Información de la revista
Vol. 78. Núm. 6.
Páginas 374-381 (Junio 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
13826
Vol. 78. Núm. 6.
Páginas 374-381 (Junio 2013)
Original
Acceso a texto completo
Prevalencia de obesidad infantil en la Región de Murcia, valorando distintas referencias para el índice de masa corporal
Prevalence of childhood obesity in the Murcia Region; an assessment of different references for body mass index
Visitas
13826
M.I. Espín Ríosa,
Autor para correspondencia
isabel.espin@carm.es

Autor para correspondencia.
, D. Pérez Floresb, J.F. Sánchez Ruízc, D. Salmerón Martínezb,d
a Programas de Salud Infantil y Juvenil, Servicio de Prevención y Protección de la Salud, Dirección General de Salud Pública, Consejería de Sanidad de Murcia, Murcia, España
b Unidad de Bioestadística, Departamento de Ciencias Sociosanitarias, Facultad de Medicina, Universidad de Murcia, Murcia, España
c Subdirección General de Tecnologías de la Información, Servicio Murciano de Salud, Murcia, España
d CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), Madrid, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (2)
Tabla 1. Prevalencia de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal por edad y sexo según criterios IOTF. Período 2005-2011. Región de Murcia
Tabla 2. Prevalencias de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal por sexo, según las referencias valoradas. Período 2005-2011. Región de Murcia
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

La obesidad infantil es un problema de elevada magnitud y con graves repercusiones en el estado de salud, lo que justifica conocer su prevalencia a nivel local para identificar factores condicionantes y emprender acciones preventivas. El objetivo de este trabajo consiste en estimar la prevalencia de sobrepeso y obesidad en población infantil de la Región de Murcia a partir del índice de masa corporal (IMC) aplicando los criterios de referencia del International Obesity Task Force (IOTF), y comparar estos resultados con los obtenidos con otras referencias de uso frecuente en España.

Material y método

Se determinó el IMC correspondiente a 178.894 niños de 2 a 14 años de edad. La prevalencia de sobrepeso y obesidad se valoró según los criterios del IOTF, de los estudios de la Organización Mundial de la Salud, de la Fundación Orbegozo (FO), y del Estudio Transversal Español de Crecimiento (ETEC). La concordancia entre los diferentes resultados fue evaluada mediante el índice kappa.

Resultados

La prevalencia, mediante los puntos de corte del IOTF, fue para sobrepeso del 20,6% (IC 95%: 20,4-20,8), para obesidad del 11,4% (IC 95%: 11,2-11,5) y para sobrecarga ponderal del 32% (IC 95%: 31,8-32,2), siendo esta última mayor en niñas (33,2%) que en niños (30,9%). La mayor concordancia se da entre el IOTF y FO-2011 (kappa=0,795), y entre este y el ETEC (kappa=0,794).

Conclusiones

Se encontraron altas prevalencias de sobrepeso y obesidad en niños de la Región de Murcia. El ETEC y el estudio FO-2011 mostraron las concordancias más altas con los resultados obtenidos según los criterios del IOTF.

Palabras clave:
Obesidad
Prevalencia
Infancia
Índice de masa corporal
Abstract
Introduction

Childhood obesity is a problem of high magnitude with serious repercussions on health, which justifies estimating its prevalence at local level to identify conditioning factors and to take preventive actions. The main objective of the present work is to estimate the prevalence of overweight and obesity in the children in the general population of the Murcia Region, using the body mass index (BMI) and applying the International Obesity Task Force (IOTF) criteria, and to compare these results with the ones obtained from other frequently used references in Spain.

Material and methods

The BMI of 178,894 children aged from 2 to 14 years was determined. The prevalence of overweight and obesity was compared to the IOTF, to the studies of the World Health Organization, as well as those of the Orbergozo Foundation (FO), and the Cross-sectional Spanish Growth Study (ETEC) references. The agreement between the different results was evaluated using the kappa index.

Results

The evaluation using the IOTF cut-off points gave an overweight prevalence of 20.6% (95% CI: 20.4-20.8), an obesity prevalence of 11.4% (95% CI: 11.2-11.5) and an overweight plus obesity prevalence of 32% (95% CI: 31.8-32.2), with this last one being higher in girls (33.2%) than in boys (30.9%). The highest agreement is between IOTF and FO-2011 (kappa=.795) and between FO-2011 and ETEC (kappa=.794).

Conclusion

A high prevalence of overweight and obesity in children in the Region of Murcia was found. The ETEC and the FO-2011 study showed the highest agreement with the results obtained using the IOTF criteria.

Keywords:
Obesity
Prevalence
Childhood
Body mass index
Texto completo
Introducción

La obesidad es un problema de elevada magnitud y con graves repercusiones en el estado de salud, que afecta de manera relevante a España respecto a otros países de Europa y, concretamente, a regiones del sur y este de nuestro país1–3, con una tendencia creciente4,5.

En la infancia, el exceso de peso adquiere especial relevancia ya que puede ocasionar diversos problemas de tipo ortopédico, disminución de la movilidad, baja autoestima, incremento de procesos respiratorios y cardiovasculares y, además, existe una mayor probabilidad de que la obesidad persista convirtiéndose en obesidad del adulto6–9.

A nivel estatal, el estudio enKid (1998-2000)10,11, realizado en población de 2 a 24 años, ofrece una prevalencia de sobrepeso del 18,1% y de obesidad del 6,4%. La Encuesta Nacional de Salud-2006 (ENS-2006)12, en individuos de 2 a 17 años, presenta un sobrepeso del 18,8% y una obesidad del 10,3%.

En nuestra región es necesario disponer de información actual y pormenorizada que valore este problema. Por tanto, resulta de gran interés determinar la prevalencia de exceso de peso con datos recientes para poder analizar la situación, identificar factores condicionantes y establecer medidas preventivas a nivel local.

El índice de masa corporal (IMC) es un buen indicador indirecto del exceso de peso, tanto para su valoración individual como comunitaria, y permite la comparación de su prevalencia entre estudios nacionales e internacionales para dimensionar el alcance del problema4,13.

En España se han publicado diversas tablas y gráficos del IMC por edad y sexo, proponiéndose puntos de corte del IMC a partir de los cuales los niños se clasifican en sobrepeso y obesidad. Sin embargo, existen bastantes discrepancias y controversias a la hora de decidir qué criterios de referencia utilizar para ello, pues cada uno presenta ventajas e inconvenientes debido a su distinta metodología. El European Childhood Obesity Group (ECOG)14 recomienda que, en ausencia de un consenso ampliamente compartido, en estudios de prevalencia deberían considerarse varias referencias, concretamente las del International Obesity Task Force (IOTF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), y otras nacionales.

El objetivo de este trabajo consiste en estimar la prevalencia de sobrepeso y obesidad en población infantil de la Región de Murcia mediante la determinación del IMC aplicando los criterios de referencia del IOTF15,16, y valorar estos resultados con los obtenidos mediante las referencias de la OMS17,18 y las de estudios nacionales como los de la Fundación Orbegozo (FO)19–21 y los Estudios Transversales Españoles de Crecimiento (ETEC) 201022,23.

Material y métodos

Se trata de un estudio que estima las prevalencias de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal en niños de 2 a 14 años de edad, con datos procedentes de los controles de salud establecidos en el Programa de Atención al Niño y al Adolescente (PANA)24 durante el período 2005-2011.

La obesidad se define como un incremento de peso corporal a expensas, preferentemente, del aumento del tejido adiposo. La clasificación de individuos como sobrepeso u obesidad se establece usando diferentes parámetros del IMC como percentiles y puntuaciones estándar25. El término «sobrecarga ponderal» abarca los individuos que presentan sobrepeso u obesidad.

El IMC resulta de dividir el peso en kilogramos entre la talla en metros al cuadrado (kg/m2)26; este parámetro se encuentra muy consolidado para la detección y cribado de exceso de peso en niños tal y como confirman distintos autores y organismos13,27–29.

Estudios utilizados como referencias

En el año 2000, Cole et al.15 propusieron unos valores de referencia para definir sobrepeso y obesidad en niños entre 2 y 18 años. Dichos puntos de corte son los valores de IMC, para cada edad y sexo, que se corresponden con los percentiles que a los 18 años se identifican con los valores de IMC de 25 y 30kg/m2. Este criterio, asumido por el IOTF16, es una referencia internacional utilizada en muchos estudios epidemiológicos y de gran utilidad en análisis comparativos30,31.

La OMS publicó en 2006 las nuevas referencias internacionales de crecimiento para niños menores de 5 años con condiciones ideales de crianza17. Usando z-scores para el IMC según edad, los niños fueron clasificados como sobrepeso entre 1 y 2 desviaciones estándar (DE) por encima de la media y como obesidad con más de 2DE por encima de la media. En 2007, la OMS elaboró las gráficas de crecimiento de niños de 5 a 19 años usando datos del National Center for Health Statistics, enlazándolas con sus estándares de 0 a 5 años mediante procedimientos estadísticos18.

La FO ha patrocinado distintos trabajos sobre crecimiento y desarrollo, utilizando diversos tipos de diseños. Las 3 referencias valoradas son: el Estudio semilongitudinal Orbegozo 1988 (FO-1988)19, que fue iniciado en 1978 con una muestra aleatoria de 600 niños de 0, 5 y 9 años que fueron seguidos durante 9 años; la Guía de Práctica Clínica del Ministerio de Sanidad32, publicada en 2009, recomienda usar, para este estudio, el percentil 90 para sobrepeso y el 97 para obesidad como puntos de corte del IMC; el Estudio longitudinal Orbegozo 2004 (FO-2004)20 iniciado en los mismos años que el anterior, con niños seguidos durante 18 años hasta 1998, que propone el percentil 85 para sobrepeso y el 95 para obesidad como puntos de corte; y más recientemente, se ha editado el Estudio transversal Orbegozo-2011 (FO-2011)21 realizado con datos recogidos en 2000-2001 de un estudio transversal publicado junto con el longitudinal en 2004, a los que se aplicó la misma metodología que IOTF para obtener los puntos de corte específicos por edad y sexo.

El análisis conjunto de distintos estudios transversales y longitudinales de crecimiento realizados en España entre 2000 y 2010, con datos de 32.064 sujetos de 0 a 24 años de varias zonas geográficas, ha dado lugar al ETEC22,23, que propone, como puntos de corte, los percentiles 80 y 97 para el sobrepeso y obesidad en varones, y 85 y 97 en mujeres, respectivamente.

Recogida de datos y depuración

Los datos originales del estudio se han extraído de la base de datos de historias clínicas informatizadas de atención primaria (mediante OMI-AP) donde están registrados los controles de salud. Se utilizaron todos los registros de los niños que tenían entre 2 y 14 años en el período 2005-2011. Un mismo niño podía tener varios registros en ese período.

Los datos fueron anonimizados previamente asignando a cada niño, de manera aleatoria, un número de historia clínica (NHC) falso distinto al real.

De cada registro de control de salud se recogieron: NHC, fechas de nacimiento y control de salud, sexo, peso (kg) y talla (cm). A partir de estos, se calcularon las variables: edad en años, meses y días, edad en años completos, edad en intervalos de medio año, año del control de salud e IMC.

Se excluyeron los registros que estaban duplicados o en los que faltaba alguna de las variables indicadas o que por incoherencia entre los datos de peso y talla daban valores de IMC demasiado extremos. Aquellos que tenían intercambiados el peso y la talla o que expresaban la talla en metros fueron corregidos adecuadamente.

Método estadístico

Para la clasificación del IMC de cada registro en sobrepeso u obesidad se usó la edad en intervalos de medio año, pues así lo requerían los criterios de referencia utilizados.

Como un niño podía tener varios registros en el período global o en algún período anual de su edad o en algún año de control de salud, y con el fin de contabilizarlo solamente una vez en ese período, se empleó solo un registro de cada niño en cada período considerado, eligiéndose, para el cálculo de la prevalencia en el mismo, el registro con mayor IMC en dicho período, ya que interesaba detectar si ese niño había estado en sobrepeso u obesidad en algún momento del mismo, produciendo que el cálculo de prevalencias se realizara sobre distinto número de registros según el tipo de período considerado en cada momento, aprovechándose así la máxima información posible.

Se calcularon las prevalencias de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal globalmente, por sexo, por años de edad y por año del control de salud para todas las referencias. Se presentan las prevalencias calculadas con IOTF por año de edad y sexo con sus intervalos de confianza al 95%. La comparación de las mismas entre sexos se realizó con el test ji-cuadrado.

Para evaluar los distintos criterios de referencia se utilizaron tablas, gráficos y el coeficiente kappa entre cada 2 de ellos, que informa de su grado de concordancia.

Resultados

Se han valorado 303.247 registros de controles de salud correspondientes a 178.894 niños de 2 a 14 años de edad en el período 2005-2011, de los que 91.517 eran niños y 87.377 niñas, que suponen un 60,5% de la población de esa edad con asistencia sanitaria pública, según información de la base de datos del Servicio Murciano de Salud. El cálculo de prevalencias global y por sexo se realizó con 178.894 registros, uno por niño, por años de edad con 293.980 registros, y por año de control de salud con 295.168 registros.

En la tabla 1 se muestran las prevalencias globales de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal, según las referencias del IOTF, por sexo y por edad con sus intervalos de confianza. Estos tienen reducida amplitud debido al gran tamaño de muestra utilizado, reflejando una gran precisión en las estimaciones.

Tabla 1.

Prevalencia de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal por edad y sexo según criterios IOTF. Período 2005-2011. Región de Murcia

  Edad, (años)  NiñosNiñasAmbos sexos
    IC 95%  IC 95%    IC 95% 
Sobrepeso33.747  8,2  (7,9-8,5)  31.594  10,3  (10,0-10,6)  <0,0001  65.341  9,2  (9,0-9,4) 
8.163  13,5  (12,8-14,3)  7.437  16,6  (15,7-17,4)  <0,0001  15.600  15,0  (14,4-15,5) 
29.109  14,5  (14,1-15,0)  27.461  18,7  (18,3-19,2)  <0,0001  56.570  16,6  (16,3-16,9) 
5.871  16,2  (15,2-17,1)  5.688  19,1  (18,1-20,1)  <0,0001  11.559  17,6  (16,9-18,3) 
37.268  18,1  (17,8-18,5)  35.413  21,2  (20,8-21,6)  <0,0001  72.681  19,6  (19,4-19,9) 
2.379  18,5  (16,9-20,1)  2.550  21,1  (19,5-22,6)  0,0241  4.929  19,8  (18,7-20,9) 
2.473  20,5  (19,0-22,1)  2.852  24,8  (23,2-26,4)  0,0002  5.325  22,8  (21,7-24,0) 
1.849  22,6  (20,7-24,5)  2.099  25,5  (23,7-27,4)  0,0288  3.948  24,1  (22,8-25,5) 
10  7.354  29,1  (28,1-30,2)  7.355  28,9  (27,8-29,9)  0,7124  14.709  29,0  (28,3-29,7) 
11  11.806  28,7  (27,9-29,5)  11.762  27,3  (26,5-28,1)  0,0190  23.568  28,0  (27,4-28,6) 
12  2.211  27,5  (25,6-29,4)  2.051  25,5  (23,6-27,4)  0,1397  4.262  26,5  (25,2-27,9) 
13  4.125  26,3  (25,0-27,7)  4.177  23,3  (22,0-24,6)  0,0013  8.302  24,8  (23,9-25,7) 
14  3.582  23,4  (22,0-24,8)  3.604  21,1  (19,8-22,4)  0,0173  7.186  22,3  (21,3-23,2) 
2-14  91.517  19,7  (19,4-19,9)  87.377  21,7  (21,4-21,9)  <0,0001  178.894  20,6  (20,5-20,8) 
Obesidad33.747  2,2  (2,0-2,4)  31.594  2,9  (2,7-3,1)  <0,0001  65.341  2,5  (2,4-2,7) 
8.163  6,3  (5,7-6,8)  7.437  7,8  (7,1-8,4)  0,0003  15.600  7,0  (6,6-7,4) 
29.109  7,7  (7,4-8,0)  27.461  9,4  (9,0-9,7)  <0,0001  56.570  8,5  (8,3-8,8) 
5.871  12,6  (11,8-13,5)  5.688  14,2  (13,3-15,1)  0,0125  11.559  13,4  (12,8-14,0) 
37.268  13,0  (12,7-13,4)  35.413  14,4  (14,0-14,7)  <0,0001  72.681  13,7  (13,4-13,9) 
2.379  18,8  (17,2-20,3)  2.550  21,3  (19,7-22,8)  0,0280  4.929  20,0  (18,9-21,2) 
2.473  21,4  (19,8-23,0)  2.852  20,7  (19,2-22,2)  0,5504  5.325  21,0  (19,9-22,1) 
1.849  21,8  (19,9-23,7)  2.099  21,4  (19,7-23,2)  0,7858  3.948  21,6  (20,3-22,9) 
10  7.354  14,0  (13,2-14,8)  7.355  12,2  (11,4-12,9)  0,0009  14.709  13,1  (12,5-13,6) 
11  11.806  13,9  (13,2-14,5)  11.762  10,7  (10,1-11,2)  <0,0001  23.568  12,3  (11,8-12,7) 
12  2.211  14,5  (13,1-16,0)  2.051  10,7  (9,4-12,1)  0,0002  4.262  12,7  (11,7-13,7) 
13  4.125  12,6  (11,6-13,6)  4.177  10,0  (9,1-10,9)  0,0002  8.302  11,3  (10,6-12,0) 
14  3.582  11,8  (10,8-12,9)  3.604  9,3  (8,3-10,2)  0,0004  7.186  10,5  (9,8-11,2) 
2-14  91.517  11,2  (11,0-11,4)  87.377  11,6  (11,4-11,8)  0,0210  178.894  11,4  (11,2-11,5) 
Sobrecarga ponderal33.747  10,4  (10,1-10,7)  31.594  13,2  (12,8-13,6)  <0,0001  65.341  11,8  (11,5-12,0) 
8.163  19,8  (18,9-20,7)  7.437  24,3  (23,3-25,3)  <0,0001  15.600  21,9  (21,3-22,6) 
29.109  22,3  (21,8-22,7)  27.461  28,1  (27,6-28,6)  <0,0001  56.570  25,1  (24,7-25,4) 
5.871  28,8  (27,6-29,9)  5.688  33,3  (32,1-34,6)  <0,0001  11.559  31,0  (30,2-31,9) 
37.268  31,2  (30,7-31,7)  35.413  35,6  (35,1-36,1)  <0,0001  72.681  33,3  (33,0-33,7) 
2.379  37,2  (35,3-39,2)  2.550  42,3  (40,4-44,2)  0,0003  4.929  39,9  (38,5-41,2) 
2.473  41,9  (40,0-43,9)  2.852  45,6  (43,7-47,4)  0,0080  5.325  43,9  (42,5-45,2) 
1.849  44,4  (42,1-46,6)  2.099  47,0  (44,8-49,1)  0,0983  3.948  45,7  (44,2-47,3) 
10  7.354  43,1  (42,0-44,3)  7.355  41,0  (39,9-42,1)  0,0094  14.709  42,1  (41,3-42,9) 
11  11.806  42,6  (41,7-43,4)  11.762  37,9  (37,1-38,8)  <0,0001  23.568  40,3  (39,6-40,9) 
12  2.211  42,0  (40,0-44,1)  2.051  36,2  (34,1-38,3)  0,0001  4.262  39,2  (37,8-40,7) 
13  4.125  38,9  (37,4-40,4)  4.177  33,3  (31,9-34,7)  <0,0001  8.302  36,1  (35,0-37,1) 
14  3.582  35,2  (33,7-36,8)  3.604  30,4  (28,9-31,9)  <0,0001  7.186  32,8  (31,7-33,9) 
2-14  91.517  30,9  (30,6-31,2)  87.377  33,2  (32,9-33,5)  <0,0001  178.894  32,0  (31,8-32,2) 

IC 95%: intervalo de confianza al 95%; p: nivel de significación para la diferencia entre niños y niñas.

Se obtiene una prevalencia global del 20,6% de sobrepeso, del 11,4% de obesidad y del 32% de sobrecarga ponderal. Esas prevalencias son significativamente mayores en niñas que en niños hasta los 10 años, pero después la tendencia se invierte, superando los niños a las niñas. El sobrepeso aumenta progresivamente, alcanzando tasas de hasta el 29 y 28% a los 10 y 11 años, respectivamente. La obesidad también aumenta con la edad, alcanzando los porcentajes más elevados, 21 y 21,6%, a los 8 y 9 años, respectivamente, para después ir disminuyendo. La sobrecarga ponderal presenta una prevalencia muy alta, sobre todo a los 8, 9 y 10 años, en algún caso superior al 45%.

La evolución de las prevalencias durante el período estudiado (fig. 1) muestra un crecimiento claro hasta 2007, a partir del cual, y hasta 2011, la de obesidad sigue aumentando más suavemente, la de sobrepeso disminuye y la de sobrecarga ponderal se mantiene más o menos estable.

Figura 1.

Evolución de la prevalencia de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal en el período 2005-2011. Región de Murcia.

(0,08MB).

En la tabla 2 se exponen las prevalencias con las distintas referencias estudiadas. La referencia OMS muestra el porcentaje más alto de sobrepeso (25%), siendo los ofrecidos por ETEC, FO-2011 e IOTF bastantes similares, mientras que con FO-1988 (8,31%) y FO-2004 (10,6%) son mucho más bajos. En cuanto a la obesidad, el IOTF (11,4%) y, sobre todo, ETEC (7,2%) y FO-2011 (8%) presentan cifras más bajas que el resto de referencias, que casi duplican estos porcentajes. La sobrecarga ponderal oscila entre porcentajes tan dispares como el 43,7% de la OMS y el 26,4% de FO-2004.

Tabla 2.

Prevalencias de sobrepeso, obesidad y sobrecarga ponderal por sexo, según las referencias valoradas. Período 2005-2011. Región de Murcia

Sexo  Referencias  Prevalencia (%)
      Sobrepeso  Obesidad  Sobrecarga ponderal 
NiñosIOTF  91.517  19,7  11,2  30,9 
FO-2004  91.517  10,6  18,4  29,1 
ETEC  91.517  25,0  6,5  31,5 
FO-2011  91.517  23,9  9,2  33,1 
OMS  91.517  24,6  20,6  45,2 
FO-1988  91.517  8,4  18,8  27,1 
NiñasIOTF  87.377  21,7  11,6  33,2 
FO-2004  87.377  10,5  13,0  23,6 
ETEC  87.377  17,1  8,0  25,0 
FO-2011  87.377  17,9  6,8  24,7 
OMS  87.377  25,5  16,6  42,1 
FO-1988  87.377  8,3  14,5  22,8 
Ambos sexosIOTF  178.894  20,6  11,4  32,0 
FO-2004  178.894  10,6  15,8  26,4 
ETEC  178.894  21,1  7,2  28,3 
FO-2011  178.894  21,0  8,0  29,0 
OMS  178.894  25,1  18,6  43,7 
FO-1988  178.894  8,3  16,7  25,0 

ETEC: Estudio Transversal Español de Crecimiento; FO-1988: Estudio semilongitudinal Fundación Orbegozo 1988; FO-2004: Estudio longitudinal Fundación Orbegozo 2004; FO-2011: Estudio transversal Fundación Orbegozo 2011; IOTF: International Obesity Task Force; OMS: Organización Mundial de la Salud.

La prevalencia de sobrepeso aumenta con todas las referencias, sobre todo a los 10-11 años (fig. 2). Esta evolución es bastante menos acentuada con FO-2004 y FO-1988, que presentan cifras más bajas que el resto. IOTF y FO-2011 muestran la evolución más similar.

Figura 2.

Prevalencia de sobrepeso por edad, según referencias valoradas. Período 2005-2011. Región de Murcia.

(0,12MB).

También aumenta con la edad la prevalencia de obesidad (fig. 3), correspondiendo las cifras más altas a FO-1988 y OMS, quedando en una situación intermedia IOTF y FO-2004. En todas se produce un brusco incremento entre los 7-9 años, que es menos perceptible con ETEC y FO-2011.

Figura 3.

Prevalencia de obesidad por edad, según referencias valoradas. Período 2005-2011. Región de Murcia.

(0,13MB).

La referencia OMS presenta, en todas las edades, un porcentaje de sobrecarga ponderal mucho mayor que el resto (fig. 4).

Figura 4.

Prevalencia de sobrecarga ponderal por edad, según las referencias valoradas. Período 2005-2011. Región de Murcia.

(0,12MB).

Las concordancias más altas entre referencias se presentan entre IOTF con FO-2011 (kappa=0,795), ETEC con FO-2011 (kappa=0,794) y FO-1988 con FO-2004 (kappa=0,794).

Discusión

Los resultados de este estudio confirman una elevada prevalencia de sobrepeso y obesidad en los niños de la Región de Murcia (tabla 1), siendo mayor en niñas antes de los 10 años y en niños después de esta edad, probablemente debido al distinto patrón de crecimiento y desarrollo entre ambos sexos.

Siguiendo las recomendaciones del ECOG14, la prevalencia de exceso de peso se ha valorado con la referencia del IOTF15. Su idoneidad se basa en que está construida con datos de varios países, sus puntos de corte son menos arbitrarios porque se han calculado a partir de los que se consideran ligados a tasas y riesgos de mortalidad en adultos (IMC 25 y 30), y son menos dependientes temporal y geográficamente que otras referencias, lo que permite el estudio de tendencias de la prevalencia en el tiempo. Además, puede utilizarse con propósitos comparativos debido al amplio uso que se le ha dado en Europa y otros continentes. Según algunos autores, aunque las referencias IOTF pueden usarse para cribado de sobrepeso y obesidad, en la práctica clínica deben emplearse también otros parámetros31.

Se han excluido los registros de menores de 2 años, ya que no existen definiciones de sobrepeso y obesidad para esa edad y no está consensuada la idoneidad de la utilización del IMC en ese período28,33.

Los resultados obtenidos en la Región de Murcia son más elevados que los ofrecidos, con la referencia IOTF, por el estudio enKid10,11 y la ENS-200612 para el conjunto de España. Esta última, en su muestra de la Región de Murcia, ofrece datos superiores (23,1% para sobrepeso y 12,4% para obesidad) a los nuestros, aunque con una muestra mucho menor que la de este estudio. En el trabajo de Rodríguez Artalejo et al.34, realizado con datos de 1998-1999 en población de 6-7 años, la prevalencia en la ciudad de Murcia fue del 19% de sobrepeso y del 13,9% de obesidad, inferior a la nuestra para esa edad.

La comparación con estos estudios ha de hacerse con precaución porque no son totalmente comparables al nuestro, ya que son encuestas transversales que estiman la prevalencia de exceso de peso en un momento concreto con niños que tienen solo un registro en dicho momento, mientras que en este trabajo se estima esa prevalencia en un período anual o plurianual, no en un momento determinado, y cada niño puede tener varios registros en ese período. Al seleccionar, para cada niño, su registro de mayor IMC en dicho período, la probabilidad de identificar a un niño que ha estado en sobrepeso u obesidad en ese tiempo es mayor que en las encuestas transversales, por lo que estas podrían infravalorar dicha prevalencia, proporcionando nuestro método, en nuestra opinión, estimaciones ligeramente superiores, pero más fiables.

No obstante, para valorar si este procedimiento de selección del registro produce diferencias importantes respecto a otros métodos, hemos estimado la prevalencia seleccionando el último registro de cada niño en ese período. Los resultados reflejan, como es lógico, una leve disminución en la prevalencia global del 1,3% para sobrepeso y del 1% para obesidad. Sin embargo, cuando se consideran períodos anuales de edad, dicha disminución es insignificante, entre el 0 y 0,3%, manteniéndose alta la prevalencia de exceso de peso.

La evolución de la prevalencia de obesidad en nuestro estudio coincide con lo que publican algunos autores4,5, señalando una tendencia creciente. Sin embargo, el descenso de la prevalencia de sobrepeso después de 2007 da lugar a cierta estabilización de la de sobrecarga ponderal desde ese año, coincidiendo con trabajos más recientes35,36.

Hemos considerado el criterio de la OMS17,18 por su impacto a nivel internacional y su calidad metodológica. Además, en menores de 5 años, su utilización tiene interés porque permite comparar con niños criados en condiciones óptimas. Sin embargo, los resultados de sobrepeso y obesidad con la referencia OMS son claramente más elevados que con las otras referencias (figs. 2–4), coincidiendo así con todos los estudios nacionales e internacionales14,30,37, por lo que podría sobrevalorar la obesidad en nuestro entorno.

Se han contemplado las referencias basadas en los estudios españoles más recientes y más implantados20–23, aunque también se ha incluido la referencia FO-198819 porque la Guía de Práctica Clínica del Ministerio de Sanidad32 aconseja su uso para el cribado de exceso de peso, justificándolo en que sus datos se recogieron antes de la epidemia de obesidad y, por tanto, no normalizarían su valoración, al contrario de lo que podría ocurrir con otras referencias más recientes.

El incremento de obesidad entre los 7-9 años, mostrado en todas las referencias, puede ser debido al propio proceso de crecimiento, pero no se muestra tan claramente con FO-2011 y ETEC. Esto podría explicarse porque, al ser estudios más recientes, estarían influidos por la aceleración secular del desarrollo infantil mostrado en las últimas décadas que, entre otros cambios madurativos, refleja un adelanto en la edad del ascenso del IMC de los niños de dichos estudios, provocando una elevación de sus percentiles en dicho período que, al utilizarlos como puntos de corte, producirían estimaciones de la prevalencia de obesidad más bajas.

Se confirma que, según sea la referencia utilizada, la prevalencia difiere considerablemente (tabla 2), por lo que, coincidiendo con otros autores14,37,38, al ofrecer datos de obesidad deben especificarse las referencias usadas.

Las referencias FO-1988 y FO-2004 infravaloran el sobrepeso, sus curvas están muy por debajo de las demás y resulta llamativo que muestren mayor prevalencia de obesidad que de sobrepeso (figs. 2 y 3), aspecto que no parece plausible desde los puntos de vista biológico y estadístico, pues lo esperado es lo contrario, como muestran el resto de referencias. Ello sugeriría revisar los puntos de corte propuestos en ambos criterios, sobre todo en FO-1988, en donde los percentiles 90 y 97 parecen puntos de corte demasiado elevados y podrían explicar estos anómalos resultados. Dichas observaciones cuestionarían la idoneidad de utilizar estos criterios para valorar el exceso de peso.

Al estudiar la concordancia mediante el índice kappa, la referencia FO-2011 es la que más se aproxima al IOTF, seguida del ETEC, pudiéndose pensar en utilizar cualquiera de ellas como referencias nacionales. La buena concordancia entre IOTF y FO-2011 es lógica pues utilizan la misma metodología para la obtención de los puntos de corte, y la de FO-2011 y ETEC también, pues los niños del primero son contemporáneos a los de la muestra del ETEC y están incluidos en ella, y los puntos de corte propuestos en ETEC se obtienen de manera parecida a los de FO-2011.

Este trabajo tiene como limitación la existencia de sesgos no sistemáticos debidos al observador y al instrumental, que se equilibran y minimizan debido al gran número de registros utilizados y al riguroso proceso de depuración realizado. Como ventajas, debe destacarse que es el único trabajo realizado en la Región de Murcia de estas características y que la utilización de información procedente de la base de datos de historias clínicas permite una gran agilidad en su recogida y la obtención de una amplísima muestra que proporciona gran precisión en las estimaciones.

En conclusión, la elevada prevalencia de exceso de peso en niños de la Región de Murcia hace necesario, para su prevención y, en su caso, tratamiento, incrementar la detección precoz28,32,39 mediante el desarrollo del PANA24, sin olvidar que un aspecto fundamental es establecer políticas de prevención interinstitucionales y multidisciplinares implicando a toda la sociedad, así como desarrollar estudios de investigación para determinar factores condicionantes que permitan promover intervenciones preventivas eficientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Al Profesor Doctor D. Emilio Borrajo Guadarrama, Catedrático de Pediatría de la Universidad de Murcia, por sus sabias aportaciones. A D. José Manuel Alcaraz Muñoz, Jefe de Servicio de Coordinación y Aplicaciones Informáticas del Servicio Murciano de Salud, por su amable disposición a facilitar los datos objeto de este estudio.

Bibliografía
[1]
WHO.
Obesity: preventing and managing the global epidemic. Report of a WHO Consultation (WHO Technical Report Series 894).
Geneva, (2000),
[2]
T. Lobstein, M.L. Frelut.
Prevalence of overweight among children in Europe.
Obes Rev, 4 (2003), pp. 195-200
[3]
Grupo de Trabajo para la Prevención y Promoción de la Obesidad Infantil y Juvenil.
1a Conferencia de Prevención y Promoción de la salud en la práctica clínica en España.
Ministerio de Sanidad y Consumo, (2007),
[4]
L.A. Moreno, A. Sarria, J. Fleta, G. Rodriguez, M. Bueno.
Trends in body mass index and overweight prevalence among children and adolescents in the region of Aragon (Spain) from 1985 to 1995.
Int J Obes Relat Metab Disord, 24 (2000), pp. 925-931
[5]
M. Franco, B. Sanz, L. Otero, A. Domínguez-Vila, B. Caballero.
Prevention of childhood obesity in Spain.
[6]
P. Wilson, R. D’Agostino, L. Sullivan, H. Parise, W. Kannel.
Overweight and obesity as determinants of cardiovascular risk: the Framingham experience.
Arch Intern Med, 162 (2002), pp. 1867-1872
[7]
D.S. Freedman, W.H. Dietz, S.R. Srinivasan, G.S. Berenson.
The relation of overweight to cardiovascular risk factors among children and adolescents: the Bogalusa Heart Study.
Pediatrics, 103 (1999), pp. 1175-1182
[8]
J. Baker, L. Olsen, T. Sorensen.
Childhood body-mass index and the risk of coronary heart disease in adulthood.
N Engl J Med, 357 (2007), pp. 2329-2337
[9]
I. Janssen, P.T. Katzmarzyk, S.R. Srinivasan, W. Chen, R.M. Malina, C. Bouchard, et al.
Utility of childhood BMI in the prediction of adulthood disease: comparison of national and international references.
Obes Res, 13 (2005), pp. 1106-1115
[10]
J. Aranceta-Bartrina, L. Serra-Majem, M. Foz-Sala, B. Moreno-Esteban, Grupo Colaborativo SEEDO.
Prevalencia de obesidad en España.
Med Clin (Barc), 125 (2005), pp. 460-466
[11]
L. Serra Majem, L. Ribas Barba, J. Aranceta Bartrina, C. Pérez Rodrigo, P. Saavedra Santana, L. Peña Quintana.
Obesidad infantil y juvenil en España. Resultados del Estudio enKid (1998-2000).
Med Clin (Barc), 121 (2003), pp. 725-732
[12]
J. Valdés Pizarro, M.A. Royo-Bordonada.
Prevalence of childhood obesity in Spain; National Health Survey 2006-2007.
[13]
M.A. Rubio, J. Salas-Salvadó, M. Barbany, B. Moreno, J. Aranceta, D. Bellido, et al.
Consenso SEEDO 2007 para la evaluación del sobrepeso y la obesidad y el establecimiento de criterios de intervención terapéutica.
Rev Esp Obes, 5 (2007), pp. 135-175
[14]
M.F. Rolland-Cachera, for The European Childhood Obesity Group.
Childhood obesity: current definitions and recommendations for their use.
Int J Pediatr Obes, 6 (2011), pp. 325-331
[15]
T.J. Cole, M.C. Bellizzi, K.M. Flegal, W.H. Dietz.
Establishing a standard definition for child overweight and obesity worldwide: international survey.
BMJ, 320 (2000), pp. 1240-1243
[16]
T. Lobstein, L. Baur, R. Uauy, IASO International Obesity Task Force.
Obesity in children and young people: a crisis in public health.
[17]
M. De Onis, C. Garza, A.W. Onyango.
WHO child growth standards.
Acta Paediatr, 95 (2006), pp. 5-101
[18]
M. De Onis, A.W. Onyango, E. Borghi, A. Siyam, C. Nishida, J. Siekmann.
Development of a WHO growth reference for school-aged children and adolescents.
Bull WHO, 85 (2007), pp. 660-667
[19]
M. Hernández, J. Castellet, J.L. Narvaiza, J.M. Rincón, I. Ruiz, E. Sánchez, et al.
Curvas y tablas de crecimiento (0-18 años). Instituto de Investigación sobre el Crecimiento y Desarrollo.
Fundación Faustino Orbegozo, (1988),
[20]
B. Sobradillo, A. Aguirre, U. Aresti, A. Bilbao, C. Fernández Ramos, A. Lizárraga, et al.
Curvas y tablas de Crecimiento y Desarrollo (Estudio Longitudinal y Transversal).
Fundación Faustino Orbegozo, (2004),
[21]
C. Fernández, H. Lorenzo, K. Vrotsou, U. Aresti, I. Rica, E. Sánchez.
Estudio de crecimiento de Bilbao. Curvas y tablas de crecimiento (Estudio transversal).
Instituto de investigación sobre crecimiento y desarrollo. Fundación Faustino Orbegozo, (2011),
[22]
A. Carrascosa Lezcano, J.M. Fernández García, C. Fernández Ramos, A. Ferrández Longás, J.P. López-Siguero, E. Sánchez González, Grupo Colaborador Español, et al.
Estudio transversal español de crecimiento 2008. Parte II: valores de talla, peso e índice de masa corporal desde el nacimiento a la talla adulta.
An Pediatr (Barc), 68 (2008), pp. 552-569
[23]
A. Carrascosa, J.M. Fernández, A. Ferrández, J.P. López-Siguero, D. López, E. Sánchez, Grupo Colaborador.
Estudios Españoles de Crecimiento 2010.
Rev Esp Endocrinol Pediatr, 2 (2011), pp. 59-62
[24]
M.I. Espín Ríos, A. Cervantes Pardo, J.A. Navarro Alonso, M.F. Fernández Puerta.
Programa de Atención al Niño y al Adolescente (PANA).
Consejería de Sanidad y Servicio Murciano de Salud, (2007),
[25]
C.L. Ogden, K.M. Flegal.
Changes in terminology for childhood overweight and obesity. National Health Statistics Reports. Number 25.
National Center for Health Statistics, (2010),
[26]
WHO.
Physical status: the use and interpretation of anthropometry. WHO Technical Report Series, P329.
World Health Organization, (1995),
[27]
W.H. Dietz, T.N. Robinson.
Use of the body mass index as a measure of overweight in children and adolescents.
J Pediatr, 132 (1998), pp. 191-193
[28]
Clinical Practice Guidelines for the Management of Overweight and Obesity in Children and Adolescents. [consultado 25 mayo 2012]. Disponible en: http://www.health.gov.au/internet/main/publishing.nsf/Content/893169B10DD846FCCA256F190003BADA/$File/children.pdf
[29]
M.F. Rolland-Cachera, M. Sempé, M. Guilloud-Bataille, E. Patois, F. Pequignot-Guggenbuhl, V. Fautrad.
Adiposity indices in children.
Am J Clin Nutr, 36 (1982), pp. 178-184
[30]
Y. Wang, J.Q. Wang.
A comparison of international references for the assessment of child and adolescent overweight and obesity in different populations.
Eur J Clin Nutr, 56 (2002), pp. 973-982
[31]
L.A. Moreno, M.G. Blay, G. Rodríguez, V.A. Blay, M.I. Mesana, J.L. Olivares, AVENA-Zaragoza Study Group, et al.
Screening performances of the International Obesity Task Force body mass index cut-off values in adolescents.
J Am Coll Nutr, 25 (2006), pp. 403-408
[32]
Grupo de Trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre la Prevención y el Tratamiento de la Obesidad Infantojuvenil. Centro Cochrane Iberoamericano, coordinador. Guía de Práctica Clínica sobre la Prevención y el Tratamiento de la Obesidad Infantojuvenil. Plan de calidad para el SNS del Ministerio de Sanidad y Política Social. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AATRM N° 2007/25. Agencia d’Avaluació de Tecnología i Recerca Médiques; 2009.
[33]
P.T. Katzmarzyk, I. Janssen, K.M. Morrison.
Classification of overweight and obesity in children and adolescents.
CMAJ, 176 (2007), pp. 27-32
[34]
F. Rodríguez Artalejo, C. Garcés, L. Gorgojo, E. López García, J.M. Martín-Moreno, M. Benavente, et al.
Dietary patterns among children aged 6-7 y in four Spanish cities with widely differing cardiovascular mortality.
Eur J Clin Nutr, 56 (2002), pp. 141-148
[35]
C.L. Ogden, M.D. Carroll, B.K. Kit, K.M. Flegal.
Prevalence of obesity and trends in body mass index among US children and adolescents, 1999-2010.
JAMA, 307 (2012), pp. 483-490
[36]
B. Rokholm, J.L. Baker, T.I. Sørensen.
The levelling off of the obesity epidemic since the year 1999--a review of evidence and perspectives.
[37]
M. Shields, M.S. Tremblay.
Canadian childhood obesity estimates based on WHO, IOTF and CDC cut-points.
Int J Pediatr Obes, 5 (2010), pp. 265-273
[38]
M. De Onis, C. Garza, A.W. Onyango, E. Borghi.
Comparison of the WHO child growth standards and the CDC 2000 growth charts.
J Nutr, 137 (2007), pp. 144-148
[39]
US Preventive Services Task Force.
Screening for Obesity in Children and Adolescents: US Preventive Services Task Force Recommendation Statement.
Pediatrics, 125 (2010), pp. 361-367
Copyright © 2012. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?