen esplénico (cc) (% pc) M.V.N.  1.900 (7,2%) 36  346 (0,5%) 2,5  411 (1,9%) 9,5  126 (0,2%) 1  423 (3,3%) 16,5  266 (0,5%) 2,5  4.800 (13%) 65  551 (0,9%) 4,5  557 (4,2%) 21  146 (1,0%) 5 
Quitotriosidasa nM/mL/h  7.808  2.176  1.123  147  2.293  1.335  37.132  212  26.669  2.065 
CCL 18 (ng/ml)a  322  186  51  56  338  153  3.763  213  1.970  372 

AMO: aspirado de médula ósea; CCL 18: quimiocina (motivo C-C) ligando 18; EG: enfermedad de Gaucher; GBA: glucocerebrosidasa; Hb: hemoglobina; % pc: porcentaje con respecto al peso corporal; HEM: hepatoesplenomegalia; M.V.N.: múltiplo del valor normal (valor normal: hígado: 2,5% del peso corporal; bazo: 0,2% del peso corporal); ND: no hay datos.

a

Puntuación Z según Carrascosa et al.3

Como se aprecia en la tabla 2, los pacientes con EG-2 presentaron hepatoesplenomegalia, trastornos óseos y quitotriosidasa elevada, pero la RM craneal no mostró lesiones importantes. Ambos tenían la mutación L444P en heterocigosis y murieron antes de los 9 meses de edad. Uno de estos pacientes fue tratado con 4 dosis de TSE de 120 UI/kg. Hemos de resaltar que una RM craneal normal no descarta la EG-2.

Tabla 2.

Características basales de pacientes con EG tipo 2

  Paciente 1  Paciente 2 
Año del diagnóstico  1998  2006 
Sexo  Niño  Niña 
Edad al inicio de los síntomas (meses)  4-5 
Edad al diagnóstico (meses) 
Peso/talla/PC (z score)  –0,94/–0,37/–1,71  –2,19/–1,37/–0,36 
Razón de la primera visita médica  Síndrome febril y esplenomegalia  Disnea y disfagia 
Síntomas/signos neurológicos  Estrabismo convergente; hipertonía axial; opistótonos  Hiperextensión cervical; hipertonía axial; hipotonía de las extremidades; estrabismo 
Hepatoesplenomegalia  H: 3cm; S: 10cm  H: 4cm; S: 4cm 
Hemoglobina (g/dl) Plaquetas (U/μl)  10,3 208.000  10,7 191.000 
Serie ósea  Fémur con deformidad de matraz de Erlenmeyer  Escoliosis dorsolumbar; aumento de densidad ósea en metáfisis femorales/humerales proximales; metáfisis femorales distales ensanchada 
RM craneal  Normal; mielinización normal  Normal; mielinización normal 
Células de Gaucher en aspirado de MO  ++++  ++++ 
Quitotriosidasa (nM/mL/h)  3.454  8.736 
CCL 18 (ng/ml)  ND  752 
Actividad de glucocerebrosidasa en leucocitos (nM/mg Pr.h)  0,26  1,70 
Genotipo  L444P/S364R  L444P/c,1263-1317del55 
TSE (UI/kg cada 2 semanas)  No  120 (total de 4 dosis) 
Edad al morir (meses)  8,5 

CCL18: quimiocina (motivo C-C) ligando 18; EG: enfermedad de Gaucher; MO: médula ósea; ND: no hay datos; PC: perímetro cefálico; RM: resonancia magnética; TSE: terapia de sustitución enzimática.

En resumen, en los 20 años en los que se ha utilizado el TSE en pacientes con EG en nuestro centro hemos observado la evolución de pacientes de diferentes características: a) Tres pacientes con EG-1 con la mutación N370S evolucionaron bien, excepto durante el período de escasez del TSE, que afectó a 2 pacientes que mostraron incrementos considerables en los valores de quitotriosidasa y CCL18; estos marcadores son más sensibles y precoces que los cambios observados en parámetros hematológicos y óseos; b) Dos pacientes con EG-1 con la mutación L444P no presentaron ningún signo o síntoma neurológico durante los períodos de 10 y 2 años, respectivamente, en los que recibieron TSE, y c) Los 2 pacientes con EG-2 fallecieron a los 2-3 meses del diagnóstico, a pesar de haber sido tratados con dosis altas de TSE. Esta es la razón por la que las guías de tratamiento actuales no recomiendan el uso del TSE en la EG-27.

Bibliografía
[1]
P. Kaplan, H. Baris, L. de Meirleir, M. di Rocco, A. El-Beshlawy, M. Huemer, et al.
Revised recommendations for the management of Gaucher disease in children.
Eur J Pediatr, 172 (2013), pp. 447-458
[2]
I. Genoves Terol, C. Martínez Porcal, B. Ferrrer Lorente, F. Menor Serrano, J. Dalmau Serra.
Gaucher's disease: Results of enzymatic treatment with beta glucosidase acid [Article in Spanish].
An Esp Pediatr, 46 (1997), pp. 406-408
[3]
Carrascosa A, Fernández JM, Fernández M, López-Siguero JP, López D, Sánchez E. Estudios españoles de crecimiento 2010. Asociación Española de Pediatría; 2010.
[4]
P. Giraldo, P. Irun, P. Alfonso, J. Dalmau, M.A. Fernández-Galán, A. Figueredo, et al.
Evaluation of Spanish Gaucher disease patients after a 6-month imiglucerase shortage.
Blood Cells Mol Dis, 46 (2011), pp. 115-118
[5]
A. Baldellou, J. Dalmau, P. Sanjurjo.
Gui¿a cli¿nica para el diagno¿stico, tratamiento y seguimiento de la enfermedad de Gaucher en la infancia.
Acta Pediatr Esp, 64 (2006), pp. 175-180
[6]
P. Alfonso, J. Navascues, S. Navarro, P. Medina, A. Bolado-Carrancio, V. Andreu, et al.
Characterization of variants in the glucosylceramide synthase gene and their association with type 1 Gaucher disease severity.
Hum Mutat, 34 (2013), pp. 1396-1403
[7]
A. Vellodi, A. Tylki-Szymanska, E.H. Davies, E. Kolodny, B. Bembi, T. Collin-Histed, et al.
Management of neuronopathic Gaucher disease: Revised recommendations.
J Inherit Metab Dis, 32 (2009), pp. 660-664
Copyright © 2015. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.