Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2021.05.010
Open Access
Disponible online el 12 de Junio de 2021
COVID-19: humanización en las unidades neonatales. Respuesta de los autores
COVID-19: Humanization in neonatal units. Authors reply
Visitas
...
Ana Gutiérrez-Vélez, Gonzalo Solís-García
Autor para correspondencia
gonsolisg92@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Elena Zamora-Flores, Manuel Sánchez-Luna
Servicio de Neonatología, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
Contenido relaccionado
An Pediatr (Barc). 2021;95:65-610.1016/j.anpedi.2021.04.007
Laura Domingo Comeche, Susana de las Heras Ibarra, Laura Moratilla Monzo, María José Rivero Martín
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Hemos leído con interés la carta publicada en Anales de Pediatría titulada «Covid-19: humanización en las unidades neonatales»1, en respuesta a nuestro artículo del número de marzo. Creemos que el caso que presenta y los datos de la encuesta reflejan de forma muy ilustrativa la problemática con la que tantas unidades de neonatología se han encontrado durante este último año. Introduce interesantes ideas que pueden servir de enseñanza y reflexión para todos los pediatras.

A lo largo de estos 14 meses, en nuestro hospital hemos atendido a más de 200 madres gestantes con infección documentada por SARS-CoV-2. Nuestras prioridades han sido desde el principio 2: la seguridad de las madres y de los recién nacidos, siempre teniendo claro que el beneficio del contacto precoz madre-hijo, el establecimiento de la lactancia materna y la agrupación familiar debían ser esenciales en la asistencia sanitaria; y la prevención de la infección en el personal sanitario.

El circuito de pacientes y el alojamiento conjunto que se propusieron como protocolo de actuación en nuestro caso han permitido, como recogemos en nuestro estudio2, garantizar el clampaje tardío en los casos indicados, el contacto piel con piel y el establecimiento de la lactancia materna. Todo esto no habría sido posible sin el gran esfuerzo de todos los profesionales implicados, incluyendo enfermería de pediatría, matronas, técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, médicos y resto del personal implicado en los cuidados sanitarios.

En la cohorte que presentamos en nuestro estudio, 19 recién nacidos precisaron ingreso, y 2 madres requirieron traslado a una unidad de cuidados intensivos por infección COVID-19 grave. En todos estos casos, el protocolo original de alojamiento conjunto y contacto precoz no pudo ser seguido temporalmente, requiriendo fórmulas alternativas para el contacto madre-hijo para evitar el impacto negativo que la restricción de visitas podría tener en los recién nacidos y sus familias3. La seguridad del resto de pacientes y personal sanitario impedía las visitas presenciales durante la infección activa materna: se diseñó un circuito para realizar PCR y serología a las madres, padres o acompañantes para poder reiniciar el contacto lo más precozmente posible, y otro circuito específico a través de nuestra unidad de nutrición personalizada para mantener el suministro a los recién nacidos de leche proveniente de sus madres, aunque estuviesen aisladas o ingresadas. Mientras se mantuviese la restricción en las visitas, se permitió la presencia de otro acompañante sano y se diseñó un protocolo de video-llamadas diarias a través de dispositivos tipo tablet4, que permitieron establecer un puente entre los recién nacidos y sus familias, ya estuvieran en sus domicilios u hospitalizadas, tanto en sus casas, como en planta o incluso en unidades de cuidados intensivos. Todas las familias implicadas en esta experiencia la valoraron de forma positiva.

La pandemia causada por el SARS-CoV-2 ha supuesto un reto sin precedentes para nuestra sociedad y nuestro sistema sanitario. Todo lo que hemos aprendido sobre nuestros pacientes, y también sobre nosotros mismos y nuestras limitaciones, nos acompañará siempre. Los autores esperamos sinceramente que como plantea la carta que hemos recibido, la experiencia nos ayude a lograr una medicina y una pediatría mejores, y, sobre todo, más humanas.

Bibliografía
[1]
Domingo Comeche L, de las Heras Ibarra S, Moratilla Monzo L, Rivero Martín MJ. COVID-19: humanización en las unidades neonatales. An Pediatr (Barc). 2021. DOI: 10.1016/j.anpedi.2021.04.007
[2]
G. Solís-García, A. Gutiérrez-Vélez, I. Pescador Chamorro, E. Zamora-Flores, S. Vigil-Vázquez, E. Rodríguez-Corrales, et al.
Epidemiología, manejo y riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 en una cohorte de hijos de madres afectas de COVID-19.
An Pediatr (Barc), 94 (2021), pp. 173-178
[3]
P.D. Murray, J.R. Swanson.
Visitation restrictions: Is it right and how do we support families in the NICU during COVID-19?.
J Perinatol, 40 (2020), pp. 1576-1581
[4]
E.G. Epstein, J. Arechiga, M. Dancy, J. Simon, D. Wilson, J.L. Alhusen.
Integrative review of technology to support communication with parents of infants in the NICU.
J Obstet Gynecol Neonatal Nurs, 46 (2017), pp. 357-366
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?