Información de la revista
Vol. 75. Núm. 3.
Páginas 213-215 (Septiembre 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 75. Núm. 3.
Páginas 213-215 (Septiembre 2011)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2011.04.010
Acceso a texto completo
Enfermedad meningocócica neonatal
Neonatal meningococcal disease
Visitas
...
A. Donoso Fuentesa,??
Autor para correspondencia
adonoso@hurtadohosp.cl

Autor para correspondencia.
, C. Fuentes Fuhrmannb, D. Arriagada Santisa
a Unidad de Gestión Clínica del Niño, Hospital Padre Hurtado, Programa de Medicina Intensiva Infantil, Universidad del Desarrollo, Clínica Alemana de Santiago, Santiago de Chile, Chile
b Interna de Medicina, Escuela de Medicina Universidad del Desarrollo, Clínica Alemana de Santiago, Santiago de Chile, Chile
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Características epidemiológicas, clínicas y de laboratorio de tres pacientes con enfermedad meningocócica neonatal
Texto completo
Sr. Editor:

Dentro de la sepsis de origen bacteriano en la etapa neonatal, la enfermedad meningocócica es causante de muy pocos casos1.

Los síntomas suelen ser inespecíficos, como es habitual en pacientes de esta edad, y las lesiones purpúricas características de observar en otros grupos etáreos sólo se presentan ocasionalmente2. Es por esto que se debe tener un alto índice de sospecha para enfrentar esta patología en forma precoz y adecuada.

Presentamos los casos de tres pacientes recién nacidos que cursaron con sepsis por Neisseria meningitidis (N. meningitidis) serogrupo B.

Entre los años 2002 y 2010 ingresaron a la unidad de cuidados intensivos pediátricos tres pacientes neonatos con enfermedad meningocócica, de 9, 15 y 25 días de vida. Todos eran de sexo femenino y nacidos a término. Ninguno con antecedentes perinatales.

Todos ellos se presentaron con fiebre, pero sólo uno con lesiones purpúricas. Desde su admisión con cobertura antibiótica de amplio espectro. En todos se confirmó mediante cultivo N. meningitidis serogrupo B.

Una de los pacientes presentó hipotensión arterial y shock séptico, requiriendo apoyo ventilatorio y uso fármacos vasoactivos.

Las pacientes evolucionaron satisfactoriamente, sin mortalidad.

Las principales características epidemiológicas, clínicas y de laboratorio se presentan en la tabla 1.

Tabla 1.

Características epidemiológicas, clínicas y de laboratorio de tres pacientes con enfermedad meningocócica neonatal

  Caso 1  Caso 2  Caso 3 
Epidemiología
Patología materna  No  No  No 
Edad (días)/sexo  9/M  15/M  25/M 
PN (g)/EG (semanas)  3.320/39  3.240/39  3.550/40 
Clínica       
Fiebre  Sí  Sí  Sí 
Irritabilidad  Sí  Sí  Sí 
Púrpura  No  No  Sí 
Hipotensión arterial  Sí  No  No 
Laboratorio ingreso/24 h de evolución
Leucocitos (μl)  11.000/NR  7.900/17.300  10.000/10.700 
PCR (mg/l)  54/NR  89/38  21/131 
Leucocitos en LCR (μl)  8.000/NR  0/NR  5/NR 
Microbiología       
Cultivo sangre/LCR  +/+  +/–  +/– 
Serogrupo 
Evolución a shock séptico  Sí  No  No 
Terapia       
Antibiótico/días  Cefotaxima/7  Cefotaxima/7  Cefotaxima/7 
VM/FVA  Sí/Sí  No/No  No/No 
Complicación  No  No  No 
Mortalidad  No  No  No 
Evolución  Alta a planta  Alta a planta  Alta a planta 
Puntaje PIM2  1,1  1,1  1,9 

EG: edad gestacional (en semanas); FVA: fármacos vasoactivos; h: horas; LCR: líquido cefalorraquídeo; M: mujer; NR: no realizada; PCR: proteína C reactiva (valor normal: 0-5mg/l); PIM2: pediatric index of mortality 2; PN: peso nacimiento (en g); VM: ventilación mecánica.

La infección por N. meningitidis es una causa muy poco frecuente de sepsis durante el periodo neonatal; sin embargo, ésta puede presentarse en la etapa intrauterina 3, al momento del parto2 o como sepsis dentro de la primera semana de vida4, siendo estas situaciones extremadamente raras de observar. La mayoría de los casos reportados ocurren en pacientes mayores de una semana (sepsis neonatal tardía) y los serogrupos más frecuente involucrados son el B5,6 y C7–9. En una reciente comunicación Shepard et al1 señalan una incidencia anual de 9/100.000 neonatos.

Aproximadamente, el 50% de los recién nacidos presenta anticuerpos frente a N. meningitidis al momento de nacer, lo que explicaría la escasa ocurrencia de enfermedad meningocócica en el periodo neonatal8. Estos anticuerpos protectores son adquiridos de forma transplacentaria8, declinando gradualmente desde el sexto mes de vida hasta los 18 a 24 meses de edad, donde desaparecen. La susceptibilidad a la infección se correlaciona con la ausencia de anticuerpos bactericidas.

La forma de presentación suele ser inespecífica2, como es habitual observar en la sepsis en este grupo etario, destacando la fiebre e irritabilidad en todos nuestros pacientes. La presencia de exantema purpúrico-petequial, signo orientador de etiología meningocócica, es poco usual en el periodo neonatal, probablemente por la propia inmadurez inmunológica6. Es así como solo uno de nuestros pacientes lo presentó, hallazgo coincidente con otros reportes. En la revisión efectuada por Lo et al2 solo el 18% de los casos manifestó dicho exantema, lo cual hace que la detección precoz de la sepsis meningocócica sea particularmente difícil.

Los casos aquí comunicados fueron de moderada gravedad, presentando solo uno de ellos meningitis y shock séptico; sin embargo, en ocasiones pueden evolucionar con un rápido deterioro clínico hacia un shock séptico refractario que ocasione disfunción multiorgánica y finalmente la muerte del paciente2,3,6.

Todos nuestros pacientes eran a término y en ninguno se pudo identificar una condición predisponente o factor de riesgo, como tampoco cambio en la situación epidemiológica de nuestro país o alguna circunstancia que alterara la inmunidad materna y disminuyera eventualmente el paso de anticuerpos, aumentando la susceptibilidad de estos recién nacidos.

En relación con la fuente de infección, además de la transmisión por contacto directo, se ha descrito transmisión vertical por colonización vaginal10 y la asociación de conjuntivitis como puerta de entrada4.

No existe consenso acerca de la duración óptima de la terapia antibiótica para los pacientes que evolucionan sin complicaciones, reportándose casos con duración de tratamiento entre 14 a 21 días4,9. En nuestra experiencia, todos los pacientes fueron tratados por una semana, con evolución y resultado favorable, sin presentar complicaciones o secuelas neurológicas.

En todos los casos aquí comunicados se realizó quimioprofilaxis a los contactos domiciliarios según la normativa sanitaria vigente; sin embargo, no se efectuó cultivo del tracto genital de la madre como tampoco detección de la condición de portador del personal hospitalario que atendió a la menor de las pacientes.

Si bien la sepsis y la meningitis de etiología meningocócica en el periodo neonatal son infrecuentes, debe considerarse como un posible agente causal en este grupo etario, ya que pocos serán los casos en la cual la presentación clínica nos lo haga sospechar.

Bibliografía
[1]
C.W. Shepard, N.E. Rosenstein, M. Fischer.
Neonatal meningococcal disease in the United States, 1990 to 1999.
Pediatr Infect Dis J, 22 (2003), pp. 418-422
[2]
W.T. Lo, Y.S. Yuh, C.C. Wang, M.L. Chu.
Early onset neonatal infection with Neisseria meningitidis serogroup C: case report and literature reviw.
Eur J Pediatr, 162 (2003), pp. 785-787
[3]
Z.A. Bhutta, I.A. Khan, Z. Agha.
Fatal intrauterine meningococcal infection.
Pediatr Infect Dis J, 10 (1991), pp. 868-869
[4]
M. Ellis, A.M. Weindling, D.C. Davidson, N. Ho, V. Damjanovic.
Neonatal meningococcal conjunctivitis associated with meningococcal meningitis.
Arch Dis Child, 67 (1992), pp. 1219-1220
[5]
C.A. Arango, M.H. Rathore.
Neonatal meningococcal meningitis: case reports and review of literature.
Pediatr Infect Dis J, 15 (1996), pp. 1134-1136
[6]
B. Selander, S. Schliamser, C. Schalén, H. Fredlund, M. Unemo, P.J. Johanson.
A premature infant with fulminant meningococcal septicaemia.
Scand J Infect Dis, 35 (2003), pp. 345-348
[7]
M.P. Falero Gallego, A. Arroyos Plana, L. Santillana Ferrer, R. Cazorla Calleja, J. Cobas Pazos, A. Ureta Huertos.
Sepsis neonatal tardía con meningitis por meningococo del serogrupo C.
An Esp Pediatr, 50 (1999), pp. 639-640
[8]
H.W. Clegg, I.D. Todres, F.M. Moylan, D.E. Keim, D.C. Shannon.
Fulminant neonatal meningococcemia.
Am J Dis Child, 134 (1980), pp. 354-355
[9]
N. Katier, M. Traen, J. De Dooy, L. Geyskens, L. Mahieu.
Neonatal purpura due to Neisseria meningitidis serogroup C infection.
Eur J Pediatr, 162 (2003), pp. 283-284
[10]
R.N. Jones, J. Slepack, A. Eades.
Fatal neonatal meningococcal meningitis: association with maternal cervical-vaginal colonization.
JAMA, 236 (1976), pp. 2652-2653
Copyright © 2010. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?