Información de la revista
Vol. 77. Núm. 6.
Páginas 403-412 (Diciembre 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 77. Núm. 6.
Páginas 403-412 (Diciembre 2012)
Original breve
DOI: 10.1016/j.anpedi.2012.05.017
Acceso a texto completo
Infecciones por Staphylococcus aureus en cuidados intensivos: características clínicas y epidemiológicas
Staphylococcus aureus infections in the intensive care unit: clinical and epidemiological characteristics
Visitas
...
B. Cabezaa,??
Autor para correspondencia
beacabeza@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, S. García Ruízb, M.J. González-Abadc, M. Nieto-Moroa, A. Martínez de Azagraa, M.I. Iglesias-Bouzasa, J. Casado-Floresa
a Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
b Servicio de Urgencias Pediátricas, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
c Servicio de Microbiología, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Características epidemiológicas y clínicas del grupo 1 (infección comunitaria)
Tabla 2. Características epidemiológicas y clínicas del grupo 2 (infección nosocomial)
Tabla 3. Comparación estadística entre ambos grupos
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

En los últimos años se ha producido un incremento de las infecciones invasivas por este patógeno que requieren ingreso en cuidados intensivos pediátricos (UCIP).

Pacientes y métodos

Estudio retrospectivo (entre enero del 2006 y junio del 2010) en el que se incluyó a todos los pacientes con infección por Staphylococcus Aureus (S. aureus) que precisaron ingreso en UCIP. Estos fueron clasificados en 2 grupos: infección comunitaria (grupo 1) e infección nosocomial (grupo 2). Se recogieron los siguientes datos: epidemiológicos, tipo de aislamiento de S. aureus (S. aureus sensible a meticilina [SASM], S. aureus resistente a metilicina [SARM]), factores de riesgo, localización de la infección, presencia de inestabilidad hemodinámica, soporte respiratorio y mortalidad.

Resultados

Se estudiaron a 51 pacientes, 21 pertenecientes al grupo 1 y 30 al grupo 2. La mediana de edad fue menor en el grupo 1 (1,6 años frente 3,2 años, p = 0,009). Se aisló SASM en el 88% de los casos. Se detectaron 6/51 (12%) pacientes con infección por SARM, los cuales se aislaron en el último periodo del estudio (enero 2009-junio 2010).

Los factores de riesgo fueron: inmunosupresión, catéter venoso central, institucionalización, ventilación mecánica, cirugía previa, traumatismo previo y osteomielitis crónica. Un 83% de los pacientes con infección por SARM tenían factores de riesgo. La localización de la infección por S. aureus fue variada, siendo las infecciones respiratorias las más frecuentes (75%). Un 43% de los pacientes requirieron fármacos vasoactivos. La mayoría de los pacientes (86%) requirió soporte respiratorio. Un paciente del grupo 1 falleció por neumonía necrotizante por SAMS.

Conclusiones

Las infecciones por S. aureus son graves y tienen elevada morbilidad. La infección pulmonar es la más frecuente en esta serie. Aunque el aislamiento de SASM es predominante en estas infecciones se ha visto una tendencia al incremento de las infecciones por SARM en el último periodo del estudio.

Palabras clave:
Staphylococcus aureus
Neumonía necrotizante
Infección osteoarticular
Cuidados intensivos pediátricos
Infección de partes blandas
Abstract
Introduction

There has been an increase in invasive Staphylococcus Aureus infections over the last few years, which have required admission to the pediatric intensive care unit (PICU).

Patients and methods

All patients with S. aureus infection who were admitted to PICU were enrolled in a retrospective study (January 2006-June 2010). The patients were classified into 2 groups: community-acquired infection (Group 1) and nosocomial infection (Group 2). We recorded epidemiological data, type of S. aureus (methicillin-susceptible S. aureus [MSSA], methicillin-resistant S. aureus [MRSA]), risk factors, site of infection, presence of hemodynamic instability, respiratory support, and mortality.

Results

A total of 51 patients were enrolled, 21 belonging to Group 1 and 30 to Group 2. The median age was lower in Group 1 (1.6 years vs 3.2 years; P=.009). MSSA was isolated in 88% of cases. MRSA was detected in 6/51 (12%) of cases, which were isolated in the later study period (January 2009-June 2010).

The risk factors for infection were: immunosuppression, venous catheter, institutionalization, mechanical ventilation, previous surgery, previous trauma and chronic osteomyelitis. A large majority (83%) of the patients with MRSA infection had risk factors. The type of infection was varied, with respiratory tract infection being the most common (75%). Hemodynamic instability was observed in 43% of patients. Most patients (86%) required respiratory support. One patient in Group 1 died of necrotizing pneumonia caused by MSSA.

Conclusions

Infections by S. aureus in children are severe and have a high morbidity. Respiratory infection was the most common in our series. Isolation of MSSA is common in these infections, although, an increase in the number of infections by MRSA was observed during the latter part of the study.

Keywords:
Staphylococcus aureus
Necrotizing pneumonia
Osteoarticular infection
Pediatric intensive care
Soft tissue infection
Texto completo
Introducción

Staphylococcus aureus (S. aureus) es un patógeno humano importante, capaz de resistir condiciones medioambientales desfavorables, lo que le hace posible colonizar frecuentemente la piel y las fosas nasales. Hasta un 37% de la población está colonizada por S. aureus, siendo este grupo el que tiene mayor riesgo de desarrollar una infección1.

Las infecciones causadas por SARM han sido observadas desde la década de 1960 inicialmente asociadas al sistema sanitario y es a partir de los años noventa cuando se publican los primeros casos de infecciones por SARM en la comunidad. Desde entonces se ha producido un incremento de estas infecciones en pacientes sin factores de riesgo, en diferentes áreas geográficas y algunos estudios señalan que está siendo particularmente importante en la población pediátrica2-5. Broseta et al.3 encontraron 17 pacientes del sur de Madrid con infección por SARM, siendo el 42% de origen comunitario y el 53% de adquisición nosocomial y un paciente relacionado con el sistema sanitario.

El espectro clínico de las infecciones por SARM es muy amplio, desde colonización asintomática, infecciones de piel y tejidos blandos hasta infecciones invasivas, como neumonía necrotizante, osteomielitis con o sin piomiositis o sepsis con endocarditis. Las cepas de SARM que provocan infecciones nosocomiales tienen una gran capacidad de adherirse a cuerpos extraños (tubo endotraqueal, sonda vesical, catéter intravascular...), de ahí que puedan producir cualquier tipo de infección invasiva. Las infecciones de piel y musculoesqueléticas son las infecciones más frecuentes producidas por SARM de adquisición en la comunidad, aunque se está viendo un incremento de las infecciones invasivas3,6,7 con elevada morbimortalidad que requieren ingreso en cuidados intensivos pediátricos. Sin embargo, son pocos los estudios publicados al respecto8,9.

Por ello, el objetivo de este estudio es conocer las características epidemiológicas y clínicas de los pacientes pediátricos con infecciones producidas por S. aureus ingresados en una unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) de un hospital terciario.

Material y métodos

Se estudió, de forma retrospectiva, a los pacientes ingresados en el servicio de UCIP de un hospital terciario de Madrid con el diagnóstico de infección por S. aureus, en el periodo comprendido entre los meses de enero del 2006 y junio del 2010. Se incluyeron tanto las infecciones comunitarias como nosocomiales. Se excluyó a los pacientes con fibrosis quística que con frecuencia están colonizados por S. aureus. Se recogieron los siguientes datos: edad, sexo, aislamiento de S. aureus (SASM y SARM), factores de riesgo, localización de la infección, tratamiento antibiótico, necesidad de drenaje de la infección, necesidad de soporte inotrópico, soporte respiratorio y mortalidad. Los pacientes se dividieron en 2 grupos en función de que la infección fuera de origen comunitario (grupo 1) o de adquisición nosocomial (grupo 2). Se realizó un estudio descriptivo y analítico mediante la prueba de chi al cuadrado para la comparación de variables cualitativas (SPSS 15.0).

Resultados

Se recogieron un total 51 pacientes, 21 pertenecientes al grupo 1 (41%) y 30 al grupo 2 (59%). Se aisló SASM en el 88% de los casos. Un 12% de los pacientes presentaron infección por SARM, los cuales se aislaron en el último periodo del estudio (enero de 2009-junio de 2010). El 83% de los pacientes con infección por SARM tuvieron factores de riesgo asociados.

Se encontró afectación multifocal en un 17% de los pacientes, en forma de neumonía asociada a infección de partes blandas y osteoarticular. En todos ellos se realizó un ecocardiograma, siendo en un caso compatible con endocarditis. Se aisló S. aureus en sangre en el 39% de los pacientes.

Las características epidemiológicas y clínicas de los pacientes se muestran en las tablas 1 y 2 (grupos 1 y 2, respectivamente). El análisis estadístico de las variables epidemiológicas y clínicas entre los grupos 1 y 2 se muestran en la tabla 3.

Tabla 1.

Características epidemiológicas y clínicas del grupo 1 (infección comunitaria)

N.°  Años  F. riesgo  Localización infección  Microb.  Aislamiento SA  Inest. HMD  Soporte respir.  Tto. ATB empírico  Drenaje  Defunción 
9,5  No  Celulitis orbitariaEmpiema subduralNeumonía  SASM  Hemocultivo  No  GN  MeropenemCloxacilina  Empiema subdural  No 
0,15  No  NeumoníaOsteomielitisVertebral  SASM  Hemocultivo  Sí  VM  VancomicinaCefotaxima  Vertebral  No 
1,6  No  Neumonía  SASM  BAS  Sí  VM  VancomicinaCefotaxima    No 
Traumatismo previoCirugía previa  Celulitis piernaShock séptico  SASM  HemocultivoDrenaje  Sí  VM  VancomicinaCefotaxima  Retirada material osteosíntesis  No 
0,5  No  Neumonía con derrame  SASM  Drenaje pleural  No  CPAP  VancomicinaCefotaxima  Pleural  No 
Cardiopatía  Neumonía  SASM  BAS  Sí  VM  Amoxicilina-clavulánico    No 
8,5  Osteomielitis crónica  Artritis cadera  SARM  HemocultivoDrenaje articular  No  No  VancomicinaGentamicina  Articular  No 
0,5  No  Neumonía necrotizante  SARM  Drenaje pleural  No  GN  VancomicinaRifampicina  Pleural  No 
4,8  CVC  Shock séptico  SASM  Hemocultivo  Sí  GN  VancomicinaCefotaxima    No 
10  4,6  CVC Inmunosupresión  Neumonía necrotizanteEndocarditis  SARM  Hemocultivo  Sí  BiPAP  VancomicinaGentamicina    No 
11  0,16  No  Shock séptico  SASM  Hemocultivo  Sí  GN  VancomicinaCefotaxima    No 
12  0,16  No  NeumoníaOsteomielitis vertebral  SASM  Hemocultivo  Sí  VM  VancomicinaCefotaxima  Vertebral  No 
13  Institucionalizado  Endocarditis  SASM  Hemocultivo  Sí  VM  VancomicinaCefotaximaGentamicina    No 
14  0,33  Traumatismo previo  Celulitis, artritis caderaOsteomielitis esternalMeningitis decapitadaNeumonía con derrame  SASM  HemocultivoDrenaje articularDrenaje pleural  No  GN  VancomicinaCefotaxima  ArticularPleural  No 
15  0,66  No  Neumonía necrotizante  SASM  Hemocultivo  Sí  VM  Cefotaxima    Sí 
16  No  Neumonía  SASM  BAS  No  VM  Cefotaxima    No 
17  12,5  No  Empiema subdural  SASM  Empiema subdural  No  No  Vancomicina Meropenem  Empiema subdural  No 
18  0,6  No  Laringitis aguda  SASM  BAS  No  VM  Cefotaxima    No 
19  1,6  No  Neumonía  SASM  BAS  Si  VM  VancomicinaCefotaxima    No 
20  0,3  No  Absceso retrofaríngeo  SASM  Drenaje absceso  No  CPAP  ClindamicinaCefotaxima  Absceso  No 
21  No  Neumonía con derrame  SASM  Drenaje pleural  No  GN  VancomicinaCefotaxima  Pleural  No 

BiPAP:Bi level positive airway pressure; CPAP: continues positive airway pressure; SASM: S. aureus sensible a meticilina; SARM: S. aureus resistente a meticilina; BAS: broncoaspirado; GN: gafas nasales; VM: ventilación mecánica; Microb: microbiología; SA: Staphylococcus aureus; Inest. HMD: inestabilidad hemodinámica.

Tabla 2.

Características epidemiológicas y clínicas del grupo 2 (infección nosocomial)

N.°  Años  F. riesgo  Localización infección  Microb.  Aislamiento SA  Inestab. HMD  Soporte resp.  Tto. ATB empírico  Drenaje  Defunción 
0,5  CVC Ingreso previo  Artritis cadera  SASM  HemocultivoDrenaje articular  No  No  CloxacilinaRifampicina  Articular  No 
14  InmunodeprimidoCVC, VMIngreso previo  Neumonía  SASM  BAS  Sí  VM  VancomicinaAmikacinaCeftazidima    No 
15,3  CVC, VMIngreso previo  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  VancomicinaTobramicinaCeftazidima    No 
13,4  CVC, VMIngreso previo  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Sí  VM  VancomicinaMeropenem    No 
0,5  PolitraumatismoCirugía previa, CVC  Neumonía  SASM  Hemocultivo  No  VM  Vancomicina    No 
13,7  CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  TobramicinaCeftazidima    No 
0,2  CVC, VMIngreso previo  Neumonía asociada a VMAbsceso  SASM  HemocultivoDrenaje absceso  Sí  VM  VancomicinaMeropenem  Absceso  No 
8,9  CVC, VMIngreso previo  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  ClindamicinaCefotaxima    No 
CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Sí  VM  Amoxicilina-clavulánico    No 
10  2,5  InmunodeprimidoCVC  Sepsis  SASM  Hemocultivo  No  GN  VancomicinaMeropenem    No 
11  14  InmunodeprimidoCVC, VMIngreso previoCardiopatía  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  VancomicinaTobramicinaCeftazidima    No 
12  0,1  VMIngreso previo  Sepsis  SASM  Hemocultivo  No  VM  Cefotaxima    No 
13  0,25  CVCIngreso previo  Absceso esternalOsteomielitis esternalNeumonía con derramePericarditis  SASM  HemocultivoDrenaje absceso  No  VM  VancomicinaGentamicina  AbscesoVentana pericárdica  No 
14  13,5  VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  VancomicinaTobramicina Ceftazidima    No 
15  16,6  CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  Vancomicina    No 
16  Politraumatismo CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  Vancomicina    No 
17  1,5  Cirugía previaVM  Neumonía asociada a VM  SARM  BAS  No  VM  TeicoplaninaCeftazidima    No 
18  3,5  Politraumatismo CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  Vancomicina    No 
19  0,2  InmunodeprimidoCVC  Neumonía  SASM  Hemocultivo  No  No  VancomicinaMeropenem    No 
20  Cirugía previa  Celulitis Shock tóxico  SASM  Drenaje celulitis  Sí  No  CloxacilinaClindamicina  Celulitis  No 
21  0,2  No  Neumonía  SASM  BAS  No  VM  Cefotaxima    No 
22  CVC, VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  No  VM  Ciprofloxacino    No 
23  13,6  InmunodeprimidoCVC, VM, traumatismo  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Si  VM  VancomicinaCefotaxima    No 
24  10  VMCirugía previa  Neumonía asociada a VMCelulitis  SARM  BAS  Si  VM  Teicoplanina  Celulitis  No 
25  5,8  Politraumatismo VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Si  VM  Teicoplanina    No 
26  0,5  Cirugía previa CVCIngreso previo  Celulitis  SASM  HemocultivoDrenaje celulitis  No  No  Vancomicina  Celulitis  No 
27  3,7  VM  Neumonía asociada a VM  SARM  BAS  No  VM  Vancomicina    No 
28  14,7  VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Sí  VM  Vancomicina    No 
29  16,8  VM  Neumonía asociada a VM  SASM  BAS  Sí  VM  Vancomicina    No 
30  2,8  InmunodeprimidoVDVP, CVC  CelulitisVentriculitis  SASM  HemocultivoDrenaje celulitis  Sí  GN  Vancomicina  Celulitis  No 

CVC: catéter venoso central; VM: ventilación mecánica; VDVP: válvula derivación ventriculoperitoneal; SASM: S. aureus sensible a meticilina; SARM: S. aureus resistente a meticilina; BAS: broncoaspirado; GN: gafas nasales; VM: ventilación mecánica; Microb.: microbiología; SA: Staphylococcus aureus; Inest. HMD: inestabilidad hemodinámica.

Tabla 3.

Comparación estadística entre ambos grupos

  Infección comunitaria (grupo 1)  Infección nosocomial (grupo 2) 
N.°  21  30   
Edad (años): mediana (rango)  1,6 (0,2-12,5)  3,2 (0,1-16,8)  0,009 
Microbiología SASM  18 (86%)  27 (90%)  n.s. 
Microbiología SARM  3 (14%)  3 (10%)  n.s. 
Varios factores de riesgo asociados (≥ 2)  1 (4%)  25 (83%)  0,017 
Infección respiratoria  14 (66%)  24 (80%)  n.s. 
Infección partes blandas  4 (19%)  6 (20%)  n.s. 
Infección osteoarticular  4 (19%)  2 (6%)  n.s. 
Infección SNC  3 (14%)  1 (3%)  n.s. 
Endocarditis  2 (9%)  0 (0%)  n.s. 
Shock tóxico  0 (0%)  1 (3%)  n.s. 
Pericarditis  0 (0%)  1 (3%)  n.s. 
Afectación multifocal (≥ 2 localizaciones)  5 (24%)  4 (13%)  n.s. 
Hemocultivo positivo  11 (55%)  9 (30%)  n.s. 
Inestabilidad hemodinámica  11 (52%)  11 (37%)  n.s 
Ventilación mecánica  10 (47%)  24 (80%)  0,009 
Defunción  1 (5%)  0 (0%)  n.s. 
Discusión

S. aureus es un patógeno que genera alta morbilidad en la UCIP. El más frecuente en nuestro medio es SASM, responsable de la mayoría de estas infecciones (88%). Solo 6 pacientes de este estudio desarrollaron infección por SARM, siendo 3 casos de origen comunitario y 3 de origen nosocomial. Esto representa un pequeño porcentaje (14%) de las infecciones de S. aureus en la comunidad. Varios estudios señalan un incremento de las infecciones por SARM en la comunidad en diferentes países y áreas geográficas en los últimos años en pacientes previamente sanos y sin factores de riesgo asociados2,3,5,9-11. En nuestra serie, las infecciones por SARM de origen comunitario ocurrieron en el último periodo del estudio (2009) y 2 de ellos estuvieron relacionados con el sistema sanitario (uno con antecedente de osteomielitis crónica y otro paciente inmunodeprimido portador de catéter venoso central).

Las infecciones por S. aureus de adquisición en la comunidad afectan significativamente a niños de menor edad que las de adquisición nosocomial, con una mediana de edad de 1,6 años. Miles et al.9 encontraron 2 rangos de edad (entre 0-2 y 12-14 años) donde las infecciones por S. aureus de adquisición en la comunidad son más frecuentes.

Tanto en las infecciones por S. aureus adquiridas en la comunidad como en las de adquisición nosocomial, la localización fue variada, siendo la infección respiratoria en forma de neumonía la más frecuente (3 de cada 4 casos), seguida de la infección de partes blandas (19%) y osteoarticular (12%). Otros estudios3,6,12,13 señalan que las infecciones de piel y partes blandas son las infecciones comunitarias más frecuentes que no requieren ingreso en la UCIP.

En el estudio de Miles et al.9 referente a infecciones por S. aureus en la UCIP, la localización más frecuente fue la osteoarticular (79%), seguida de la neumonía (78%), con un alto porcentaje de infecciones con afectación multifocal (67%) y de hemocultivos positivos (77%). El porcentaje de SARM de adquisición comunitaria fue similar al nuestro (el 14 y el 12%, respectivamente).

Tras la inclusión de la vacuna neumocócica conjugada heptavalente (año 2000), se ha producido un descenso de las neumonías por Streptococcus pneumoniae, a la vez que se han incrementado las infecciones respiratorias por S. aureus, especialmente los casos complicados con derrame pleural14,15, siendo responsable del 5% de las neumonías adquiridas en la comunidad y del 10% de las neumonías nosocomiales. Estas son infecciones graves que precisan con frecuencia ingreso en cuidados intensivos y soporte respiratorio en forma de ventilación mecánica. Especial gravedad suponen las neumonías provocadas por cepas productoras de leucocidina de Panton-Valentine, que asocian con mayor frecuencia una progresión más rápida de la infección hacia insuficiencia respiratoria, hemoptisis y leucopenia16,17. En nuestro estudio, de los pacientes con infecciones adquiridas en la comunidad, el 62% presentó neumonía; el 23% de estas se complicaron con derrame pleural con características de empiema y otro 23% fueron neumonías necrotizantes con evolución a insuficiencia respiratoria, 2 de estas producidas por SARM. La mitad de los casos precisaron soporte respiratorio en forma de ventilación mecánica invasiva. Por mala evolución clínica, se realizó determinación de leucocidina de Panton-Valentine en 2 pacientes, siendo positiva en un paciente con neumonía con derrame por SASM.

Creel et al.8 encontraron 11 pacientes con infección invasiva por SARM de la comunidad que precisaron ingreso en cuidados intensivos; todos presentaron neumonía que precisó soporte respiratorio, 6 (55%) neumonía necrotizante, 9 (82%) fueron intubados, 10 (90%) tuvieron aislamiento positivo en sangre y 7 (64%) afectación multifocal. En nuestro estudio, el número de pacientes con infección comunitaria por SARM fue menor (3 casos), un paciente con afección osteoarticular y 2 pacientes con neumonía necrotizante que no precisaron intubación. El SARM se aisló en sangre en 2 pacientes (67%).

Las infecciones invasivas por S. aureus presentan elevada morbimortalidad, precisando elevado soporte respiratorio y hemodinámico. En nuestro estudio, casi la mitad (45%) de los pacientes recibieron tratamiento con fármacos vasoactivos. Un alto porcentaje (86%) precisó soporte respiratorio, la mayoría ventilación mecánica invasiva. La mortalidad fue baja, solo un fallecimiento por neumonía necrotizante por SASM en un paciente previamente sano. Creel et al.8 y Miles et al.9 encontraron requerimientos de soporte hemodinámico y respiratorio similares a los nuestros, pero con cifras de mortalidad superiores (el 27 y el 8,6%, respectivamente).

La principal limitación de este trabajo es que se trata de un estudio retrospectivo y unicéntrico, aspectos que deberían subsanarse para conocer la verdadera incidencia de las infecciones por S. aureus en nuestra población pediátrica.

En conclusión, las infecciones por S. aureus son graves y tienen elevada morbilidad, precisando en un elevado porcentaje de pacientes soporte respiratorio y hemodinámico. Aunque la localización de la infección es variada, la infección respiratoria en forma de neumonía es la más frecuente en esta serie, requiriendo ventilación mecánica en un gran número de pacientes. La mayoría de los casos de adquisición comunitaria corresponden a niños previamente sanos, sin factores de riesgo y de menor edad que los pacientes con infección nosocomial. El aislamiento de SASM es predominante en estas infecciones. aunque se ha visto una tendencia al incremento de las infecciones por SARM en el último periodo del estudio, que deberá ser confirmada en los siguientes años.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
I. Matouskova, V. Janout.
Current knowledge of methicillin-resistant Staphylococcus aureus and community-associated methicillin-resistant Staphylococcus aureus.
Biomed Pap Med Fac Univ Palacky Olomouc Czech Repub, 152 (2008), pp. 191-202
[2]
S.L. Kaplan, K.G. Hulten, B.E. González, W.A. Hammerman, L. Lamberth, J. Versalovic, et al.
Three-year surveillance of community acquired Staphylococcus aureus infection in children.
Clin Infect Dis, 40 (2005), pp. 1785-1791
[3]
A. Broseta, F. Chaves, P. Rojo, J.R. Otero.
Emergencia de un clon de Staphylococcus aureus resistente a meticilina de origen comunitario en la población pediátrica del sur de Madrid.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 24 (2006), pp. 31-35
[4]
A. Pérez, M. Pons, E. Padilla, I. Marimón.
Infección osteoarticular multifocal por Staphylococcus aureus: cuando la resistencia a los antibióticos no es el problema.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 26 (2008), pp. 597-602
[5]
M. Suryadevara, M.R. Moro, P.F. Rosenbaum, D. Kiska, S. Riddell, L.B. Weiner, et al.
Incidence of invasive community-onset Staphylococcus aureus infections in children in central New York.
J Pediatr, 156 (2010), pp. 152-154
[6]
A. Pickett, M. Wilkinson, M. Menoch, J. Snell, R. Yniguez, B. Bulloch.
Changing incidence of methicillin resistant Staphylococcus aureus skin abscesses in a pediatric emergency department.
Pediatr Emerg Care, 25 (2009), pp. 831-834
[7]
E.T. Castaldo, E.Y. Yang.
Severe sepsis attributable to community-associated methicillin-resistant Staphylococcus aureus: an emerging fatal problem.
Am Surg, 73 (2007), pp. 684-687
[8]
A.M. Creel, S.H. Durham, K.W. Benner, J.A. Alten, M.K. Winkler.
Severe invasive community-associated methicillin-resistant Staphylococcus aureus infections in previously healthy children.
Pediatr Crit Care Med, 10 (2009), pp. 323-327
[9]
F. Miles, L. Voss, E. Segedin, B.J. Anderson.
Review of Staphylococcus aureus infections requiring admission to a paediatric intensive care unit.
Arch Dis Child, 90 (2005), pp. 1274-1278
[10]
M.A. Frick, F.A. Moraga-Llop, R. Bartolomé, N. Larrosa, M. Campins, Y. Roman, et al.
Infecciones por Staphylococcus aureus resistente a meticilina adquirido en la comunidad en niños.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 28 (2010), pp. 675-679
[11]
M. Daskalaki, P. Rojo, M. Marin-Ferrer, M. Barrios, J.R. Otero, F. Chaves.
Panton-Valentine leukocidin-positive Staphylococcus aureus in skin and soft tissue infections among children in an emergency department in Madrid, Spain.
Clin Microbiol Infect, 16 (2010), pp. 74-77
[12]
C.S. Teng, W.T. Lo, S.R. Wang, M.H. Tseng, M.L. Chu, C.C. Wang.
The role of antimicrobial therapy for treatment of uncomplicated skin and soft tissue infections from community-acquired methicillin-resistant Staphylococcus aureus in children.
J Microbiol Immunol Infect, 42 (2009), pp. 324-328
[13]
L.A. Copley.
Pediatric musculoskeletal infection: trends and antibiotic recommendations.
J Am Acad Orthhop Surg, 17 (2009), pp. 618-626
[14]
K.Z. Vardakas, D.K. Matthaiou, M.E. Falagas.
Incidence, characteristics and outcomes of patients with severe community acquired-MRSA pneumonia.
Eur Respir J, 34 (2009), pp. 1148-1158
[15]
C.G. Grijalva, J.P. Nuorti, Y. Zhu, M.R. Griffin.
Increasing incidence of empyema complicating childhood community-acquired pneumonia in the United States.
Clin Infect Dis, 50 (2010), pp. 805-813
[16]
Y. Gillet, B. Issartel, P. Vanhems, J.C. Fournet, G. Lina, M. Bes, et al.
Association between Staphylococcus aureus strains carrying gene for Panton-Valentine leukocidin and highly lethal necrotising pneumonia in young immunocompetent patients.
[17]
K.Z. Vardakas, D.K. Matthaiou, M.E. Falagas.
Comparison of community-acquired pneumonia due to methicillin-resistant and methicillin-susceptible Staphylococcus aureus producing the Panton Valentine leukocidin.
Int J Tuberc Lung Dis, 13 (2009), pp. 1476-1485
Copyright © 2011. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.