Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 76. Núm. 5.
Páginas 301-302 (Mayo 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 76. Núm. 5.
Páginas 301-302 (Mayo 2012)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2011.10.015
Acceso a texto completo
Leucemia linfoblástica aguda diagnosticada y tratada inicialmente como artritis crónica juvenil
Acute lymphoblastic leukaemia initially diagnosed and treated as chronic juvenile arthritis
Visitas
6468
T. Pérez Rodríguez, A. Lassaletta Atienza??
Autor para correspondencia
lassaalvaro@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, M. González-Vincent, L. Alonso Canal, L. Madero López
Servicio de Hemato-Oncología, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España
Este artículo ha recibido
6468
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Analíticas del paciente durante la evolución
Texto completo
Sr. Editor:

El dolor y la inflamación en las articulaciones son manifestaciones muy frecuentes de las enfermedades reumatológicas. La evaluación del niño con dolor o inflamación articular implica un diagnóstico diferencial amplio, que incluye patologías benignas autolimitadas y otras que precisan diagnóstico y tratamiento precoz, como la artritis séptica. Tampoco debemos olvidar procesos como la leucemia, que puede presentar inicialmente síntomas musculoesqueléticos superponibles a los de las enfermedades reumatológicas.

Se trata de un niño de 10 años que acude a urgencias por dolor en hombro y codo izquierdos desde hace 4 días, con signos de inflamación en codo izquierdo. El dolor en hombro izquierdo cede pero a las 24 h aparece dolor en hombro derecho, con limitación para la abducción y rotación interna. No refiere traumatismos. El día anterior hizo ejercicio (waterpolo). Hace un mes, presentó un episodio de ojo rojo diagnosticado de conjuntivitis aguda, que cedió con colirio antibiótico. No refiere procesos infecciosos previos. Antecedentes personales sin interés. En los antecedentes familiares destacan madre y tío materno con espondilitis anquilosante HLA B27 positiva. Exploración física: Ta 38°C. Afectación discreta del estado general. Inflamación del codo izquierdo con derrame y limitación funcional de la flexo-extensión. Impotencia funcional de abducción de hombro derecho. El resto de la exploración es normal. Hemograma: leucocitos 9.930/mm3 (neutrófilos 53,3%, linfocitos 35,8%, monocitos 6%, eosinófilos 2,1%), hemoglobina 14,2g/dl, VCM 80,6, plaquetas 308.000/μl, proteína C reactiva 5mg/dl; VSG 26mm/h. Bioquímica: CPK, GPT, GOT y GGT normales, factor reumatoide 14 U/ml; anticuerpos antiestreptolisina (ASLO), inmunoglobulinas y C3 y C4 normales. Serologías para Micoplasma, Borrelia, Yersinia enterocolitica (serotipo O:3), parvovirus, VHA, VHC, RPR con rosa de Bengala, negativas. HLA B27 positivo. Radiografías de tórax, codo izquierdo, hombro derecho y sacro-ilíacas, normales. Ingresa por sospecha de oligoartritis; se realiza artrocentesis e inicia tratamiento antibiótico y antiinflamatorio, con mejoría lenta. Permaneció afebril durante el ingreso. Hemocultivos y cultivo de líquido articular, negativos. Diagnosticado de probable artritis crónica juvenil HLA B27 positivo. Inicia tratamiento con AINE (tolmetina e ibuprofeno). En los siguientes meses acude por dolor y tumefacción en diferentes localizaciones (codos, muñecas, acromioclaviculares, inserción aquílea) siempre asimétricas. Refiere insomnio ocasional (que no relaciona con dolor) y finalmente astenia. La fiebre está presente al inicio del cuadro y en otra ocasión más de su evolución. No objetivan adenopatías en ningún episodio. Los datos analíticos evolutivos se presentan en la tabla 1. A los 3 meses del inicio se pauta tratamiento con corticoides (prednisona) y 2 meses después se añade salazopirina durante 1 mes y medio. Tras 6 meses de seguimiento se inicia tratamiento con metotrexato por persistencia de los síntomas. Pasados 10 meses comienza con astenia y dolor abdominal. En control analítico se objetiva neutropenia (320/μl) y aumento de LDH hasta 588 U/l. Se realiza un nuevo hemograma por fiebre que objetiva un 36% de blastos. Se realiza aspirado de médula ósea y es diagnosticado de leucemia linfoblástica aguda (LLA).

Tabla 1.

Analíticas del paciente durante la evolución

Tiempo  Inicio  1.er mes  4.° mes  7.° mes  9.° mes  10.° mes  10.° mes y medio 
Leucocitos* (/μl)  9.190  6.630  7.500  7.440  5.300  3.860  3.870 
Neutrófilos (%)  53,5  40,7  33  61,2  35,4  15,1 (580)a  16,6 (640)a 
Linfocitos (%)  35,8  50  56,9  32,2  60,3  78,8  77,5 
Hemoglobina (g/dl)  14,2  14,2  14,3  15  12,9  10,5  9,7 
Plaquetas (/μl)  308.000  334.000  309.000  282.000  234.000  117.000  127.000 
PCR (mg/dl)  1,4  2,2  0,4 
VSG (mm/1.a h)  26  35  – 
LDH (U/l)  –  –  –  404  –  588  669 
Tratamientos  AINE  AINE  PrednisonaNaproxeno  PrednisonaNaproxenoMetotrexato  NaproxenoMetotrexato  NaproxenoMetotrexato  Ninguno 
*

Valor absoluto de neutrófilos/μl.

Discusión. La LLA es la más frecuente en niños con 300-350 nuevos casos cada año en España. Los síntomas musculoesqueléticos están presentes en un 20-30% de los casos y la artritis puede ser el único síntoma inicial1. Hasta un 8-15% de los pacientes son diagnosticados erróneamente de AIJ previamente. Solo un 25% de los pacientes con LLA que acuden a consulta de reumatología tiene blastos en sangre periférica inicialmente2. ¿Qué síntomas o signos podrían ser más útiles para diferenciar ambos procesos? Algunos estudios sugieren que el dolor nocturno, la ausencia de inflamación articular y el dolor óseo no articular son más frecuentes en la leucemia3,5. La afectación poliarticular es más propia de la AIJ, mientras que en la leucemia es pauciarticular3,4. Respecto a los datos analíticos, en la LLA predomina la linfocitosis, respecto a la neutrofilia propia de la AIJ. La elevación de la LDH parece también un marcador útil de malignidad, aunque un valor normal no la descarta. Los factores más importantes para predecir LLA son un recuento leucocitario bajo (< 4.000/μl), plaquetas normales-bajas (150-250.000/μl) e historia de dolor nocturno1,3. Las pruebas de imagen podrían ser también útiles, ante una evolución tórpida o ausencia de signos inflamatorios, pudiendo mostrar imágenes de afectación ósea tipo osteopenia, osteólisis, esclerosis o periostitis. El tratamiento con esteroides es causa de errores diagnósticos, dificulta la interpretación del aspirado de médula ósea y puede inducir una resistencia al tratamiento con los mismos6. Por todo ello, sería importante considerar la leucemia en el diagnóstico diferencial de los síntomas musculoesqueléticos, especialmente cuando existan hallazgos clínicos o analíticos atípicos en el contexto de una AIJ, así como realizar un aspirado de médula ósea en estos pacientes previo al tratamiento esteroideo.

Bibliografía
[1]
R. Casado Picón, M. Barrios López, J. De Inocencio Arocena, M. Baro Fernández, J.L. Vivanco Martínez.
Musculoskeletal pain: a common initial sign of acute lymphoblastic leukaemia.
An Pediatr (Barc), 72 (2010), pp. 428-431
[2]
O.Y. Jones, C.H. Spencer, S.L. Bowyer, P.B. Dent, B.S. Gottlieb, C.E. Rabinovich.
A multicenter case-control study on predictive factors distinguishing chilhood leukemia from juvenile reumathoid arthritis.
Pediatrics, 117 (2006), pp. e840-e844
[3]
D. McKay, L. Adams, G. Ostring, D. Singh-Grewal.
In a child presenting with features consistent with a diagnosis of juvenile idiopathic arthritis, what clinical features or laboratory findings (at presentation) predict a diagnosis of acute lymphoblastic leukaemia?.
J Paediatr Child Health, 46 (2010), pp. 442-445
[4]
R.K. Marwaha, K.P. Kulkarni, D. Bansal, A. Trehan.
Acute lymphoblastic leukemia masquerading as juvenile rheumatoid arthritis: diagnostic pitfall and association with survival.
Ann Hematol, 89 (2010), pp. 249-254
[5]
D.A. Cabral, J.B. Tucker.
Malignancies in children who initially present with rheumatic complaints.
J Pediar, 134 (1999), pp. 53-57
[6]
M.J. Murray, T. Tang, C. Ryder, D. Mabin, J.C. Nicholson.
Childhood leukemia masquerading as juvenile idiopathic arthritis.
Copyright © 2011. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.