Información de la revista
Vol. 71. Núm. 4.
Páginas 365-366 (Octubre 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 71. Núm. 4.
Páginas 365-366 (Octubre 2009)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2009.06.012
Acceso a texto completo
Osteomielitis tuberculosa espinal y artropatía de Poncet
Tuberculous osteomyelitis and Poncet disease
Visitas
...
A. Marco Puchea,??
Autor para correspondencia
anamarcopuche@gmail.com

Autor para correspondencia.
, B. López Montesinosa, I. Calvo Penadésa, M. Salavert Lletíb, L. González Puigc
a Unidad de Reumatología Pediátrica, Hospital Universitario Infantil La Fe, Valencia, España
b Unidad de Enfermedades Infecciosas, Hospital Universitario La Fe, Valencia, España
c Unidad de Reumatología, Hospital Universitario La Fe, Valencia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

La tuberculosis osteoarticular representa un 30% de todas las formas de tuberculosis extrapulmonar y asienta en la columna vertebral en el 50% de los casos1,2.

Presentamos el caso de una paciente de 15 años de edad, natural de Pakistán, con tumefacción dolorosa de rodilla y tobillo izquierdo asociada a raquialgia cervical, dorsal y lumbosacra de 8 meses de evolución. Se había desarrollado en ella una limitación de la movilidad dorsal y asociaba deformidad vertebral que provocó una importante cifosis (fig. 1). Inicialmente presentó picos febriles nocturnos que persistieron durante los primeros 6 meses de la enfermedad, síndrome constitucional con pérdida ponderal de 10kg y astenia. No presentaba afectación ocular, cutánea, respiratoria ni digestiva.

Figura 1.

Cifosis dorsal al diagnóstico.

(0,2MB).

No había antecedentes personales de interés y únicamente refería el antecedente de tuberculosis pulmonar en un familiar hacía 5 años; en la infancia se la había vacunado de BCG en su país de origen.

En la exploración física destacaba delgadez importante, pérdida de masa muscular y hábito asténico, con percentil 3 de peso respecto a percentil 75 de talla. En la exploración osteoarticular se apreció tumefacción moderada con dolor y limitación de la rodilla izquierda, leve tumefacción no dolorosa del tobillo izquierdo y protrusión dorsal dolorosa con limitación importante de la movilidad y de la flexoextensión del raquis.

Entre las pruebas complementarias realizadas destaca elevación de proteína C reactiva (PCR) (54,8mg/l) y velocidad de sedimentación globular de 112mm/h con hemograma normal. El estudio inmunológico realizado, incluidos factor reumatoide, inmunoglobulinas, complemento y anticuerpos antinucleares no mostró alteraciones. La serología infecciosa fue negativa. La prueba de la tuberculina fue positiva y mostró una induración de 20mm a las 48h.

La ecografía Doppler detectó la presencia de derrame, hiperemia e hipertrofia sinovial en la rodilla izquierda. La radiografía simple del raquis mostraba la presencia de múltiples lesiones líticas vertebrales en apófisis espinosas, uniones costovertebrales y zonas posteriores de los somas vertebrales desde T10 a L4. La radiografía simple de tórax fue normal. Se completó el estudio mediante serie ósea y gammagrafía, en las que se detectó un mayor número de lesiones líticas en vértebras, costillas, pubis y radio. La tomografía computarizada permitió detectar calcificaciones adenopáticas pulmonares y sirvió como guía para la biopsia vertebral. La resonancia magnética identificó las lesiones óseas citadas, la afectación de la musculatura paravertebral y la presencia de derrame a la altura de la articulación coxofemoral izquierda (fig. 2).

Figura 2.

Resonancia magnética previa al inicio del tratamiento. Múltiples lesiones en las vértebras y en la musculatura paravertebral.

(0,09MB).

El estudio anatomopatológico de las lesiones líticas vertebrales y el aspirado de médula ósea permitieron descartar histiocitosis y malignidad y confirmar la presencia de lesiones granulomatosas caseificantes.

El diagnóstico de sospecha fue de tuberculosis osteoarticular, dados los hallazgos de la anatomía patológica, la presencia de calcificaciones adenopáticas pulmonares y la positividad de la prueba de Mantoux, a pesar de no conseguirse la demostración del bacilo tuberculoso mediante la tinción Ziehl-Neelsen y el cultivo de micobacterias en medio de Löwenstein-Jensen y en medios líquidos para incubación en sistemas radiométricos (Bactec®, frascos 13A y 12B) de muestras de esputo inducido, del material obtenido a través de la punción aspirativa de las lesiones óseas vertebrales y del líquido sinovial obtenido mediante artrocentesis evacuadora de la rodilla izquierda.

Se inició tratamiento antituberculoso con cuádruple terapia (isoniazida, rifampicina, pirazinamida, etambutol), y se observó mejoría llamativa de los parámetros clínicos y de laboratorio, con normalización progresiva de los reactantes de fase aguda durante el primer mes de tratamiento. Se constató mejoría radiológica con disminución de las áreas de infiltración de los pedículos vertebrales a partir de los 6 primeros meses de tratamiento.

El tratamiento fue bien tolerado; los primeros 4 meses recibió el cuádruple tratamiento y posteriormente recibió isoniazida y rifampicina hasta completar 15 meses de tratamiento, dada la amplitud del número de lesiones y la extensa afectación osteoarticular evidenciada al inicio.

Actualmente, la paciente realiza una vida normal, está en tratamiento ortopédico con corsé de Boston y recibe pamidronato intravenoso a dosis de 0,75mg/kg/día durante 3 días consecutivos cada 3 meses como tratamiento sintomático del dolor secundario a las lesiones líticas vertebrales3.

La artropatía de Poncet se caracteriza por la presencia de poliartritis reactiva, simétrica, que afecta a grandes y pequeñas articulaciones4,5. Se trata de una artritis aséptica mediada por mecanismo inmune, por lo que no se aísla la micobacteria en el líquido o tejido sinovial6–8.

El interés de nuestro caso radica en la asociación de una enfermedad de Pott atípica con gran agresividad destructiva, un número importante y extenso de lesiones líticas que requirió realizar un diagnóstico diferencial con procesos tumorales y la artropatía de Poncet con afectación principalmente de grandes articulaciones.

Bibliografía
[1]
J.I. García-Cía, J. Esteban.
Infecciones osteoarticulares por micobacterias en un hospital universitario.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 24 (2006), pp. 661-665
[2]
P. Le Roux, K. Quinque, A.S. Bonnel, B. Le Luyer.
Les atteintes extrapulmonaires de la tuberculose de l’enfant.
Archives de Pédiatrie, 12 (2005), pp. 122-126
[3]
A. Marco, I. Calvo, B. López.
Effectiveness of the treatment with intravenous pamidronate in children with rheumatic diseases.
Pediatric Rheumatology, 6 (2008), pp. P145
[4]
McDonald M, Sexton DJ. Skeletal tuberculosis. [Monografía en internet]. Walthman (MA): UpToDate; 2008. [citado 11 Nov 2008]. Disponible en: URL: http://www.uptodate.com/
[5]
D. Rajakumar, A.M. Rosenberg.
Mycobacterium tuberculosis monoartritis in a child.
Pediatric Rheumatology, 6 (2008), pp. 15
[6]
L. Dall, L. Long, J. Stanford.
Poncet's disease: Tuberculous rheumatism.
Rev Infect Dis, 11 (1989), pp. 105-107
[7]
M.I. Khoury.
Does reactive arthritis to tuberculosis (Poncet's disease) exist?.
J Rheumatol, 16 (1989), pp. 1162-1164
[8]
M.T. Pugh, T.R. Southwood.
Tuberculous rheumatism, Poncet disease: A sterile controversy?.
Rev Rheum Ed Fr, 60 (1993), pp. 855-860
Copyright © 2009. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?