Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 68. Núm. 3.
Páginas 305-306 (Marzo 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 68. Núm. 3.
Páginas 305-306 (Marzo 2008)
DOI: 10.1157/13116717
Acceso a texto completo
Tratamiento con anakinra en artritis idiopática juvenil de comienzo sistémico refractaria a otras terapias
Visitas
5473
C. Garrido Colinoa,
Autor para correspondencia
cgarrido.hgugm@salud.madrid.org

Correspondencia: C. Garrido Colino. Atocha 66, 4.° izda. 28012 Madrid. España.
, J. Saavedra Lozanob
a Servicio de Pediatría. Hospital de Fuenlabrada. Madrid. España
b Servicio de Pediatría. Hospital Universitario Gregorio Marañón. Madrid. España
Este artículo ha recibido
5473
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Sr. Editor:

La interleucina-1 (IL-1), dado su poder proinflamatorio, tiene un importante papel en la patofisiología y progresión de la artritis en niños y adultos. El tratamiento biológico con un antagonista del receptor de la IL-1 (anakinra) reduce los signos y síntomas de la enfermedad y es una alternativa terapéutica útil sobre todo en la forma sistémica de la artritis idiopática juvenil (AIJ)1.

Se presenta el caso de un niño de seis años hospitalizado por inflamación de rodilla, seguida de fiebre con sospecha de artritis séptica que no se confirma posteriormente con cultivos en sangre y líquido articular negativos. Durante el ingreso presenta afectación intermitente de diferentes articulaciones, fiebre y exantema macular polimorfo ocasional con elevación de reactantes de fase aguda. El cuadro no responde a antiinflamatorios no esteroideos y mejora tras tratamiento con corticoesteroides orales. A los 2 meses del inicio, coincidiendo con el descenso de los corticoesteroides, presenta de nuevo afectación de hasta cinco articulaciones (poliarticular) y fiebre diaria con elevación de los reactantes de fase aguda; los marcadores de enfermedad reumática son negativos y el examen ocular, normal. Con el diagnóstico de AIJ forma poliarticular frene a sistémica se inicia tratamiento con metotrexato (MTX) en escalada hasta 25mg/semana asociado a corticoesteroides, con pobre respuesta clínica y de los valores de laboratorio, importante limitación para la movilidad de ambas muñecas, fiebre casi diaria, velocidad de sedimentación en torno a 80–120mm/h, anemia y trombocitosis.

Reevaluado el paciente 9 meses tras el diagnóstico, se añade al tratamiento etanercept (antifactor de necrosis tumoral [anti-TNF]) a dosis de 0,4mg/kg subcutáneo 2 veces por semana, pero se suspende 3 meses más tarde por falta de respuesta, y se sustituye, ante la evidencia cada vez mayor de tratarse de una forma sistémica de AIJ, por anakinra en dosis de 1mg/kg/día subcutánea. La fiebre desaparece en la primera semana de tratamiento, se normalizan los reactantes de fase aguda en los 3 meses siguientes y mejora paulatinamente la afectación articular hasta la remisión completa. Tras 12 meses con anakinra, el tratamiento es bien tolerado, sin ningún efecto adverso. El corticoesteroide se suspendió al mes del inicio de dicho tratamiento, y se inició descenso de la dosis de metotrexato hasta su retirada 6 meses después.

La forma sistémica de artritis idiopática juvenil representa aproximadamente el 10 % de casos de artritis en niños; su tratamiento es a menudo complicado y con alto riesgo de secuelas y morbilidad, asociado sobre todo al uso prolongado de corticoesteroides, como el síndrome de activación macrofágica. Para conseguir la mejor calidad de vida, el tratamiento debe ser precoz, controlando la actividad de la enfermedad y evitando el uso prolongado de corticoesteroides. El tratamiento estándar incluye una combinación de esteroides, metotrexato, anti-TNF (etarnecept) u otros inmunosupresores2,3. Existe cada vez mayor evidencia de que en la forma de comienzo sistémico la respuesta a etarnecept es peor que en la AIJ poliarticular, y es prácticamente nula en más del 50 % de los casos en algún estudio actual4.

La patogénesis de esta enfermedad continúa siendo una incógnita, pero la identificación de citoquinas anormales ha per mitido y permitirá el desarrollo de nuevas terapias biológicas. Los trabajos publicados demuestran un aumento de IL-1b, IL-6 e IL-8 con un papel crucial en los síntomas sistémicos, y el desarrollo de artritis en niños con AIJ de comienzo sistémico. La IL-1 aumenta la expresión de mediadores del proceso proinflamatorio como la ciclooxigenasa tipo 2, el óxido nítrico y la prostaglandina E2. Asimismo, tiene efecto sinérgico sobre otras citoquinas proinflamatorias como el TNF, el factor de activación plaquetaria, la IL-6 y la IL-8.

Anakinra bloquea la unión de IL-1 a su receptor suprimiendo la actividad de citoquinas proinflamatorias, la producción de colagenasa, moléculas de adhesión a células endoteliales y precursores de fibroblastos y osteoclastos 5.

El primer estudio con anakinra en niños se publicó en el año 20026, describiéndose una respuesta más favorable en la forma sistémica frente a la poliarticular u oligoarticular (el 79 % frente al 67 % frente al 52 %), con buena tolerancia. Estudios posteriores lo corroboran y se observa una rápida desaparición (menos de dos semanas) de los síntomas sistémicos, normalización de los valores de laboratorio, con mejoría de la artritis y resolución de la misma en muchos casos1,2,5,7,8.

No se han descrito efectos adversos importantes, y el más frecuente es el eritema localizado en el punto de inyección. Por tanto, aquellos niños con AIJ de comienzo sistémico que no responden a otras terapias son excelentes candidatos para el anakinra, pues responden al menos el 50 % de ellos.

BIBLIOGRAFÍA
[1.]
V. Pascual, F. Allantaz, E. Arce, M. Punaro, J. Bancherau.
Role of interleukin-1 (IL-1) in the patogénesis of systemic onset juvenile idiophatic arthritis and clinical response to Il-1 blockade.
JEM, 201 (2005), pp. 1479-1486
[2.]
A. Adams, T. lehman.
Update on the pathogenesis and treatment of systemic onset juvenile rheumatoid arthritis.
Curr Opin Rheumatol, 17 (2005), pp. 612-616
[3.]
M.C. Genovese, J.M. Kremer.
Treatment of rheumatoid arthritis with etanercept.
Rheum Dis Clin N Am, 30 (2004), pp. 311-328
[4.]
Y. Kimura, P. Pinho, G. Walco.
Etanercept treatment in patients with refractory systemic onset juvenile rheumatoid artritis.
J Rheumatol, 32 (2005), pp. 935-942
[5.]
A. Reiff.
The use of anakinra in juvenile arthritis.
Curr Rheumatol Rep, 7 (2005), pp. 434-440
[6.]
A. Reiff, O. Porras, S. Rudge.
Preliminary date from a study of Kineret TM (anakinra) in children with Juvenile rheumatoid artritis.
Arthritis Rheum, 46 (2002), pp. S496
[7.]
J.W. Verbsky, A.J. White.
Effective use of the recombinant interleukin 1 receptor antagonist anakinra in therapy resistant systemic onset juvenile rheumatoid arthritis.
J Rheum, 31 (2004), pp. 2071-2075
[8.]
L.J. Mirkinson, D. Nagle, O.Y. Jones, N. Kadom.
Anakinra therapy in a child with systemic onset juvenile rheumatoid arthritis.
J Clin Rheumatol, 12 (2006), pp. 83-86
Copyright © 2008. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.