Información de la revista
Vol. 82. Núm. 5.
Páginas 325-337 (Mayo 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 82. Núm. 5.
Páginas 325-337 (Mayo 2015)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.anpedi.2014.06.004
Acceso a texto completo
Tablas de crecimiento: impacto sobre la prevalencia de los trastornos nutritivos
Growth charts: Impact on the prevalence of nutritional disorders
Visitas
...
P. Polo Martína,b,
Autor para correspondencia
pedropolomartin@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, J.J. Abellanc, M.I. Nájar Godoya, T. Álvarez de Laviada Muleroa
a Consultorio Auxiliar Barrio de la Luz, Departamento Hospital General de Valencia, Valencia, España
b Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Universidad CEU Cardenal Herrera, Valencia, España
c Centro Superior de Investigaciones en Salud Pública (CSISP), Valencia, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (3)
Tabla 1. Diferencias absolutas y de Z-score entre GFORB y GOMS
Tabla 2. Localización de los percentiles p3, p97 para talla, peso e IMC, y p85 para IMC de las tablas GFORB en las tablas GOMS
Tabla 3. Localización de los percentiles P3, P97 para talla, peso e IMC, y P85 para IMC de las tablas GOMS en las tablas GFORB
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

Las referencias más empleadas en España para evaluar el crecimiento son las gráficas de la Fundación Orbegozo y las gráficas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El objetivo es analizar las diferencias entre ambas para las magnitudes: peso, talla e índice de masa corporal, y valorar su relevancia para identificar problemas nutricionales o de crecimiento.

Material y métodos

Se compara el valor de los percentiles extremos de talla, peso e índice de masa corporal para cada sexo desde los 0-10 años de ambas gráficas. Se calculan diferencias absolutas y de puntuación Z. Para evaluar el impacto sobre la prevalencia de trastornos nutritivos o de crecimiento se examina la ubicación del valor numérico de cada percentil extremo entre ambas tablas.

Resultados

Se observan diferencias significativas entre los percentiles 3 de talla y peso, 97 de peso y 85 y 97 de índice de masa corporal. Durante los primeros años, la referencia Orbegozo sobreestima con respecto a la referencia OMS la prevalencia de desnutrición entre un 2 y un 19%. En edades posteriores, la subestima entre un 0,7 y un 2,89%. La referencia Orbegozo subestima con respecto a la referencia OMS la prevalencia de sobrecarga ponderal (entre un 2,5 y un 14,8%). El valor del percentil 97 de índice de masa corporal de la referencia Orbegozo se corresponde en la mayoría de los casos con percentiles de la referencia OMS superiores al 99,99%.

Conclusión

Los patrones analizados presentan diferencias que pueden ser relevantes desde el punto de vista clínico y de salud pública.

Palabras clave:
Gráficas de crecimiento
Organización Mundial de la Salud
Fundación Orbegozo
Desnutrición
Sobrepeso
Obesidad
Abstract
Introduction

The references used to assess child growth in Spain are the graphs of the Orbegozo Foundation and the charts of the World Health Organization (WHO). The objective of this study is to analyze the differences between the two charts for weight, height and body mass index, and assess their relevance to identify growth or nutritional problems.

Material and methods

The values of the extreme percentiles of height, weight and body mass index for each sex from 0 to 10 years in both charts are compared. For each value Absolute differences and Z scores are calculated for each value. To evaluate the impact on the prevalence of the various nutritional or growth disorders the location of the value of the respective percentiles of in each of the charts were assessed.

Results

Significant differences were observed between the 3th percentile of height and weight, 97th of weight, and 85th and 97th of body mass index. Marked differences were observed for the extreme values of body mass index. During the first years, the Orbegozo charts overestimate the prevalence of malnutrition (between 2% and 19% depending on age and sex) compared to the WHO charts. In subsequent ages Orbegozo underestimates WHO between 0.7% and 2.89%. Orbegozo underestimates the prevalence of overweight (between 2.5% and14.8%) compared to the WHO charts. The 97th percentile of Body mass index in the Orbegozo charts corresponds in most cases with WHO percentiles above 99.99%.

Conclusion

The two charts analyzed have significant differences from a clinical and the public health point of view, in the estimation of overweight/obesity and malnutrition.

Keywords:
Growth charts
World Health Organization
Orbegozo Foundation
Malnutrition
Overweight
Obesity
Texto completo
Introducción

La evaluación del crecimiento constituye un aspecto fundamental para valorar el estado de salud infantil. Su objetivo es obtener una serie de medidas antropométricas fiables y compararlas con un patrón de referencia que recoge la variabilidad normal en función de la edad y el sexo.

Los patrones han sido elaborados con poblaciones y metodologías heterogéneas. En España, en la década de los 70, se inicia el estudio de la Fundación Orbegozo (GFORB)1–3. Son las gráficas más referenciadas4,5 en nuestro país. En épocas más recientes, se han realizado estudios, tanto a nivel nacional6 como local, en diversas regiones españolas7–11. Fruto de la integración de diversos estudios regionales se elaboran los Estudios transversal y longitudinal Español del Crecimiento12–14, que tienen la ventaja de ser representativos de toda la población española e incorporar datos actualizados. En otros países, se han realizado estudios similares que periódicamente se renuevan para reflejar los cambios condicionados por factores ambientales y/o la aceleración secular de crecimiento15–19.

Las gráficas internacionales se elaboran para ser útiles independientemente del ámbito geográfico20–24. Las gráficas de crecimiento de la OMS (GOMS) realizadas en niños sanos de 0 a 5 años de América, Europa, África y Asia, con lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de edad y que viven en un entorno sin limitaciones sanitarias, ambientales o económicas, constituyen, según sus autores, el primer patrón de crecimiento sobre el modo en que los niños de esta edad deberían crecer en todo el mundo. Más recientemente, la OMS elabora las gráficas para niños de 5-19 años fusionando datos del National Center for Health Statistics/OMS de 1977 con los de la muestra de la OMS de 0-5 años24.

En el seguimiento individual del niño es habitual hacer mediciones seriadas y obtener una visión dinámica del crecimiento25–27. En estos casos, el patrón de referencia tiene menor trascendencia, pero en el uso epidemiológico y de salud pública donde el objetivo es determinar la prevalencia de valores antropométricos anormales, la posición de los percentiles extremos tiene un interés máximo. Para este uso las diferencias tienen especial importancia26.

En la Comunidad Valenciana se modifica a partir de 2009/2010 la referencia antropométrica en pediatría de Atención Primaria (AP). Así, hasta el año 2010, la cartilla de salud infantil (CSI) incluye las GFORB y, posteriormente, se sustituyen por las GOMS. Por su parte, en el Programa informático de Control y Seguimiento del Niño hasta el año 2009 se utilizan las GFORB y a partir de ese momento coexisten ambas gráficas, empleándose por defecto las GOMS para los nacidos después de esta fecha (observación personal).

En este contexto, el presente estudio se plantea 2 objetivos:

  • Analizar las diferencias entre las 2 gráficas que coexisten en la historia de salud del niño en la Comunidad Valenciana (GFORB y GOMS) para las principales magnitudes y valorar la relevancia de las mismas a la hora de identificar en la población problemas nutritivos o de crecimiento.

  • Conocer qué gráficas de crecimiento están implantadas en la historia clínica pediátrica de AP (HCPAP) y en la CSI de las comunidades autónomas (CC. AA.).

Material y métodosDiferencias entre las gráficas de crecimiento de la Fundación Orbegozo y las gráficas de la Organización Mundial de la Salud

Se compara el valor de los percentiles 3 (p3) 50 (p50) y 97 (p97) de talla y peso y 3, 50, 85 (p85) y 97 de índice de masa corporal (IMC) separadamente para cada sexo desde los 0-10 años de las GOMS22,23 con las de GFORB1 (estudio longitudinal). Los intervalos de edad analizados, de acuerdo con los datos proporcionados por las respectivas tablas, son de 3 meses desde los 0 a los 12 meses de edad y de 6 meses a partir de esta edad.

Para cada percentil de cada magnitud se calculan las diferencias absolutas y de la puntuación Z (respecto al p50 de GOMS), entre ambas gráficas. El contraste de hipótesis para determinar si la media de las diferencias observadas es nula se lleva a cabo mediante el test paramétrico t de Student o el test no paramétrico de Mann-Whitney, dependiendo de si la distribución de las diferencias se aproxima a la de una distribución normal o no28. El ajuste para conocer si la distribución es normal se realiza mediante la prueba de Kolmogórov-Smirnov28. Para todas las pruebas de hipótesis se ha considerado un nivel de significación alfa=0,05, al que corresponde un valor de p<0,05.

Para evaluar el impacto sobre la prevalencia de los trastornos nutritivos o de crecimiento, en función de qué patrón se aplique, se examina la ubicación del valor numérico de los respectivos percentiles extremos de una gráfica en la otra. En concreto, se calcula el percentil de cada tabla que se corresponde con el valor numérico de un determinado percentil en la otra. La diferencia en el orden de percentil obtenido al comparar ambas tablas estimaría el incremento o decremento de la prevalencia que cabe esperar cuando en la población GOMS se aplique la GFORB y viceversa. Para los distintos cálculos se ha utilizado el programa estadístico de libre distribución R. (Disponible en http://www.R-project.org).

Gráficas utilizadas en las distintas comunidades autónomas

La información se obtiene de las consejerías de Salud a través de las páginas web oficiales y/o contacto telefónico. La búsqueda se completa a través de la intranet de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) con pediatras de las CC. AA. miembros de la AEPAP y por contacto telefónico directo con centros de salud. La información solicitada es: a) ¿qué gráficas de crecimiento se utilizan en la HCPAP en su CC. AA.?, y b) ¿qué gráficas de crecimiento se incluye en la CSI de su CC. AA.?

ResultadosDiferencias entre las gráficas de crecimiento de la Fundación Orbegozo y las gráficas de la Organización Mundial de la Salud

En la tabla 1 se indican las diferencias absolutas y de la puntuación Z de las distintas magnitudes en los percentiles analizados en ambos sexos, así como el análisis estadístico de estas diferencias. En las figuras 1–3 se representa gráficamente para cada magnitud, respectivamente, la superposición de ambas curvas para los percentiles analizados. En la tabla 2 se indica, por edad y sexo, la ubicación del valor de los percentiles extremos de las GFORB en las GOMS, y el cambio de orden que cabe esperar en los mismos cuando en la población de las GOMS se aplican las GFORB. En la tabla 3 se indica la comparación en sentido contrario, es decir, la localización de los percentiles extremos para peso, talla e IMC de las GOMS en las tablas de las GFORB.Los resultados más relevantes son:

Tabla 1.

Diferencias absolutas y de Z-score entre GFORB y GOMS

Edad (años)  Talla (cm)
  p3 niñasp3 niñosp97 niñasp97 niños
  Dif. ABSa  Dif. Z  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABS  Dif. Z  Dif. ABSa  Dif. Z 
0,16  0,09  –0,17  –0,09  –0,54  –0,30  –0,34  –0,18 
0,25  0,37  0,18  1,12  0,56  0,87  0,41  0,90  0,45 
0,5  0,13  0,06  0,90  0,43  0,71  0,32  0,68  0,32 
0,75  0,41  0,17  1,17  0,51  0,86  0,36  0,52  0,23 
0,49  0,19  1,15  0,50  0,51  0,20  0,19  0,08 
1,5  0,33  0,11  1,10  0,41  0,98  0,34  0,73  0,27 
0,34  0,11  0,86  0,29  1,66  0,52  1,48  0,49 
2,5  2,10  0,58  2,57  0,76  –0,55  –0,15  –0,32  –0,09 
1,92  0,49  2,68  0,72  0,31  0,08  0,28  0,08 
3,5  1,89  0,47  2,64  0,66  0,74  0,19  0,23  0,06 
1,95  0,45  2,45  0,58  0,78  0,18  –0,08  –0,02 
4,5  2,12  0,46  2,43  0,55  0,66  0,14  –0,41  –0,09 
2,38  0,51  2,37  0,50  0,38  0,08  –0,70  –0,15 
5,5  2,27  0,45  2,46  0,52  –0,43  –0,09  –2,20  –0,47 
2,43  0,48  3,07  0,61  –0,96  –0,19  –0,98  –0,20 
6,5  2,50  0,47  3,84  0,75  –1,59  –0,30  –0,71  –0,14 
2,55  0,46  3,74  0,71  –2,02  –0,37  –1,03  –0,19 
7,5  2,66  0,47  3,67  0,68  –2,35  –0,41  –1,33  –0,25 
2,72  0,47  3,54  0,62  –2,57  –0,44  –1,40  –0,25 
8,5  2,71  0,45  3,44  0,59  –2,67  –0,45  –1,57  –0,27 
2,76  0,45  3,33  0,56  –2,55  –0,42  –1,54  –0,26 
9,5  2,87  0,46  3,31  0,53  –2,32  –0,37  –1,36  –0,22 
10  2,96  0,46  3,47  0,54  –1,88  –0,29  –0,93  –0,15 
Edad (años)  Peso (kg)
  p3 niñasp3 niñosp97 niñasp97 niños
  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za 
–0,17  –0,43  –0,23  –0,58  –0,14  –0,35  –0,11  –0,28 
0,25  –0,14  –0,23  0,06  0,09  0,32  0,53  0,12  0,17 
0,5  –0,23  –0,29  –0,10  –0,13  0,02  0,02  –0,20  –0,25 
0,75  –0,28  –0,31  –0,27  –0,30  –0,43  –0,48  –0,53  –0,59 
–0,63  –0,63  –0,43  –0,43  –0,62  –0,62  –0,71  –0,71 
1,5  –0,61  –0,55  –0,52  –0,47  –0,58  –0,53  –0,42  –0,38 
–0,59  –0,45  –0,57  –0,41  –0,49  –0,38  –0,45  –0,32 
2,5  1,10  0,73  –0,77  –0,51  –1,69  –1,13  –0,10  –0,07 
2,05  1,21  –0,67  –0,42  –1,72  –1,01  –0,25  –0,16 
3,5  2,83  1,49  –0,50  –0,29  –1,31  –0,69  –0,55  –0,32 
3,62  1,72  –0,10  –0,05  –1,21  –0,58  0,11  0,06 
4,5  4,23  1,84  0,44  0,21  –1,20  –0,52  0,23  0,82 
4,75  1,98  0,75  0,33  –1,45  –0,60  0,36  0,16 
5,5  5,12  2,05  1,44  0,60  –2,17  –0,87  –0,26  –0,11 
5,23  1,94  1,96  0,78  –2,72  –1,01  –1,08  –0,43 
6,5  5,30  1,83  2,58  0,96  –3,39  –1,17  –1,77  –0,66 
5,14  1,66  3,15  1,09  –3,87  –1,25  –1,40  –0,48 
7,5  5,06  1,53  3,66  1,22  –4,34  –1,32  –1,63  –0,54 
4,98  1,38  4,16  1,26  –4,77  –1,33  –1,64  –0,50 
8,5  4,90  1,26  4,45  1,27  –4,86  –1,25  –1,63  –0,47 
4,74  1,13  4,61  1,21  –4,88  –1,16  –1,60  –0,42 
9,5  4,61  1,00  4,71  1,15  –4,81  –1,05  –1,66  –0,40 
10  4,63  0,94  4,66  1,04  –4,45  –0,91  –1,60  –0,36 
Edad (años)  IMC (kg/m2)
  p3 niñasp3 niñosp85 niñasp85 niñosp97 niñasp97 niños
  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABS  Dif. Z  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za  Dif. ABSa  Dif. Za 
–0,62  –0,56  –0,64  –0,53  –0,25  –0,23  –0,20  –0,17  –0,07  –0,06  –0,03  –0,02 
0,25  –0,59  –0,39  –0,32  –0,23  0,08  0,05  0,00  0,00  0,09  0,06  –0,10  –0,07 
0,5  –0,72  –0,51  –0,58  –0,45  –0,32  –0,23  –0,70  –0,54  –0,20  –0,14  –0,62  –0,48 
0,75  –1,13  –0,81  –0,99  –0,71  –1,02  –0,73  –1,19  –0,85  –0,81  –0,58  –1,24  –0,89 
–1,43  –1,02  –1,02  –0,78  –1,43  –1,02  –1,19  –0,92  –1,31  –0,94  –1,32  –1,02 
1,5  –1,32  –1,02  –1,18  –0,98  –1,35  –1,04  –1,23  –1,03  –1,30  –1,00  –1,12  –0,93 
–1,09  –0,91  –1,15  –1,05  –1,11  –0,93  –1,09  –0,99  –1,11  –0,92  –1,03  –0,94 
2,5  –0,71  –0,59  –0,86  –0,72  –0,82  –0,68  –0,63  –0,17  –0,82  –0,68  –0,55  –0,46 
–0,28  –0,23  –0,80  –0,67  –0,89  –0,74  –0,64  0,00  –0,97  –0,81  –0,56  –0,47 
3,5  –0,03  –0,02  –0,60  –0,55  –1,01  –0,78  –0,67  –0,54  –1,11  –0,85  –0,57  –0,52 
0,45  0,35  –0,34  –0,28  –1,20  –0,92  –0,56  –0,85  –1,34  –1,03  –0,49  –0,41 
4,5  0,79  0,56  –0,30  –0,23  –1,26  –0,90  –0,53  –0,92  –1,52  –1,09  –0,45  –0,35 
1,00  0,71  0,20  0,17  –1,25  –0,89  –0,74  –1,03  –1,53  –1,09  –0,66  –0,55 
5,5  1,27  0,98  0,49  0,41  –1,40  –1,08  –0,89  –0,99  –1,69  –1,30  –0,94  –0,78 
1,49  1,06  0,74  0,62  –1,54  –1,10  –0,96  –0,80  –1,86  –1,33  –0,99  –0,82 
6,5  1,66  1,19  0,85  0,65  –1,76  –1,26  –1,11  –0,85  –2,03  –1,45  –1,15  –0,88 
1,87  1,25  1,01  0,78  –1,94  –1,29  –1,26  –0,97  –2,35  –1,57  –1,31  –1,01 
7,5  1,93  1,29  1,05  0,81  –2,16  –1,44  –1,45  –1,12  –2,51  –1,67  –1,62  –1,25 
2,04  1,28  1,16  0,89  –2,39  –1,49  –1,68  –1,29  –2,67  –1,67  –1,78  –1,37 
8,5  2,10  1,31  1,25  0,89  –2,53  –1,58  –1,92  –1,37  –2,81  –1,76  –2,05  –1,46 
2,20  1,29  1,32  0,94  –2,64  –1,55  –2,07  –1,48  –2,82  –1,66  –2,22  –1,59 
9,5  2,16  1,27  1,39  0,99  –2,62  –1,54  –2,20  –1,57  –2,77  –1,63  –2,37  –1,69 
10  2,18  1,21  1,55  1,03  –2,67  –1,48  –2,32  –1,55  –2,66  –1,48  –2,39  –1,59 

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la OMS.

DIF. ABS: diferencias absolutas (valor GOMS-valor GFORB)

DIF. Z: diferencias del valor Z-SCORE (Valor de puntuación Z de GOMS-valor de puntuación Z de GFORB)

a

Diferencias estadísticamente significativas: p<0,05 en la prueba de comparación de diferencias de medias.

Figura 1.

Superposición de percentiles para cada sexo: talla. Diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) en la prueba de comparación de medias para los percentiles p3 en ambos sexos.

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la Organización Mundial de la Salud.

(0,27MB).
Figura 2.

Superposición de percentiles para cada sexo: peso. Diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) en la prueba de comparación de medias para los percentiles p3 y p97 en ambos sexos.

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la Organización Mundial de la Salud.

(0,25MB).
Figura 3.

Superposición de percentiles para cada sexo: IMC. Diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) en la prueba de comparación de medias para los percentiles p3 (solo en niñas), p85 y p97 (en ambos sexos).

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la Organización Mundial de la Salud; IMC: índice de masa corporal.

(0,3MB).
Tabla 2.

Localización de los percentiles p3, p97 para talla, peso e IMC, y p85 para IMC de las tablas GFORB en las tablas GOMS

Edad (años)  TALLA
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p97  Var. p 
2,10  –0,90  98,93  1,93  3,55  0,55  97,84  0,84 
0,25  1,87  –1,13  93,20  –3,80  0,69  –2,31  93,32  –3,68 
0,5  2,45  –0,55  94,86  –2,14  0,98  –2,02  94,31  –2,69 
0,75  2,04  –0,96  94,04  –2,96  0,87  –2,13  94,52  –2,48 
2,09  –0,91  95,43  –1,57  0,79  –2,21  96,95  –0,05 
1,5  2,22  –0,78  94,05  –2,95  1,08  –1,92  94,31  –2,69 
2,21  –0,79  91,74  –5,26  1,44  –1,56  92,51  –4,49 
2,5  0,73  –2,27  97,65  0,65  0,42  –2,58  97,59  0,59 
0,97  –2,03  95,92  –1,08  0,44  –2,56  96,53  –0,47 
3,5  0,88  –2,12  95,91  –1,09  0,56  –2,44  96,35  –0,65 
0,97  –2,03  95,57  –1,43  0,69  –2,31  97,13  0,13 
4,5  0,99  –2,01  95,58  –1,42  0,74  –2,26  97,61  0,61 
0,82  –2,18  96,67  –0,33  0,87  –2,13  97,72  0,72 
5,5  1,03  –1,97  97,42  0,42  0,78  –2,22  99,09  2,09 
0,92  –2,08  98,17  1,17  0,67  –2,33  97,91  0,91 
6,5  0,92  –2,08  98,49  1,49  0,42  –2,58  97,84  0,84 
0,97  –2,03  98,75  1,75  0,50  –2,50  98,13  1,13 
7,5  1,00  –2,00  98,85  1,85  0,51  –2,49  98,44  1,44 
0,94  –2,06  98,99  1,99  0,62  –2,38  98,24  1,24 
8,5  1,02  –1,98  98,96  1,96  0,67  –2,33  98,49  1,49 
0,97  2,03  98,94  1,94  0,68  –2,32  98,38  1,38 
9,5  0,94  –2,06  98,86  1,86  0,69  –2,31  98,17  1,17 
10  0,97  –2,03  98,55  1,55  0,70  –2,30  97,83  0,83 
Edad (años)  PESO
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p97  Var. p 
5,76  2,76  99,78  2,78  7,71  4,71  99,72  2,72 
0,25  3,86  0,86  98,36  1,36  2,60  –0,40  97,57  0,57 
0,5  5,62  2,62  99,06  2,06  4,01  1,01  99,38  2,38 
0,75  7,12  4,12  99,83  2,83  5,60  2,60  99,75  2,75 
12,1  9,1  99,87  2,87  8,53  5,53  99,82  2,82 
1,5  10,32  7,32  99,89  2,89  8,92  5,92  99,70  2,70 
9,42  6,42  99,71  2,71  9,56  6,56  99,16  2,16 
2,5  0,68  –2,32  99,97  2,97  11,12  8,12  98,83  1,83 
0,18  –2,82  99,95  2,95  8,17  5,17  99,32  2,32 
3,5  0,08  –2,92  99,89  2,89  6,31  3,31  99,69  2,69 
0,03  –2,97  99,84  2,84  4,12  1,12  99,09  2,09 
4,5  0,02  –2,98  99,84  2,84  2,43  –0,57  98,84  1,84 
0,01  –2,99  99,93  2,93  1,95  –1,05  98,73  1,73 
5,5  0,01  –2,99  99,98  2,98  1,05  –1,95  99,35  2,35 
0,01  –2,99  99,99  2,99  0,55  –2,45  99,82  2,82 
6,5  0,02  –2,98  99,99  2,99  0,35  –2,65  99,90  2,90 
0,03  –2,97  >99,99  >2,99  0,25  –2,75  99,85  2,85 
7,5  0,06  –2,94  >99,99  >2,99  0,14  –2,86  99,,93  2,93 
0,10  –2,9  >99,99  >2,99  0,16  –2,84  99,90  2,90 
8,5  0,16  –2,84  >99,99  >2,99  0,14  –2,86  99,93  2,93 
0,24  –2,76  >99,99  >2,99  0,17  –2,83  99,93  2,93 
9,5  0,37  –2,63  99,99  2,99  0,21  –2,79  99,93  2,93 
10  0,44  –2,56  99,99  2,99  0,32  –2,68  99,93  2,93 
Edad (años)  IMC
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p85  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p85  Var. p  p97  Var. p 
8,92  5,92  93,32  8,32  99,24  2,24  11,19  8,19  90,88  5,88  98,85  1,85 
0,25  7,98  4,98  84,45  –0,55  97,38  0,38  5,97  2,97  87,35  2,35  98,39  1,39 
0,5  8,97  5,97  92,55  7,55  99,24  2,24  8,08  5,08  96,16  11,16  99,73  2,73 
0,75  16,39  13,39  97,40  12,40  99,79  2,79  1,69  –1,31  97,27  12,27  99,84  2,84 
22,23  19,23  98,18  13,18  99,90  2,90  16,24  13,24  98,07  13,07  99,92  2,92 
1,5  22,55  19,55  98,58  13,58  99,94  2,94  22,16  19,16  98,58  13,58  99,93  2,93 
17,75  14,75  98,52  13,52  99,94  2,94  21,98  18,98  98,82  13,82  99,95  2,95 
2,5  10,72  7,72  97,34  12,34  99,87  2,87  15,07  12,07  95,46  10,46  99,57  2,57 
5,48  2,48  97,68  12,68  99,92  2,92  13,93  10,93  95,54  10,54  99,58  2,58 
3,5  4,75  1,75  97,32  12,32  99,90  2,90  8,63  5,63  97,01  12,01  99,80  2,80 
1,42  –1,58  98,11  13,11  99,96  2,96  7,12  4,12  94,88  9,88  99,61  2,61 
4,5  1,13  –1,87  97,95  12,95  99,95  2,95  7,19  4,19  93,12  8,12  99,23  2,23 
0,62  –2,38  98,24  13,24  99,97  2,97  2,28  –0,72  96,90  11,9  99,85  2,85 
5,5  0,24  –2,76  99,31  14,31  >99,99  >2,99  1,25  –1,75  97,18  12,18  99,91  2,91 
0,22  –2,78  99,15  14,15  >99,99  >2,99  0,90  –2,1  97,98  12,98  99,96  2,96 
6,5  0,15  –2,85  99,55  14,55  >99,99  >2,99  0,95  –2,05  97,77  12,77  99,95  2,95 
0,18  –2,82  99,57  14,57  >99,99  >2,99  0,68  –2,32  98,61  13,61  99,98  2,98 
7,5  0,13  –2,87  99,77  14,77  >99,99  >2,99  0,50  –2,5  99,23  14,23  99,99  2,99 
0,15  –2,85  99,75  14,75  >99,99  >2,99  0,39  –2,61  99,63  14,63  >99,99  >2,99 
8,5  0,11  –2,89  99,84  14,84  >99,99  >2,99  0,46  –2,54  99,61  14,61  >99,99  >2,99 
0,16  –2,84  99,82  14,82  >99,99  >2,99  0,39  –2,61  99,82  14,82  >99,99  >2,99 
9,5  0,15  –2,85  99,87  14,87  >99,99  >2,99  0,27  –2,73  99,89  14,89  >99,99  >2,99 
10  0,20  –2,80  99,80  8,32  >99,99  >2,99  0,35  –2,65  99,87  14,87  >99,99  >2,99 

GFORB: gráficas de la Fundación OrbegozoGOMS: gráficas de la OMS

Var. P: incremento o decremento en el orden del percentil.

Para cada edad se indica el percentil donde está ubicado en las GOMS, el valor numérico del percentil analizado de las GFORB.

Tabla 3.

Localización de los percentiles P3, P97 para talla, peso e IMC, y P85 para IMC de las tablas GOMS en las tablas GFORB

Edad (años)  Talla
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p97  Var. p 
3,54  0,54  94,77  –2,23  2,45  –0,55  95,98  –1,02 
0,25  4,55  1,55  98,96  1,96  7,48  4,48  98,64  1,64 
0,5  3,47  0,47  98,66  1,66  6,41  3,41  98,84  1,84 
0,75  4,42  1,42  98,78  1,78  8,09  5,09  98,21  1,21 
4,59  1,59  98,09  1,09  7,45  4,45  97,47  0,47 
1,5  3,89  0,89  98,73  1,73  6,94  3,94  98,38  1,38 
3,88  0,88  99,3  2,3  5,65  2,65  99,17  2,17 
2,5  8,31  5,31  96,01  –0,99  10,32  7,32  96,45  –0,55 
7,7  4,7  97,47  0,47  10,27  7,27  97,41  0,47 
3,5  7,37  4,37  97,99  0,99  9,57  6,57  97,34  0,34 
7,26  4,26  97,98  0,98  8,41  5,41  96,90  –0,10 
4,5  7,32  4,32  97,81  0,81  7,93  4,93  96,41  –0,59 
7,62  4,62  97,46  0,46  7,41  4,41  96,02  –0,98 
5,5  6,94  3,94  96,45  –0,55  5,51  2,51  93,23  –3,77 
6,98  3,98  95,76  –1,24  7,52  4,52  94,74  –2,26 
6,5  6,82  3,82  94,85  –2,15  10,16  7,16  96,17  –0,83 
6,67  3,67  94,28  –2,72  9,49  6,49  95,75  –1,25 
7,5  6,71  3,71  93,87  –3,13  9,02  6,02  95,39  –1,61 
6,64  3,64  93,64  –3,36  8,50  5,50  95,34  –1,66 
8,5  6,49  3,49  93,58  –3,42  8,08  5,08  95,18  –1,82 
6,5  3,50  93,83  –3,17  7,69  4,69  95,25  –1,75 
9,5  6,62  3,62  94,24  –2,76  7,53  4,53  95,53  –1,47 
10  6,72  3,72  94,92  –2,08  7,76  4,76  96,06  –0,94 
Edad (años)  Peso
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p97  Var. p 
1,09  –1,91  98,2  1,2  1,56  –1,44  96,74  –0,26 
0,25  1,68  –1,32  99,8  2,8  4,17  1,17  99,28  2,28 
0,5  2,14  –0,86  98,51  1,51  2,41  –0,59  97,98  0,98 
0,75  2,66  –0,34  95,41  –1,59  2,28  –0,72  94,82  –2,18 
1,22  –1,78  93,72  –3,28  1,88  –1,12  92,79  –4,21 
1,5  1,48  –1,52  94,9  –2,1  1,2  –1,8  96,52  –0,48 
1,22  –1,78  96,93  –0,07  1,46  –1,54  96,44  –0,56 
2,5  8,3  5,3  89,53  –7,47  1,63  –1,37  96,98  –0,02 
12,81  9,81  91,23  –5,77  1,85  –1,15  97,23  0,23 
3,5  16,33  13,33  92,83  –4,17  2,76  –0,24  96,36  –0,64 
19,34  16,34  93,86  –3,14  1,91  –1,09  98,09  1,09 
4,5  20,55  17,55  94,34  –2,66  1,87  –1,13  95,96  –1,04 
21,04  18,04  93,98  –3,02  1,72  –1,27  96  –1 
5,5  20,56  17,56  92,43  –4,57  2,54  –0,46  97,26  0,26 
18,84  15,84  91,37  –5,63  4,83  1,83  95,17  –1,83 
6,5  17,23  14,23  89,99  –7,01  8,91  5,91  91,47  –5,53 
15,04  12,04  89,3  –7,7  11,84  8,84  93,45  –3,55 
7,5  13,62  10,62  88,67  –8,33  12,75  9,75  93,94  –3,06 
12,41  9,41  88,18  –8,82  13,62  10,62  94,20  –2,80 
8,5  11,46  8,46  88,64  –8,36  13,47  10,47  94,47  –2,53 
10,46  7,46  89,2  –7,8  12,83  9,83  94,75  –2,25 
9,5  9,7  6,7  89,86  –7,14  12,14  9,14  94,85  –2,15 
10  9,33  6,33  91,03  –5,97  11,1  8,10  95,1  –1,90 
Edad (años)  IMC
  NiñasNiños
  p3  Var. p  p85  Var. p  p97  Var. p  p3  Var. p  p85  Var. p  p97  Var. p 
1,5  –1,5  79,4  –5,6  96,76  –0,24  0,92  –2,08  80,32  –4,68  97,96  0,96 
0,25  1,05  –1,95  86,5  1,5  98,66  1,66  2,04  –0,96  85,03  0,03  97,8  0,8 
0,5  1,25  –1,75  79,06  –5,94  96,94  –0,06  2,31  –0,69  72,14  –12,86  93,19  –3,81 
0,75  0,99  –2,01  64,83  –20,17  91,12  –5,88  0,81  –2,19  59,08  –25,92  88,01  –8,99 
0,39  –2,61  52,44  –32,56  86,03  –10,97  0,8  –2,2  58,46  –26,54  86,66  –10,34 
1,5  0,35  –2,65  52,31  –32,69  85,82  –11,18  0,25  –2,75  51,3  –33,7  86,2  –10,8 
0,58  –2,42  58,5  –26,5  88,06  –8,94  0,34  –2,66  54,97  –30,03  86,97  –10,03 
2,5  1,34  –1,66  67,22  –17,78  91,64  –5,34  0,68  –2,32  69,15  –15,85  93,54  –3,46 
1,74  –1,26  66,45  –18,55  90,58  –6,42  0,56  –2,46  68,54  –16,46  93,54  –3,46 
3,5  2,07  –0,93  64,77  –20,23  90,22  –6,78  0,69  –2,31  66,63  –18,37  92,24  –4,76 
5,68  2,68  63,99  –21,01  86,53  –10,47  0,36  –2,64  69,95  –15,05  95,69  –1,31 
4,5  7,12  4,12  66,93  –18,07  87,54  –9,46  0,48  –2,52  71,57  –13,43  95,64  –1,36 
7,64  4,64  68,1  –16,9  88,39  –8,61  3,91  –0,09  69,47  –15,53  91,44  –5,56 
5,5  8,94  5,94  67,1  –17,9  87,82  –9,18  5,58  2,58  69,66  –15,34  90,88  –6,12 
9,84  6,84  66,36  –18,64  87,27  –9,73  7,12  4,12  69,53  –15,47  90,91  –6,09 
6,5  10,36  7,36  64,82  –20,18  87,01  –9,99  7,45  4,45  67,86  –17,14  90,12  –6,88 
11,04  8,04  63,85  –21,15  85,45  –11,55  8,16  5,16  66,74  –18,26  89,44  –7,56 
7,5  10,7  7,7  62,51  –22,49  85,31  –11,69  7,96  4,96  65,01  –19,99  87,45  –9,55 
10,87  7,87  61,06  –23,94  85,03  –11,97  8,21  5,21  63  –22  87,08  –9,92 
8,5  10,65  7,65  60,63  –24,37  84,79  –12,21  8,33  5,33  60,9  –24,1  85,71  –11,29 
10,85  7,85  60,3  –24,7  85,38  –11,62  8,29  5,29  60,34  –24,66  85,28  –11,72 
9,5  10,37  7,37  61,28  –23,72  86,19  –10,91  8,31  5,31  59,97  –25,03  84,98  –12,02 
10  10,3  7,3  61,2  –23,8  87,07  –9,93  8,85  5,85  59,8  –25,2  85,65  –11,35 

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la OMS

Var. p: incremento o decremento en el orden del percentil.

Para cada edad se indica el percentil donde está ubicado en las GFORB, el percentil analizado de las GOMS.

– Talla: el p3 de talla en las GFORB es, en todas las edades, excepto a los 0 años en niños, inferior al de las GOMS con diferencias estadísticamente significativas (tabla 1, fig. 1). Considerando talla baja un valor inferior al p329, las GFORB subestiman con respecto a las GOMS (tabla 2) la prevalencia de talla baja en 0,55-2,58%, dependiendo de la edad y sexo. Con respecto a las GFORB, las GOMS sobrestiman esta prevalencia en un 0,05%-7,32% (tabla 3).

El p97 no muestra (salvo en el caso de diferencias absolutas en niños) significación estadística entre las 2 referencias (tablas 1–3, fig. 2).

– Peso: tanto en niños como en niñas, el p3 de peso de las GFORB (tabla 1) muestra en promedio diferencias estadísticamente significativas con respecto a las GOMS. Durante los primeros años (hasta los 2 años en niñas y 4 años en niños), los valores de las GOMS se encuentran por debajo, ocurriendo lo contrario en edades posteriores (fig. 2). Considerando bajo peso un valor inferior a p330 durante los primeros años, las GFORB (tabla 2) sobreestiman, con respecto a las GOMS, la prevalencia de bajo peso entre un 0,86-9,10% y las GOMS la subestiman con respecto a las GFORB en un 0,24-1,91% (tabla 3). En edades posteriores ocurre lo contario, las GFORB subestiman con respecto a las GOMS esta prevalencia en un 1,05-2,99% (tabla 2) y las GOMS la sobreestiman con respecto a las GFORB en un 1,83-18,04% (tabla 3).

Los valores del p97 de las GFORB, tanto en niños como en niñas (especialmente a partir de los 6 años), son superiores con respecto a los valores del p97 de las GOMS, con diferencias estadísticamente significativas (tablas 1–3, fig. 2).

– IMC: los valores del p3 entre las GFORB y las GOMS muestran diferencias significativas solo para las niñas (tabla 1). Este percentil presenta en ambos sexos un patrón bifásico (fig. 3). Así, en edades más tempranas (hasta los 3,5 años en niñas y hasta los 4,5 años en niños), el p3 de las GFORB se corresponde con un percentil superior al 3 en las tablas GOMS, mientras que en edades más avanzadas lo hace con un percentil inferior al 3 (tabla 1, fig. 3). Considerando desnutrición un valor inferior al p330, las GFORB sobreestiman con respecto a las GOMS la prevalencia entre un 2,97% y un 19,55% (tabla 2, fig. 4a y b). Las GOMS subestimarían este problema con respecto a las GFORB en un 0,69-2,75% (tabla 3).

Figura 4.

Gráfico donde se ilustra la diferencia en el orden del percentil en cada edad para el p3 p85 y p97de IMC en función del patrón empleado.

GFORB: gráficas de la Fundación Orbegozo; GOMS: gráficas de la Organización Mundial de la Salud; IMC: índice de masa corporal.

(0,45MB).

En edades más avanzadas ocurre lo contrario, las GFORB subestiman con respecto a las GOMS la prevalencia de desnutrición en un 1,58-2,89% (tabla 2, fig. 4a y b). Las GOMS, con respecto a las GFORB, sobreestiman esta prevalencia en un 2,68-5,85% (tabla 3).

Los valores del p85 y p97 de las GFORB están a todas las edades por encima de los correspondientes de las GOMS, con diferencias estadísticamente significativas (tabla 1). El p85 de las GFORB se corresponde con un percentil de las GOMS en la mayoría de las edades del 97% o más (tabla 2, fig. 3). Considerando sobrecarga ponderal un valor de IMC corporal superior a p851, las GFORB con respecto a GOMS subestiman (tabla 2, fig. 4b) su prevalencia entre un 2,35 y un 14,89%, dependiendo de la edad y sexo. Con respecto a las GFORB, las GOMS sobrestiman esta prevalencia entre un 5,60 y un 33,70%, dependiendo de la edad y el sexo (tabla 3). Análogamente, el p97 de las GFORB se corresponde con un percentil mucho más extremo en las GOMS (tabla 2, fig. 4 c y d). Considerando obesidad un IMC superior al p971, las GFORB subestima su prevalencia con respecto a las GOMS por encima de un 2,5% en todos los grupos de edad, llegando a ser las diferencias en alguno de ellos de hasta 4 órdenes de magnitud (fig. 4d). Con respecto a las GFORB, las GOMS sobreestiman la prevalencia de obesidad entre un 0,06 y un 12,21%, dependiendo de la edad y el sexo (tabla 3).

Gráficas implantadas en las comunidades autónomas

Con excepción de la Comunidad Autónoma de Aragón (basadas en datos regionales propios7), mayoritariamente se utilizan las GFORB. En 3 comunidades (Valencia, Andalucía y Navarra) se utilizan las GOMS en la CSI. En la HCPAP, las GOMS se utilizan en 3 comunidades bien como referencia única (Navarra) o coexistiendo con las GFORB (Valencia, Castilla-León). Las gráficas más actuales del Estudio Español de Crecimiento12–14 no están implantadas en ninguna CC. AA.

Discusión

En la consulta pediátrica es habitual utilizar gráficas que expresan los datos en forma de percentiles. El valor de un determinado percentil extremo de la gráfica define sobrepeso, obesidad o, en su caso, delgadez. La población a partir de la cual se elabora un patrón de referencia, la metodología y los puntos de corte son de máximo interés porque determinan la sensibilidad y la especificidad de cada patrón y el valor a partir del cual se considera lo patológico o lo no saludable31,32.

Los resultados de este estudio indican que los 2 patrones analizados (GFORB/GOMS) presentan diferencias llamativas. Con respecto a las GOMS, las GFORB subestiman el sobrepeso y la obesidad en todas las edades analizadas, sobreestiman la desnutrición durante los primeros años de vida y la subestiman en edades posteriores. El p85 de las GFORB se corresponde en la mayoría de las edades analizadas en ambos sexos con el p97 o superior de las GOMS. Lo que en las GFORB se considera sobrepeso, en las GOMS sería considerado obesidad. En la mayoría de los grupos de edad, el valor numérico del p97 GFORB se ubica en percentiles superiores al 99,99% en las GOMS. En este caso, una prevalencia del 3% de obesidad en las GFORB se correspondería a una prevalencia inferior al 1 por 10.000 en las GOMS. Por tanto, la obesidad definida como IMC superior al p97 de las GFORB sería considerada una enfermedad rara (prevalencia inferior a 1 por 10.000 según definición de la Comisión Europea) en las GOMS. Aplicando el valor numérico del p85 de las GOMS como punto de corte en las GFORB, alrededor de un 20% (17-26%) de sujetos en edad escolar, considerados previamente normales, serían etiquetados como pacientes con sobrecarga ponderal.

Otro hallazgo relevante es que en AP el patrón con que se valora el crecimiento de los niños en España depende de la comunidad autónoma en que residan. La mayoría de las CC. AA. utilizan las GFORB pero en los últimos años se van implantado las GOMS en algunas de ellas.

El Estudio Español de Crecimiento12–14 muestra en sus resultados que no existen diferencias regionales apreciables en el crecimiento infantil, por lo que no parece justificado el empleo de diferentes patrones entre las CC. AA.

El debate sobre qué gráfica es la más apropiada en la valoración del crecimiento infantil y cuál es el punto de corte más adecuado para definir un problema nutricional determinado se ha visto estimulado en los últimos años por 3 elementos: la epidemia de obesidad en los países desarrollados6,33, la publicación en el año 2006 de las GOMS como propuesta de patrón de referencia mundial22–24 y por nuevos estudios que cuestionan la utilidad de esta propuesta14,17–19. En Europa, un estudio reciente34 indica que mayoritariamente los pediatras de AP utilizan gráficas basadas en la población nativa, siendo minoría (30%) los que utilizan las GOMS en su práctica habitual.

Las GOMS presentan limitaciones metodológicas porque solo la población de 0-5 años cumple los criterios que se argumentan como máxima ventaja para ser considerada referencia ideal (lactancia materna exclusiva y ausencia de limitaciones sociosanitarias). Pueden ser especialmente útiles para el seguimiento del lactante alimentado exclusivamente a pecho, sobre todo cuando surgen dudas acerca de la ganancia ponderal adecuada25,35. La mayoría de los expertos recomiendan, sobre todo para niños mayores de 5 años, el uso de gráficas basadas en datos nacionales de cada país y emplear las GOMS para comparaciones internacionales12–14,17–19,35.

En España, la Guía de Práctica Clínica sobre Prevención y Tratamiento de la Obesidad infantojuvenil33 recomienda utilizar las gráficas del Estudio Transversal de Orbegozo de 19882, al estar realizadas antes de iniciarse el incremento de obesidad, considerando el p90 y p97 del IMC como criterios de sobrepeso y obesidad, respectivamente. Los valores que definen obesidad y sobrepeso según esta guía se corresponden en el reciente Estudio Español del Crecimiento con percentiles inferiores a 97 (90-97 según edad y sexo) para obesidad y, aproximadamente, con el p85 para sobrepeso12–14. En las GOMS, los valores que definen sobrepeso en esta guía se corresponden con percentiles superiores al 97 en todas las edades analizadas en este trabajo (datos no mostrados).

El presente estudio tiene limitaciones. No incluye ninguna población externa, por lo tanto, los cambios en la prevalencia indicados en función de uno u otro patrón de referencia solo deben ser tenidos en cuenta en el caso de la aplicación de las GFORB en las GOMS o viceversa. En este sentido, las tablas 2 y 3 pueden ser una herramienta útil para verificar en la práctica clínica, que percentil extremo de una gráfica se corresponde con un determinado percentil de la otra. La cuantificación concreta del impacto sobre la prevalencia en función de que se use uno u otro patrón en una población determinada dependerá de la distribución específica de la variable analizada en dicha población, si bien el signo de la variación (incremento o decremento) será similar al obtenido en este trabajo. En España, los estudios de campo concuerdan con los datos del presente análisis36,37.

Otro aspecto importante es la limitación del percentil como valor de medida. Los percentiles se utilizan habitualmente en la clínica porque su interpretación es directa e intuitiva. Sin embargo, el mismo intervalo de valores de percentiles se corresponde a diferentes cambios en el peso, la talla o el IMC absolutos, según la parte de la distribución que esté involucrada31. Los percentiles establecen un punto de corte de sobrepeso/obesidad (o en su caso delgadez) pero no pueden categorizar el grado de la misma. Estos problemas no se observan cuando se emplean como referencia la puntuación Z: un intervalo fijo en la puntuación Z implica una diferencia fija en la talla, el peso o el IMC para los niños de una determinada edad. Por tanto, la puntuación Z sí constituye una herramienta útil para categorizar el grado de obesidad (o en su caso de delgadez)31. A pesar de estas limitaciones, se realiza el análisis basado en percentiles porque es la forma gráfica más habitual de representar en España los datos en los patrones de referencia1–3,6–14.

En resumen, este trabajo pone de manifiesto, por una parte, que los 2 patrones de medida y clasificación (GFORB/GOMS) presentan diferencias relevantes entre sí y, por otra, que en el momento actual en España el patrón de referencia utilizado en la CSI y/o en la HCPAP varía entre comunidades sin que existan razones objetivas para ello. Sería deseable aplicar en todo el país una única gráfica de distancia para la evaluación antropométrica en AP con percentiles «de corte» claramente resaltados. Se debería alcanzar un acuerdo para decidir qué gráfica utilizar y cuál es el valor que define el punto de corte para lo no saludable y/o patológico, ya que las evidencias disponibles no son suficientemente sólidas como para tomar decisiones no consensuadas.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Los siguientes pediatras aportan información acerca de las gráficas de crecimiento utilizadas en la cartilla de salud infantil y/o historia de salud en Atención Primaria, en sus respectivas comunidades autónomas:

  • Andalucía: Ana Martínez Rubio, Guadalupe del Castillo Aguas, Juan Ruiz-Canela Cáceres.

  • Aragón: Teresa Cenarro Guerrero.

  • Asturias: José Ignacio Pérez Candás.

  • Baleares: Iciar Miranda Berrioatergortua.

  • Canarias: Catalina Santana Vega.

  • Cantabria: Alberto Bercedo Sanz.

  • Castilla-La Mancha: Alicia Bonet Garrosa, Maria Angeles Olmos Berrocoso.

  • Castilla-León: M. Mercedes Garrido Redondo.

  • Cataluña: Elisa de Frutos Gallego.

  • Extremadura: Cecilia Matilde Gómez Málaga.

  • Galicia: Teresa Valls Durán.

  • La Rioja: José Vicente Bernard Usoz, Francisco Escudero Gimenez.

  • Madrid: María Aparicio Rodrigo.

  • Murcia: Sebastian Lorente García.

  • Navarra: Laura Borja Andreza, Jesus Soria Aznar.

  • P. Vasco: Pedro Jesús Gorrotxategi Gorrotxategi.

  • C. Valenciana: Esther Serrano Poveda.

  • Ceuta: Attila Saringer.

  • Melilla: Maria Reyes Sauvirón.

A Eva Suárez Vicent (Comunidad Valenciana), por la difusión de la solicitud a través de la intranet de la AEPAP.

A Mirella Jané, Blanca Prats Viedma (Cataluña), Helena Naranjo (Madrid) y Teresa Jordán (Baleares), por atender a nuestra petición dirigida a sus respectivos Departamentos de Salud autonómicos.

Bibliografía
[1]
B. Sobradillo, A. Aguirre, U. Aresti, A. Bilbao, C. Fernández-Ramos, A. Lizárraga, et al.
Curvas y tablas de crecimiento. Estudio longitudinal y transversal.
Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre, (2004),
[2]
Hernández M, Castellet J, Narvaiza J, Rincón J, Ruiz I, Sánchez E, et al. Curvas y tablas de crecimiento. Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo. 1.a ed. Bilbao: Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre. Madrid: Editorial Garsi; 1988.
[3]
C. Fernández, H. Lorenzo, K. Vrotsou, U. Aresti, I. Rica, E. Sánchez.
Estudio de crecimiento de Bilbao. Curvas y tablas de crecimiento (estudio transversal).
Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre, (2011),
[4]
Programa de Salud Infantil de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria 2009. Herramientas de consulta. Anexos técnicos [consultado 12 Feb 2014]. Disponible en: http://www.aepap.org/biblioteca/programa-de-salud-infantil
[5]
M. Muñoz Calvo, M. Hidalgo Vicario, J. Clemente Pollán.
Pediatría Extrahospitalaria. Fundamentos clínicos para Atención Primaria (anexo vi).
4.a ed., Ergón, (2008), pp. 1115-1134
[6]
L. Serra Majem, L. Ribas Barba, J. Aranceta Bartrina, C. Púrez Rodrigo, P. Saavedra Santana.
Obesidad infantil y juvenil en España. Resultados del Estudio enKid (1998-2000).
Med Clin (Barc), 121 (2003), pp. 725-732
[7]
A. Ferrández, L. Baguer, J.I. Labarta, C. Labena, E. Mayayo, B. Puga, et al.
Estudio longitudinal de niños españoles normales desde el nacimiento hasta la edad adulta. Datos antropométricos, puberales, radiológicos e intelectuales.
Fundación Andrea Prader, (2005), pp. 1-259
[8]
T. Durá Trave, I. Garralda Torres, J. Hualde Olascoaga, Grupo Colaborador de Navarra.
Estudio longitudinal del crecimiento en Navarra (1993 a 2007).
An Pediatr (Barc), 70 (2009), pp. 26-33
[9]
J. López-Siguero, J. Fernández García, J. De Luna Castillo.
Estudio transversal de talla y peso de la población de Andalucía desde los 3 años a la edad adulta.
BMC Endocrine Disorders, 8 (2008), pp. S4-S39
[10]
A. Carrascosa, D. Yeste, A. Copil, M. Gussinyé.
Aceleración secular del crecimiento. Valores de peso, talla e índice de masa corporal en niños, adolescentes y adultos jóvenes de la población de Barcelona.
Med Clin (Barc), 123 (2004), pp. 445-451
[11]
D. López de Lara, P. Santiago-Paniagua, M. Tapia-Ruiz, M. Rodríguez-Mesa, R. Gracia-Bouthelier, C. Carrascosa- Lezcano.
Valoración del peso, talla e IMC en niños, adolescentes y adultos jóvenes de la Comunidad Autónoma de Madrid.
An Pediatr (Barc), 73 (2010), pp. 305-319
[12]
A. Carrascosa Lezcano, J. Fernández García, C. Fernández Ramos, A. Ferrández Longás, J.P. López-Siguero, E. Sánchez González, et al.
Estudio transversal español de crecimiento 2008. Parte II: valores de talla, peso e índice de masa corporal desde el nacimiento a la talla adulta.
An Pediatr (Barc), 68 (2008), pp. 552-569
[13]
A. Ferrández Longas, A. Carrascosa Lezcano, E. Sánchez González.
Estudio longitudinal español de crecimiento 1978/2000. 12 Carpetas-talonario de gráficas y tablas.
Pfizer S.A., (2009), pp. 6988-6991
[14]
A. Carrascosa, J.M. Fernández, A. Ferrández, J.P. López-Siguero, D. López, E. Sánchez, et al.
Estudios españoles de crecimiento 2010.
Rev Esp Endocrinol Pediatr, 2 (2011), pp. 59-62
[15]
C.M. Wright, I.W. Booth, J.M. Buckler, N. Cameron, T.J. Cole, M.J. Healy, et al.
Growth reference charts for use in the United Kingdom.
Arch Dis Child, 86 (2002), pp. 11-14
[16]
E. Cacciari, S. Milani, A. Balsamo, E. Spada, G. Bona, L. Cavallo, et al.
Italian cross-sectional growth charts for height, weight and BMI (2 to 20 yr).
J Endocrinol Invest, 29 (2006), pp. 581-593
[17]
P.B. Juliusson, M. Roelants, K. Hoppenbrouwers, R. Hauspie, R. Bjerknes.
Growth of belgian and norwegian children compared to the WHO growth standards: Prevalence below –2 and above+2 SD and the effect of breastfeeding.
Arch Dis Child, 96 (2011), pp. 916-921
[18]
A.S. Rosario, A. Schienkiewitz, H. Neuhauser.
German height references for children aged 0 to under 18 years compared to WHO and CDC growth charts.
Ann Hum Biol, 38 (2011), pp. 121-130
[19]
A. Saari, U. Sankilampi, M.L. Hannila, V. Kiviniemi, K. Kesseli, L. Dunkel.
New finnish growth references for children and adolescents aged 0 to 20 years: Length/height-for-age, weight-for-length/height, and body mass index-for-age.
[20]
F. Haschke, M.A. Van’t Hof, Euro-Growth Study Group.
Euro-Growth references for length, weight, and body circumferences.
J Pediatr Gastroenterol Nutr, 31 (2000), pp. S14-S38
[21]
M. De Onis, C. Garza, C. Victora, A. Onyango, E. Frongillo, J. Martines.
El estudio Multi-centro de la OMS de las referencias del crecimiento: planificación, diseño y metodología.
Food Nutr Bull, 25 (2004), pp. S15-S26
[22]
M. De Onis, A. Onyango, E. Borghi, A. Siyam, M. Blössner, C. Lutter, et al.
Worldwide implementation of the WHO Child Growth Standards.
Public Health Nutr., 15 (2012), pp. 1603-1610
[23]
WHO Child Growth Standards [consultado 22 Feb 2014]. Disponible en: http://www.who.int/childgrowth/en
[24]
De Onís M, Onyango A, Borghi A, Siyam A, Nashida C, Siekmann J. Elaboración de un patrón OMS de crecimiento de escolares y adolescentes. 2007 [consultado Dic 2013]. Disponible en: http://www.who.int/growthref/growthref_who_bull_es.pdf
[25]
E. Sánchez González, A. Carrascosa Lezcano, J. Fernández García, A. Ferrández Longás, D. López de Lara, J. López-Siguero.
Estudios españoles de crecimiento: situación actual, utilidad y recomendaciones de uso.
An Pediatr (Barc), 74 (2011),
[26]
E.E. Ziegler, S.E. Nelson.
Growth charts compared.
Nestle Nutr Workshop Ser Pediatr Program, 65 (2010), pp. 197-210
[27]
A. Ayerza Casas, G. Rodríguez Martínez, M.P. Samper Villagrasa, J. Fuertes Fernández-Espinar, P. Broto Cosculluela, M.P. Collado Hernández, et al.
Diferencias entre los estándares de referencia para el peso en niños de hasta 18 meses de edad.
Nutr Hosp, 25 (2010), pp. 838-844
[28]
M.H. DeGroot.
Probabilidad y estadística.
Addison-Wesley Iberoamericana, (1988),
[29]
J. Argente.
Aspectos actuales de la talla baja idiopática (TDI).
An Pediatr (Barc), 68 (2008), pp. 13-25
[30]
Martínez Costa C, Pedrón Giner C. Valoración del estado nutricional. En: Protocolos diagnósticos terapéuticos en Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP. 2ª ed. Editorial Ergón; 2010 [consultado Mayo 2013]. Disponible en: http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/valoracion_nutricional.pdf
[31]
Comité de Expertos de la OMS. El estado físico. Uso e interpretación de la antropometría. 1993 [consultado Abril 2014]. Ginebra. Disponible en: http://whqlibdoc.who.int/trs/WHO_TRS_854_spa.pdf
[32]
T. Durá Travé, Grupo Colaborador de Navarra.
¿Son válidas las curvas y tablas de crecimiento españolas actuales?.
[33]
Ministerio de Sanidad y Política Social. Guía de Práctica Clínica sobre la Prevención y el Tratamiento de la Obesidad Infantojuvenil. 2009 [consultado Mar 2013]. Disponible en: http://www.gencat.cat/salut/depsan/units/aatrm/pdf/gpc_obesidad_infantojuvenil_aatrm09.pdf
[34]
P. Scherdel, J.-F. Salaün, M.-N. Robberecht-Riquet, L. Reali, G. Páll, E. Jäger-Roman, et al.
Growth monitoring: A survey of current practices of primary care paediatricians in Europe.
[35]
D. Turck, K.F. Michaelsen, R. Shamir, C. Braegger, C. Campoy, V. Colomb, et al.
World Health Organization 2006 child growth standards and 2007 growth reference charts: A discussion paper by the Committee on Nutrition of the European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition.
J Pediatr Gastroenterol Nutr, 57 (2013), pp. 258-264
[36]
M.I. Espín Ríos, D. Pérez Flores, J.F. Sánchez Ruiz, D. Salmerón Martínez.
Prevalencia de la obesidad infantil en la Región de Murcia, valorando distintas referencias para el índice de masa corporal.
An Pediatr (Barc), 78 (2013), pp. 374-381
[37]
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Estudio Aladino. Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad física, Desarrollo infantil y Obesidad en España 2011 [en Internet]. Madrid; 2013 [consultado Mar 2013]. Disponible en: http://www.naos.aesan.msps.es/naos/ficheros/investigacion/Articulo_ALADINO.pdf
Copyright © 2014. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.