Información de la revista
Vol. 75. Núm. 3.
Páginas 217-219 (Septiembre 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 75. Núm. 3.
Páginas 217-219 (Septiembre 2011)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2010.11.008
Acceso a texto completo
Tuberculosis endobronquial como causa de neumonía refractaria
Endobronchial tuberculosis as a cause of refractory pneumonia
Visitas
...
V. Arreo Del Val??
Autor para correspondencia
vaivyfu@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, V. Díaz Marugán, R. Alcobendas
Servicio de Pediatría, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

La tuberculosis pulmonar se puede manifestar con clínica y radiología de neumonía aguda. En estos casos, suele sospecharse ante la falta de mejoría del cuadro con un tratamiento antibiótico empírico adecuado. Se presenta un caso clínico de tuberculosis pulmonar que debutó con clínica de neumonía aguda refractaria.

Niña de 2 años que ingresa procedente de otro hospital con diagnóstico de neumonía, sin derrame pleural que no mejora a pesar de tratamiento antibiótico.

En el hospital de origen se había iniciado tratamiento con cefotaxima y 3 días después se asoció claritromicina al no objetivarse mejoría. Al sexto día se añadió vancomicina al tratamiento, pero persistían la fiebre alta, la dificultad respiratoria y la afectación del estado general. La paciente precisaba oxigenoterapia. Se realizó una ecografía torácica que no evidenció derrame pleural y se remitió a nuestro hospital para continuar el estudio.

A su llegada a nuestro centro, presenta fiebre elevada de una semana de evolución, acompañada de tos productiva y dificultad respiratoria, así como vómitos con la tos. No tiene antecedentes personales de interés. Las inmunizaciones habían sido correctas y no había sido vacunada con BCG. Su familia es de origen marroquí y en su domicilio conviven dos padres, un tío, dos abuelos, una hermana de un año y la paciente. No constan enfermedades conocidas en la familia.

En la exploración física presenta un regular estado general con taquipnea y tiraje leve, y tos productiva intensa. No tiene signos de deshidratación; buena coloración de piel y mucosas. No presenta adenopatías importantes. A la auscultación pulmonar se objetiva hipoventilación marcada en el hemitórax derecho, con murmullo vesicular conservado en base, y auscultación de soplo tubárico en el vértice derecho. No se hallan otras alteraciones a la exploración.

Ingresa en planta, se mantiene el tratamiento del hospital de origen y se realiza una radiografía de tórax en la que se observa una extensa opacificación del hemitórax derecho (fig. 1). Ante estos hallazgos, se continúa el estudio con una TC de tórax en la que se aprecian calcificaciones paratraqueales e hiliares derechas, consolidación subtotal del pulmón derecho con bronquiectasias, y obstrucción del bronquio principal derecho en su origen (fig. 2).

Figura 1.

Radiografía de tórax. Opacificación completa de los tres cuartos inferiores del hemitórax derecho. Bronquiectasias en lóbulo superior derecho.

(0,1MB).
Figura 2.

TC de tórax. A) Consolidación subtotal del pulmón derecho con broncograma aéreo. Calcificaciones paratraqueales e hiliares derechas, probablemente en relación con adenopatías calcificadas por enfermedad tuberculosa. B) Reconstrucción en plano coronal. Obstrucción del bronquio principal derecho en su origen, con consolidación del pulmón derecho y bronquiectasias.

(0,29MB).

Ante la sospecha radiológica de tuberculosis pulmonar, se cambia el tratamiento a isoniacida, rifampicina, pirazinamida y etambutol, asociándose meropenem y glucocorticoides (indicados al tratarse de una lesión endobronquial avanzada1). La fiebre y el estado general mejoraron rápidamente y dejó de precisar oxigenoterapia. Se realizó una prueba de intradermorracción con tuberculina que fue positiva (10mm de induración).

Dada la oclusión del bronquio principal derecho objetivada en la TC de tórax, el servicio de neumología realizó una fibrobroncosopia en la que se encontró un granuloma que ocupaba más del 90% de la luz bronquial. A las 48h se realizó, bajo anestesia general, una cirugía endoscópica mediante broncoscopia rígida en la que se extirparon, mediante la extracción con pinzas de fragmentos de los granulomas («a bocados») hasta su total eliminación, varios granulomas de gran tamaño que obstruían la luz bronquial, y se realizó una permeabilización parcial de ésta. Las baciloscopias en el jugo gástrico, el esputo, el aspirado bronquial y el lavado broncoalveolar fueron negativas.

En el control radiológico tras la cirugía se comprobó resolución de la atelectasia del lóbulo inferior derecho y una mejoría clara de la aireación del pulmón derecho. La auscultación pulmonar resultó prácticamente normal al alta.

Cada vez resulta más habitual encontrar casos de tuberculosis en nuestro medio. Uno de los principales motivos es la gran afluencia de inmigrantes de zonas endémicas. Los pacientes pediátricos no son una excepción y debe preocupar a la comunidad médica que se estén detectando cada vez más casos de pacientes de corta edad con enfermedad tuberculosa grave. A esto hay que añadir la aparición de cepas resistentes y la dificultad para identificar el foco de transmisión y los posibles contactos.

El caso clínico presentado describe una forma endobronquial de tuberculosis pulmonar. La radiografía de tórax es un método diagnóstico poco sensible y específico para el diagnóstico de adenopatías paratraqueales y subcarinales2-4. Sin embargo, la TC torácica con contraste es muy precisa para detectar adenopatías5 y en muchos casos, como el nuestro, permite llegar al diagnóstico.

Bibliografía
[1]
D. Moreno-Pérez, A. Andrés Martín, N. Altet Gómez, F. Baquero-Artigao, A. Escribano Montaner, D. Gómez-Pastrana Durán, et al.
Diagnóstico de la tuberculosis en la edad pediátrica. Documento de consenso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP) y la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP).
An Pediatr (Barc), 73 (2010),
[2]
G.H. Swingler, G. Du Toit, S. Andronikou, L. Van der Merwe, H.J. Zar.
Diagnostic accuracy of chest radiography in detecting mediastinal lymphadenopathy in suspected pulmonary tuberculosis.
Arch Dis Child, 90 (2005), pp. 1153-1156
[3]
D. Gómez-Pastrana, A. Carceller-Blanchard.
¿Debe realizarse una tomografía computarizada torácica a los niños con infección tuberculosa sin enfermedad aparente?.
An Pediatr (Barc), 67 (2007), pp. 585-593
[4]
C. Delacourt, T.M. Mani, V. Bonnerot, J. De Blic, N. Sayeg, D. Lallemand, et al.
Computed tomography with normal chest radiograph in tuberculous infection.
Arch Dis Child, 69 (1993), pp. 430-432
[5]
S. Andronikou, E. Joseph, S. Lucas, S. Brachmeyer, G. Du Toit, H. Zar, et al.
CT scanning for the detection of tuberculous mediastinal and hilar lymphadenopathy in children.
Pediatr Radiol, 34 (2004), pp. 232-236
Copyright © 2010. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.